Archivo de la etiqueta: Rafael Correa

CORREA: AMÉRICA LATINA NO PERMITIRÁ UNA INTERVENCIÓN DE EE.UU. EN VENEZUELA

correa.jpg_1718483346

“La absurda orden ejecutiva de EE.UU. contra Venezuela es solo una estrategia para lograr la intromisión”, dijo el Presidente ecuatoriano.

Tomado de TeleSurTv

http://www.telesurtv.net/news/Correa-America-Latina-no-permitira-una-intervencion-de-EE.UU.-en-Venezuela–20150418-0019.html

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, afirmó este sábado que América Latina “no permitirá una intervención de Estados Unidos (EE.UU.) en Venezuela”, en el marco de las constantes agresiones que ha denunciado el gobierno encabezado por Nicolás Maduro.

En su acostumbrado programa semanal Enlace Ciudadano, el jefe de Estado ecuatoriano reiteró el rechazo al documento emitido el pasado 9 de marzo por EE.UU., en el que la Casa Blanca calificó a Venezuela como una “amenaza inusual y extraordinaria”.

Al respecto, el Presidente calificó de absurda la orden ejecutiva contra Venezuela. “¿Quién se puede tragar ese cuento? Ni toda América Latina junta representaría un peligro para la seguridad nacional de Estados Unidos”.

Correa afirmó que tal orden “es solo una estrategia para lograr la intromisión en Venezuela (…) pero eso América Latina del siglo XXI jamás lo permitirá”.

Relaciones de EE.UU. y Cuba

Por otro lado, recordando la VII Cumbre de las Américas realizada el fin de semana pasado en Panamá; Correa saludó el acercamiento entre el presidente de Cuba, Raúl Castro y el mandatario estadounidense, Barack Obama.

“Estamos contentos por el acercamiento (…) Pero aún falta un largo camino por resolver, falta devolver Guantánamo, y sobre todo que se detengan las injerencias en nuestra región”, agregó.

También saludó la resistencia de Cuba, que “después de tantas décadas ahí sigue el pueblo cubano más libre y soberano que nunca”; y aseguró que Cuba aguantó por años lo que “cualquiera de nuestros países no aguantaría ni tres meses”.

En contexto

Rafael Correa participó el pasado fin de semana en la VII Cumbre de Américas realizada en Panamá. En el evento, aprovechó para ratificar su voluntad de consolidar un continente de paz que sepa defender su soberanía.

Del mismo modo, el mandatario expresó que las acciones del presidente de Estados Unidos (EE.UU.) Barack Obama son incoherentes, en su intento de lograr un verdadero acercamiento diplomático en América Latina.

CORREA: “NO ES CASUALIDAD”

correa f

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, volvió a denunciar la existencia de una estrategia internacional para desgastar a los gobiernos progresistas en América Latina, informa Telesur.

“¿Cree que es casualidad que lo mismo le ocurra a Dilma Rousseff en Brasil, a Nicolás Maduro en Venezuela, le ocurría a Evo Morales en Bolivia hasta que arrasó en las elecciones, le ocurre a Cristina Fernández en Argentina, le ocurre incluso a Michelle Bachelet en Chile? Todos gobiernos de izquierda, ¿a qué gobierno de derecha le ocurre esto?”, declaró Correa durante una entrevista.

El presidente ecuatoriano precisó que esta estrategia se basa en una combinación de violencia en las calles y manipulación mediática, y que opera a nivel internacional.

Correa enmarcó en esta estrategia las marchas que sectores de la oposición en Ecuador convocaron para la tarde del jueves en protesta por las reformas laborales y la aprobación de aranceles a determinadas importaciones, y que consideró “un fracaso total”.

Así como las convocadas a escala global contra las políticas sociales.  “Las estimaciones son que en la marcha opositora en Quito (capital) participaron unas 4 mil 500 personas, menos que en una marcha pasada en noviembre. La estrategia es acumular fuerza y lo que están es desacumulando’’, expresó Correa. En una entrevista desde la ciudad de Riobamba (centro), el mandatario ecuatoriano recalcó que los imperios usan la fuerza o violencia en las calles y la manipulación mediática concertada en una campaña internacional. “¿Cree que es casualidad que lo mismo le ocurra a Dilma Rousseff en Brasil, a Nicolás Maduro en Venezuela, le ocurría a Evo Morales en Bolivia hasta que arrasó en las elecciones, le ocurre a Cristina Fernández en Argentina, le ocurre incluso a Michelle Bachelet en Chile? Todos gobiernos de izquierda. ¿A qué gobierno de derecha le ocurre esto?”, reflexionó Correa durante la entrevista.  La violencia en las marchas suscitadas el jueves en la nación, dejaron seis policías heridos y dos detenidos. Los manifestantes expresaron su rechazo a las reformas laborales, a la aplicación de salvaguardias arancelarias a una parte de las importaciones, y a la Ley de Tierras y de Aguas.  Correa recalcó que la exigencia de los opositores es infundada, dado que las leyes son consultadas en la Asamblea, y la mayoría de ecuatorianos ha aprobada estas medidas. Denunció por otro lado que en Riobamba, los opositores agredieron a una caravana motorizada que recorría la ciudad, antes de las protestas. “Hicimos una caravana, una marcha festiva con niños, mujeres, sacerdotes, familias enteras, íbamos cantando (…) y de repente vemos que viene una turba con piedras con botellas y eran esta gente, los tirapiedras, que habían acabado su plantón o marcha (…) y se abalanzan contra nuestra marcha y empiezan a tirar piedras”, indicó el mandatario. Recordó que la oposición actúa contrario a los principios que pregonan, tanto en el país en la región. “Hablan de democracia, de paz, de no criminalización de la protesta social y los violentos son ellos”.   Defensa Pública: Sanciones de EE.UU. a Venezuela son invasivas CONTEXTO Tras las agresiones de Estados Unidos contra Venezuela, Correa expresó su respaldo al Gobierno de Nicolás Maduro, y rechazó la idea de que Venezuela pueda representar una supuesta amenaza como afirma el presidente estadounidense Barack Obama en un decreto. “¿Se imagina, la situación de Venezuela una amenaza a los Estados Unidos? ¿Quién puede creer esta tontería?”. Tal vez sea la política exterior, porque lo que busca Estados Unidos es desestabilizar a los gobierno progresistas, y como no han podido desestabilizar a Maduro, su resistencia si es un peligro a su política exterior”, expresó el jefe de Estado en su programa Enlace Ciudadano. En ese sentido consideró que el país norteamericano “no tiene moral de hablar de Derechos Humanos porque ellos incurren en su violación”. “¿Estados Unidos puede hablar de Derechos Humanos?, la pena de muerte es rechazada por todas las instancias de Derechos Humanos y existe en Estados Unidos (…) los asesinatos selectivos sin juicios previos, por medio de drones”, dijo.

 

© FLICKR/ CANCILLERÍA DEL ECUADOR

Por una Patria Grande mejor : Al habla con Rafael Correa

Entrevista al Presidente de Ecuador

En entrevista exclusiva para BOHEMIA, el presidente ecuatoriano repasa estos siete años de su mandato

Por SUSADNY GONZÁLEZ RODRÍGUEZ

 “El sol se fue volteando sobre las cosas y les devolvió su forma”, diría Juan Rulfo. Después de tanta oscuridad el amanecer se manifestó único, hace unos siete años, sobre ese paraje diverso cruzado por el paralelo cero, y la luz que irradia un hombre llamado Rafael Correa Delgado se hizo esperanza. Fue un Cotopaxi -uno de los volcanes más activos del mundo- frente al trazado de colonización heredado. Era su destino ser presidente y fundar una Revolución Ciudadana, que cual Chimborazo descuella en todo el planeta y se sostiene con el mismo grado de persistencia que la fauna endémica de las Islas Galápagos; conserva la esencia sociocultural de modelo autóctono hecho al andar -el hombre por encima del capital-, para que, como en el espejo de agua del río Napo, las generaciones del mañana puedan mirarse agradecidas.

Aunque la oligarquía mediática  lo tacha de nuevo caudillo, no persigue el liderazgo, “buscamos -me dice- ser útiles para nuestra patria y la Patria Grande, ni siquiera ser necesarios. Si eso requiere liderar algo, ahí estaremos, para denunciar un orden que considero no solo injusto, sino inmoral”.

Para muchos, Correa sintetiza el carisma y las fortalezas históricas de Eloy Alfaro, Velasco Ibarra y Jaime Roldós. Porta en sí mismo las identidades de las cinco regiones del Ecuador. Sus más cercanos colaboradores reconocen en él esa voluntad indomable y un pragmatismo que no eclipsa el idealismo que lo define como un estadista de este tiempo. Tal vez, estiman algunos, el ejercicio del poder ha hecho mella en la cautivadora ironía que sedujo a tantos mientras se desempeñaba como ministro de Economía, el más joven que ha dado su país. Fue cuando empezó a revelarse contra el modelo artesano de tanta pobreza y exclusión. Entonces el mundo comenzó a escuchar sus ideas a prueba de balas. Lo creían, como ahora, capaz de enfrentarse al sistema, y ganarle.

2-correa

La autenticidad, opina Correa, es el secreto del respaldo ciudadano
que lo privilegia por encima otros jefes de Estado  

-Usted goza de un respaldo ciudadano que lo privilegia por encima de otros jefes de Estado. ¿A qué debe esta confianza?

A la autenticidad. Hemos cometido errores pero el pueblo ecuatoriano sabe que somos gente trabajadora, sacrificada, como ellos, que podemos equivocarnos, pero jamás traicionar. Precisamente por ese inmenso apoyo popular, por el éxito de nuestras políticas somos más peligrosos, porque creen que una política que desafía al sistema no puede tener éxito.

-¿Cuán difíciles han sido estos siete años de gobierno?

-Siempre liderar un país como Ecuador, ser presidente, es más difícil que gobernar EE.UU., donde hasta con un Bush funciona solito. Nosotros, trabajando siete días de la semana, 16 horas diarias, con un extraordinario equipo -no somos tan inútiles-, y no alcanzamos. Son procesos y problemas más complejos. Han sido años duros, con desilusiones muy grandes, pero con la inmensa satisfacción de servir a nuestro pueblo, y tal vez dejarle a las futuras generaciones un país mejor del que encontramos.

-¿Sobre qué se sustenta esa esperanza que afirma se ha recuperado en estos años de Revolución Ciudadana?

Foto Durante su mandato ha invertido 30 veces más en educación que los
últimos siete gobiernos ecuatorianos en conjunto

-Sí, lo dije el 24 de mayo al asumir mi último mandato, tras la reelección en febrero. Encontré un país destrozado. En diez años habíamos tenido siete presidentes. En el 99 tuvimos probablemente la peor crisis de la historia. No éramos un país con gran tradición migratoria y salieron cerca de dos millones de personas en cuatro o cinco años. Es fácil hablar en números, pero en la provincia de Chimborazo más del 50 por ciento de los niños se crían sin sus padres. Empezó el suicidio infantil porque papá y mamá estaban en España y no podían regresar porque no estaban legalizados. Fue una tragedia nacional. Servicios públicos de pésima calidad, falta de educación, de salud, de carreteras. Nos habían convencido de que así tenía que ser, porque éramos inútiles, ¿no? En estos siete años hemos demostrado que puede ser diferente. El pueblo se ha despertado, ha recuperado la fe en ellos mismos, la esperanza, la cohesión social. Hay un proyecto nacional. Ese cambio de actitud es más importante que toda la obra física.

-Ha depositado mucha confianza en los jóvenes…

-Tal vez por mi trayectoria como educador. Cuando fui presidente de la Federación de (estudiantes), en una universidad de derecha, una de las cosas que me criticaron fue que no había dejado relevo. Siempre se me quedó grabada esa crítica. Hemos sido muy cuidadosos, no en designar un relevo, pero sí en crear cuadros que puedan tomar la punta. Estoy muy esperanzado, veo jóvenes brillantes que pueden hacer las cosas mucho mejor que nosotros.

-Quizás por eso apuesta por una sociedad del conocimiento como clave del futuro, respaldada con una gran inversión.

-Lo más importante que estamos haciendo es la revolución educativa. Sin educación, Cuba bien lo sabe, no hay presente ni futuro. Además, es un objetivo estratégico. Sabemos que los recursos naturales se agotan. No vamos a caer en el infantilismo de la izquierda boba de creer que superar el extractivismo es no explotar el petróleo. Volveríamos a la economía recolectora. Superar la economía extractivista es movilizar los recursos para desarrollar otros sectores, sobre todo la economía del conocimiento, del talento humano, de las ideas, la única que se basa en recursos ilimitados. Enfatizamos desde la educación inicial hasta maestrías. Tenemos más de siete mil jóvenes becados alrededor del mundo.

-Nuestra América está urgida de un modelo de desarrollo alternativo al neoliberalismo. ¿Cuáles son esas nociones que ensaya el socialismo del buen vivir que ustedes defienden?

 

3-correa

Para asegurar el derecho al agua se construyen
seis megaproyectos
(Foto: Secretaría Nacional
de Planificación y Desarrollo de Ecuador)

-Es un nuevo concepto de desarrollo. El mundo en el siglo XXI vive el imperio del capital, los ciudadanos de EE.UU. piensan que esto se evidenció en la crisis, perdían los ciudadanos pero no perdían los bancos, las transnacionales. El año pasado el creador de Facebook ganó más de dos mil millones de dólares. El socialismo del siglo XXI defiende la supremacía del ser humano por encima del capital, y donde el poder no es de una élite sino de las mayorías. Creo que uno de los errores del socialismo tradicional fue negar el mercado. Una cosa es el mercado gobernando sociedades, y otra, las sociedades gobernando al mercado; ese es el socialismo del siglo XXI: una vía alternativa, que no la acumulación por acumular. Se necesitan condiciones materiales para el buen vivir: dignidad, libertad, armonía con otros seres humanos, con otras culturas.

-A pesar de los avances constitucionales, ¿cuánto queda por hacer respecto a la violencia de género?

Mucho, pero eso no se resuelve solamente con leyes y decretos, sino con educación, con ejemplo. Hay atavismos culturales centenarios que debemos superar rápido: inequidad de género, violencia intrafamiliar. Los avances son enormes. Hay espacios que los están ocupando las mujeres. En nuestra Asamblea tenemos la presidenta más joven de Latinoamérica y hasta del mundo. Tenemos la única corte nacional de justicia con estricta equidad de género. A nivel de gabinete mantenemos 40 por ciento de participación de la mujer. Son cosas emblemáticas que implican un cambio cultural.

-Su gobierno enfrenta el desafío de la pobreza y diversificación de la matriz productiva. En ese desvelo el Parque Nacional Yasuní alberga la llave para el desarrollo. La decisión de explotar la zona fue, dijo, una de las más difíciles de su mandato. También lo es para los pueblos que han padecido la explotación extractivista y exigen la consulta popular. ¿Ha valorado la posibilidad del diálogo con las organizaciones sociales involucradas?

-No. Porque del ciento por ciento, el diez serán auténticos, los demás son los oportunistas de siempre que se han opuesto a todo, a la reforma educativa, de salud, y ni siquiera conocen el Yasuní. Apenas han reunido la tercera parte de las firmas que necesitan. Probablemente, la decisión del Yasuní haya sido la más dura de mi vida, (pero) no estoy para contentar a todo el mundo sino para cumplir con mi responsabilidad, y no podemos ser tontos útiles. Los países hegemónicos sí nos venden hasta el conocimiento y quieren que nos muramos de hambre pero no toquemos nuestra selva. ¿Cuánta selva virgen tiene EE.UU.? Que no exijan al resto lo que ellos nunca hicieron. En todo caso la intervención del Yasuní será menos del uno por mil. No es que nos da la clave para salir de la pobreza, pero sí importantes recursos para superarla, pues la pobreza también afecta al medioambiente. La principal fuente de contaminación de nuestra agua dulce no es el petróleo, ni la minería; son las aguas servidas de la ciudad, y para resolver eso necesitamos miles de millones de dólares que nos puede dar la explotación responsable del Yasuní. 5-correa tasa desempleo

El país posee la tasa de desempleo más baja de Sudamérica (Infografía: SNPD)

-Ecuador se ha revelado abiertamente contra las transnacionales. Si bien la mano sucia de Chevron es una verdad irrefutable, ¿cree posible juzgar al capital?

-Es casi imposible. El juicio moral lo hemos ganado. En La Haya probablemente nos destrocen, tenemos la verdad de nuestro lado pero eso es un detalle irrelevante en estos tribunales que no fueron creados para defender a los Estados, todo está en función del gran capital. Es una de las cosas de las que tiene que liberarse América Latina. Hacerlo individualmente sería un suicidio, pero en conjunto seremos nosotros quienes pongamos las condiciones. Es una de las labores urgentes de la integración.

-Organizaciones sociales muestran preocupación de que el país pierda su soberanía productiva, cognitiva, alimentaria, económica y política, a partir de un acuerdo comercial con la Unión Europea. ¿Cómo negociar para que el acuerdo propenda a un comercio justo y no a un libre comercio?

-Como lo estamos haciendo: poniendo líneas rojas que no estamos dispuestos a traspasar. Hasta ahora no hemos comprometido nada. Ha habido flexibilidad de la Unión Europea, veremos el resultado final; si nos conviene, firmamos. No estamos negociando un tratado de libre comercio. También las acciones dependen no solo de lo que uno hace, sino de lo que hagan los vecinos. La principal producción no petrolera del Ecuador es el banano, y con la firma de libre comercio entre Colombia y la Unión Europea el banano colombiano entra más barato que el nuestro.

-¿Qué lectura se desprende de la renuncia al Tratado de Preferencias Arancelarias (ATPDEA) con EE.UU., su principal socio comercial? ¿Cuál fue el costo económico?

4-correa oara asegurar

La petrolera Chevron legó a la selva ecuatoriana entre 1964 y 1992, un
calamitoso panorama de muerte y deterioro ecológico por el cual debe
pagar 19 mil millones, condena que pretende endosar al Estado
mediante una campaña de desprestigio
(Foto: Embajada del Ecuador)

-Ecuador a estas alturas no va a aceptar chantajes de nadie. El ATPDEA significaba 50 millones anuales, que puede cubrir el país. En el inicio fue una compensación por la lucha antidroga, como siempre en el camino se pervirtió y derivó en un instrumento de chantaje: te portas bien o te quito las preferencias arancelarias. Ecuador no es limosnero de nadie. Es más, rehusamos el ATPDEA cuando nos amenazaron si le dábamos asilo a Snowden, que es nuestro derecho soberano. Dijimos: quédense con sus 50 millones, y si quieren le damos esa cifra para capacitarlos en decencia, derechos humanos y derecho internacional.

-La injerencia en el país quedó manifiesta con el financiamiento por la National Endowment for Democracy de una agencia de noticias. Entre las modalidades desestabilizadoras le ha tocado lidiar contra el poder mediático que se pronuncia en nombre de la libertad de expresión…

-Para ellos la libertad de expresión es CNN. Estas máquinas de destrucción masiva llamadas medios de comunicación son una extensión del imperio del capital. Lo de la National Endowment for Democracy es una prueba más de todas las infiltraciones que tenemos. Miren qué insulto recibir cooperación, léase para oponerse a los gobiernos progresistas y mantener el status quo. ¿Cómo actuaba la Usaid? Asesoraban a la Asamblea para crear leyes. ¿Qué se creen? Nosotros también le vamos a mandar programas para fortalecer la democracia en EE.UU., que es un sistema terriblemente imperfecto, unipartidista. ¿En qué se diferencia el partido Demócrata del Republicano? Estos son los peligros que enfrentamos los que queremos una América libre, soberana y no inclinamos la cabeza.

-¿Cómo podrían los medios contribuir al desarrollo?

mujeres

“En nuestra Asamblea tenemos la presidenta más joven de Latinoamérica
y hasta del mundo. Tenemos la única corte nacional de justicia con
estricta equidad de género y a nivel de gabinete mantenemos 40 por
ciento de participación femenina

-Muchísimo. Ellos conforman la opinión pública; eso define la concepción de sociedad, la cohesión, el apoyo a un gobierno. Igual pueden destruir reputaciones, vidas, sociedades. Lo mejor que puede tener una sociedad es una buena prensa que cumpla con su labor de comunicación. Imagínese la contradicción: negocios proveyendo un derecho a la información sin que nadie lo controle porque sería atentar contra la libertad de expresión. La sociedad tiene el derecho de controlar todo poder, más el mediático. El problema de base está en la propiedad privada de esos medios. Debe haber otras formas: propiedad comunitaria, pública, etc.

-Su país acomete una modernización militar al margen de la Casa Blanca. ¿A qué responde este rearme?

-Cuidado, no es rearme. Ha aumentado el gasto militar y es motivo de preocupación, pero sobre todo por sueldos, salarios, mejores condiciones de vida para nuestros soldados. Hemos hecho estudios y creemos que podemos garantizar la defensa nacional con menos efectivos. Se han recuperado cosas que no teníamos, no funcionaban los radares, por eso Uribe nos pudo bombardear impunemente con la CIA en marzo de 2008.

-Me refería específicamente al dron de alto valor tecnológico y estratégico que acaban de adquirir.

-Eso es parte de una política integral, de desarrollo de ciencia y tecnología y diversificación de la matriz productiva. Cuando llegué al gobierno había un solo helicóptero que volaba. ¿Se imagina? El 40 por ciento del territorio nacional es selva y no existía fuerza aérea. Ya se han comprado y arreglado helicópteros, tenemos un escuadrón de 18 Super Tucano, aviación supersónica contra el narcotráfico, compramos 12 Cheetah de segunda mano a Sudáfrica; esas han sido las inversiones gruesas.

-¿Cómo materializar hoy la declaración de América Latina “Zona de Paz” aprobaba por la Celac?

3-correa

La ley orgánica de comunicación, aprobada en junio pasado, apunta a
recomponer el paisaje mediático y redistribuir el espectro en un 33 por
ciento para los medios públicos, otro 33 para los comerciales y 34
para los comunitarios

-Muy contundente la declaración. Es un gran paso, pero no nos equivoquemos, la paz no es solo ausencia de guerra o imposición de la fuerza militar. Otras fuerzas se imponen día a día: las de las élites, los sistemas perversos y excluyentes. También es violencia la intolerable contradicción entre ricos y pobres. Debemos entender la paz como presencia de justicia, equidad, dignidad, y ahí nos falta mucho por trabajar. No se va a resolver con una declaración, sino con el trabajo cotidiano y la integración latinoamericana.

-¿Cuáles son sus criterios sobre la izquierda latinoamericana y el rol de los movimientos sociales?

-Hay una supuesta izquierda, la que lo pervierte todo. Ahora ser de izquierda para ellos es ser pro aborto. O sea, que si el Che Guevara, que era médico, estaba contra el aborto, ¿era de derecha? Es absurdo. En las urgencias de América Latina nos desgastamos en lo del aborto, el matrimonio gay, cuestiones morales o el ecologismo infantil. Quieren que la gente se muera de hambre para mantener intactos nuestros recursos y no se dan cuenta de que así no somos funcionales. Los bienes ambientales son públicos. El aire puro que produce la selva amazónica lo disfruta todo el planeta y lo consumen los contaminadores globales que destruyen esos bienes. Ellos producen conocimiento, que también es un bien público, de muy fácil acceso, pero si quiero un software debo pagarlo porque hasta puedo ir preso. Ponen barreras institucionales, pero no se comprometen con nada, y hay gente que los apoya ingenuamente. Mucha de esa izquierda infantil colabora con este onegecismo (relativo a las ONG) guiado desde el exterior que nos impone: no talen, muéranse de hambre, cuando ellos destruyen la naturaleza sin compensarnos en nada. Imagínese que sea la izquierda la que le exija a los gobiernos no aprovechar los recursos; es condenarnos al fracaso y de paso ser funcionales a la derecha.

correa fidel

Fidel es una leyenda viviente, un constante aprendizaje para las nuevas
generaciones

“Respecto a los movimientos sociales, un término muy general, los hay absolutamente auténticos, pero ahora cualquiera que pierde una elección arma una fundación financiada desde el extranjero, ya es un movimiento social, representante de la sociedad en sí mismo, hace política, pero sin escrutinio popular. No hay control sobre sus fondos. Hay que separar a esos verdaderos movimientos sociales de luchas históricas del onegecismo neocolonialista que está inundando nuestros países. La derecha hace rato infiltró y creó nuevos movimientos en función del gran capital, del colonialismo cultural.”

-La alta participación de mandatarios en la II Cumbre de la Celac demostró el fracaso de EE.UU. en su política de “divide y vencerás”. ¿Cómo mantener esa correlación de fuerzas?

-No nos engañemos con expectativas más allá de la realidad. La hegemonía de EE.UU. se ha debilitado, pero sigue siendo muy poderosa. Crear la Celac fue un claro ejemplo de que América Latina busca su liberación, de que esa hegemonía no puede controlarlo todo, pero todavía está por dar sus frutos. La diversidad es buena, pero puede haber países que se sientan más identificados con el Norte. Celac es un foro multilateral, mientras Unasur es ejecución de políticas e infraestructuras, consejos de defensa, aunque se ha desacelerado un poco; hemos tenido grandes pérdidas: Hugo Chávez, Néstor Kirchner. También está la Alianza del Pacífico para contrarrestar a Unasur y Mercosur. Hay reacción de los sectores de siempre para neutralizar estos procesos de integración. Se ha avanzado, pero falta mucho por recorrer y se puede perder lo avanzado.

-Cuba y Fidel, ¿qué le inspiran?

-Muchísimo. Fidel es una leyenda viviente, un constante aprendizaje para las nuevas generaciones.

-¿Cómo le gustaría que lo recordaran?

-Como un buen tipo. Un buen padre de familia, un buen amigo, un buen ciudadano, un buen patriota que dio todo lo que pudo por tener una patria grande mejor.

 

El presidente Correa ante la CNN

En la región hay golpismo permanente, sostuvo el mandatario ecuatoriano Rafael Correa. En una entrevista concedida a CNN en español alertó sobre las constantes acciones desestabilizadoras que se llevan a cabo contra los gobiernos progresistas de latinoamerica. La afirmación de Correa se produjo luego de que la periodista le preguntara acerca de la situación política en Venezuela

Por Ana Pastor

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, dijo que Henrique Capriles es un golpista y toda la derecha venezolana, en una entrevista con Ana Pastor de CNN en Español, donde no sólo se refirió a la estabilidad en Venezuela, sino a las reformas en la Iglesia Católica, la crisis en Europa y el papel de la prensa.

Correa dijo asimismo que acepta el recuento de la votación en Venezuela.  “No tenemos por qué dudar de los resultados, pero si a alguien le satisface o cree necesario un recuento, que lo hagan”, indicó.

La estabilidad en Venezuela

Correa dijo que en su opinión siempre ha habido planes para desestabilizar a Venezuela y la situación actual no es distinta.

“Si el presidente Chávez no hubiera ganado con la distancia que ganó en las elecciones pasadas al mismo candidato opositor, hubieran cuestionado las elecciones y generado inestabilidad. Así que no podemos permitir estos ‘juegos’”, dijo.

Para Correa, Venezuela tiene los sistemas electorales más modernos del mundo, y por tanto el resultado emitido por el CNE no sería distinto. “Lo que queremos es que se respete la voluntad de un pueblo”.

Además dijo que en su caso, si hubiera tenido muy poca diferencia con respecto a la oposición en las elecciones en Ecuador, y no la gran distancia que de hecho obtuvo en su victoria, hubiera admitido un recuento “encantado”.

Correa ratificó que Ecuador y Unasur no permitirá que el golpismo se imponga en Venezuela.

El mandatario citó los golpes de Estado en lo que va de este siglo en América Latina: “2002 contra Chávez, 2008 contra Evo Morales —fracasados—, 2009 —exitoso—contra Manuel Zelaya, 2010 —fracasado— contra Rafael Correa y 2011 contra Fernando Lugo —exitoso—. Los cinco, gobiernos progresistas. ¿Usted cree que esto es casualidad?”, preguntó .

A la pregunta de si creía que Capriles es un golpista respondió: “Pero claro y toda la derecha venezolana”.

“Hablo como miembro de Unasur: no vamos a permitir más desestabilizaciones democráticas”.

En cuanto al presente de Venezuela bajo el mando de Nicolás Maduro tras los gobiernos de Hugo Chávez, Correa dijo confiar en las capacidades del actual mandatario venezolano.

“Conozco a Nicolás Maduro por haber sido muchos años canciller de Hugo Chávez. Creo que es una persona extremadamente capaz, patriota, trabajadora y honesta. Le auguro el mejor de los éxitos y su capacidad garantiza en gran medida ese éxito”.

La crisis en Europa y la economía en Ecuador

Correa se reunió en su gira por Europa con la presidenta de Alemania, Angela Merkel, de quien dijo es una “persona muy franca,  frontal, directa. Nos entendimos y comunicamos bien pese a que no coincidimos en muchas cosas”.

A pesar de las dificultades económicas que enfrenta el Viejo Continente, Correa asegura que el nivel de riqueza europeo tiene capacidad de atender las necesidades de su gente.

“Europa no está mal: tiene problemas”.

Pero el presidente ecuatoriano se mostró en desacuerdo con la política de austeridad de Europa: “Me preocupa que Europa para enfrentar su crisis cometa los mismos errores que cometió América Latina, que no sirvieron para superar rápidamente la crisis”.

Además, señaló en que la ley del desahucio en España es “inmoral y criminal”.

“En España existen las casas, pero por la ambición del capital financiero vamos a llegar al peor de los mundos por leyes injustas: gentes sin casas y bancos con casas”.

Por su parte, aseguró que aunque Ecuador ha avanzado, queda mucho camino por recorrer.

“Ecuador es de los países que más rápido está avanzando de América Latina, pero es como estar en una maratón de 30 competidores: íbamos al último lugar, ahora estamos en el puesto 20. Somos los que más hemos avanzado en puestos, pero no estamos ganando la maratón”, dijo.

“Ahora el pueblo ecuatoriano sabe que con nuestros múltiples errores y escasos aciertos, mandan ellos, los ciudadanos”, complementó.

Según Correa, cerca de 40.000 ecuatorianos han regresado a su país gracias a los programas de respaldo gubernamentales.

La prensa y la libertad de expresión

Uno de las mayores polémicas que ha levantado Correa en el mundo es su enfrentamiento con los grandes medios en su país, a quienes ha llamado mentirosos y difamatorios.

Para Correa, los medios honestos son “los medios regionales, no los grandes conglomerados que se acostumbraron a mandar en el país y a monopolizar la comunicación.”

Frente a las críticas por las medidas contra la prensa, el presidente ecuatoriano aseguró que lo que se ha hecho es “por fin aplicar la ley”.

“Como los medios se acostumbraron a estar por encima de la ley, nos hacen una propaganda diciendo que no hay libertad de expresión”.

Por eso, aseguró que la Ley de Comunicación no va a limitar la libertad de expresión, pero que la prensa debe tener en cuenta “las responsabilidades inherentes a la libertad”.

Tomado de CNN en español

Francisco y Correa

Por Elena Llorente, desde Roma

“¡Qué gusto verlo de nuevo! Lo veo fresco como una lechuga. ¿Cómo está su mamá?”, fueron las primeras palabras del papa Francisco ayer por la mañana al recibir en audiencia privada, pero de modo muy informal, al presidente de Ecuador, Rafael Correa. El presidente y la madre habían asistido hace un mes a la ceremonia de asunción del papa Francisco en San Pedro. Francisco y Correa conversaron durante unos 20 minutos y los temas centrales fueron la justicia social –de la que Correa ha dado muestras en su país–, la solidaridad y el respeto por los indígenas y la ecología, informó a la Santa Sede sin dar otros detalles. No faltó tampoco que el Papa subrayara la importancia de un diálogo sincero y permanente entre la Iglesia y el Estado para poder enfrentar mejor los desafíos de la sociedad.

El presidente ecuatoriano, de traje negro como exige la etiqueta vaticana, lucía en cambio una camisa sin corbata, pero con exquisitos bordados típicamente indígenas. Ambos se abrazaron al final de la audiencia, cosa común entre latinoamericanos, aunque rarísima en ambientes vaticanos. Pero antes Correa le hizo tres regalos: un sombrero Panamá, un cuadro con la imagen de la Virgen Dolorosa –famosa por haber hecho un milagro en una iglesia de los jesuitas en Ecuador, la orden a la que pertenece Francisco– y el libro La estrella del camino, un estudio sobre el barroco de Quito. Recibió a cambio una medalla, un rosario y otro libro, esta vez referido a la reunión de la Iglesia latinoamericana en Aparecida, Brasil, y que marcó un nuevo rumbo.

Rafael Correa llegó al Vaticano pocos minutos antes de las once de la mañana (hora italiana) y entró por el Arco de las Campanas, reservado a jefes de Estado y de gobierno. El Papa lo recibió en la Sala del Tronetto. Luego entraron a la biblioteca, para el encuentro estrictamente privado, al que luego se agregaron los demás miembros de la comitiva. Tras la audiencia, Rafael Correa se entrevistó con el secretario de Estado vaticano, el cardenal Tarcisio Bertone. Después visitó los Museos Vaticanos y horas más tarde partió a Madrid, última etapa de una gira europea que había comenzado en Alemania.

En una entrevista con la agencia italiana ANSA, Correa no tuvo pelos en la lengua para hablar de todo, desde el petróleo hasta el Fondo Monetario Internacional, los Estados Unidos y el nuevo Papa. El primer papa latinoamericano “me da mucho gusto. Es un signo de los tiempos, trae un viento fresco de América latina. Es una gran esperanza y, como católico, me da mucha alegría”. Y más adelante dijo: “El petróleo es un patrimonio social. Antes, el 80 por ciento de las ganancias iba a las compañías. Después de tres años de duras negociaciones, ahora el 20 por ciento queda para ellos y el 80 para nosotros”, contó. “Estados Unidos tiene problemas con nosotros porque hemos lanzado las relaciones con Irán. Un país al que no le vendemos nada mientras, con todo respeto, debo recordar que Italia es el tercer partener comercial de Teherán”, agregó, mientras sobre el Fondo Monetario Internacional dijo que sus “ajustes” en América latina “costaron millones que no fueron a parar a quien sufría por la crisis sino que sirvieron para pagar a los bancos”.

La audiencia con Correa no impidió que el papa Francisco siguiera haciendo cambios dentro del Vaticano y tomando decisiones que siguen causando sorpresa y que podrían, con el tiempo, provocar no poco desagrado a varios niveles. Ayer, por ejemplo, se supo que las bonificaciones que los empleados vaticanos reciben usualmente en ocasión de la muerte de un papa y de la elección del próximo –prácticamente dos sueldos adicionales– fueron suprimidas por Francisco. Lo mismo sucedió con las gratificaciones de los cinco cardenales que controlan el Instituto para las Obras de Religión (IOR), conocido más bien como Banco Vaticano, y que equivalía a unos 25 mil euros por año para cada uno de ellos.

Tomado de Página/12

DE SUS HERMANOS PRESIDENTES A CHÁVEZ

Rafael Correa: “Los que luchan por la vida no pueden llamarse muertos”

“Hugo Chávez murió por la vida, por la vida de su Venezuela adorada, por la vida de la patria grande, por la vida de un planeta más justo, más humano y por eso no puede llamarse muerto, seguirá más vivo que nunca”, dijo el presidente ecuatoriano

El gobierno de Ecuador decretó 3 días de duelo en honor al presidente Hugo Chávez, quien falleció este martes en el Hospital Militar Dr. Carlos Arvelo en Caracas. Así lo anunció el jefe de Estado de Ecuador, Rafael Correa, quien también se solidarizó con el dolor que embarga pueblo venezolano.

“Los que luchan por la vida no pueden llamarse muertos”, expresó Correa citando al cantautor revolucionario Alí Primera.

“Hugo Chávez murió por la vida, por la vida de su Venezuela adorada, por la vida de la patria grande, por la vida de un planeta más justo, más humano y por eso no puede llamarse muerto, seguirá más vivo que nunca”, dijo.

Resaltó que gracias a la lucha del presidente Chávez, Venezuela es dueña de su tierra, recuperó sus recursos, su petróleo, su destino, convirtiéndola en una nación digna y soberana.

El mandatario dirigió un mensaje de solidaridad a la familia del Presidente Chávez y extendió “un abrazo a su padre Hugo, a su madre Rosa Elena, a sus adoradas hijas, Rosa, María, Rosines, a su hijo Hugo, a sus hermanos, nuestro abrazo solidario a su Venezuela querida”.

“La partida de Hugo es pérdida para todos, para toda la patria grande, seguiremos luchando con su ejemplo, se ha ido un revolucionario, pero quedamos millones inspirados por esa partida (…) Hugo seguirá más vivo que nunca iluminando, guiando, inspirando revoluciones en la patria grande, revoluciones irreversibles por la soberanía, por la dignidad, por la libertad, por la justicia, por la alegría, por la felicidad”, apuntó el presidente Correa.

Evo Morales: Chávez siempre estará presente en todas las regiones del mundo

“Las oligarquías del imperio seguramente están de fiesta, cuando los pueblos que luchan por su libertad, mediante la unidad, surgen, pero lo que mas importa es que estamos unidos”, aseguró el mandatario boliviano

El presidente de Bolivia, Evo Morales, aseguró que el líder de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez, quien falleció este martes en la tarde tras una larga batalla contra el cáncer, siempre estará presente en todas las regiones del mundo

“Chávez siempre estará presente en todas las regiones del mundo con todos los sectores sociales” para acompañar esos grandes procesos de cambio, después de años de sometimiento, dominación y saqueo imperialista, expresó en un mensaje transmitido por teleSUR.

Morales fustigó a los grupos opositores al Gobierno de Chávez, quienes irrespetaron al Mandatario durante todo el tiempo que se prolongó su enfermedad. “Lamento que que grupos oligárquicos del imperio ni siquiera respeten a los enfermos y a un pueblo que sufre por su comandante”, asintió.

Fustigó que “las oligarquías del imperio seguramente están de fiesta, cuando los pueblos que luchan por su libertad, mediante la unidad, surgen, pero lo que mas importa es que estamos unidos, luchando por la liberación que lucho el hermano Chávez”.

En nombre del pueblo boliviano, Evo Morales expresó a los familiares del Mandatario y al pueblo venezolano su más profundo sentimiento y su solidaridad en este difícil momento. “Estamos para acompañar en este momento tan especial”, precisó, al tiempo que llamó a la unidad para lograr la igualdad de los pueblos.

Cristina Fernández viaja a Caracas para despedir al Comandante

La Presidenta argentina decretó tres días de duelo nacional en la nación austral

La presidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner viajó a Caracas para asistir a las exequias del presidente venezolano Hugo Chávez, quien falleció la tarde de este martes en el Hospital Militar Dr. Carlos Arvelo.

Según información de la agencia argentina Télam, Cristina es acompañada por el canciller Héctor Timerman; el ministro del Interior, Florencio Randazzo; el secretario legal y Técnico, Carlos Zannini, los senadores Miguel Angel Pichetto y Aníbal Fernández; el diputado porteño Juan Cabandié, entre otros funcionarios.

La presidenta argentina decretó tres días de duelo nacional y pidió izar la bandera nacional a media asta en los edificios públicos.

Dilma Rousseff: Muerte de Chávez es una pérdida irreparable

“Murió un gran latinoamericano, el presidente de Venezuela, Hugo Chávez Frías. Esta muerte llena de tristeza a toda América Latina y América Central”, dijo la mandataria brasileña

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, señaló este martes que el fallecimiento del presidente venezolano Hugo Chávez, es una pérdida irreparable para latinoamérica y pueblo brasileño.

En su intervención en el 11 º Congreso Nacional de Trabajadores del Campo, este martes, en Brasilia, la presidenta brasileña lamentó la muerte de su homólogo venezolano y recordó que siempre fue un amigo del pueblo brasileño, por lo que guardó un minuto de silencio en honor al líder latinoamericano.

“Murió un gran latinoamericano, el presidente de Venezuela, Hugo Chávez Frías. Esta muerte llena de tristeza a toda América Latina y América Central”, dijo.

Expresó que Chávez fue un líder comprometido con su país y con el desarrollo de los pueblos de América Latina. “Hoy, reconocemos en él a un gran líder, una pérdida irreparable y, sobre todo, un amigo de Brasil. Un amigo del pueblo brasileño “, señaló.

En su discurso, la presidenta también elogió la generosidad de los venezolanos no sólo con Chávez, sino con todos los pueblos de América Latina.

Recordó que el presidente Hugo Chávez dejará un gran vacío en el corazón de América Latina. “Lo sentimos, como presidente, y como una persona que tenía un gran afecto por él. Además liderazgo expresivo, el presidente Chávez era un hombre generoso. Generoso con los que, en este continente, lo necesitaban”, concluyó.

FARC acompaña en su profundo dolor al pueblo venezolano

La delegación de Paz de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) resaltó el legado del Mandatario Nacional quien “combatió tan apasionadamente por materializar el programa social del Libertador Simón Bolívar, la unidad y la dignidad de nuestros pueblos”

Por medios de un comunicado, las FARC transmitió un mensaje de solidaridad “en esta hora luctuosa” que embarga al pueblo venezolano, al tiempo que lo instó a “rodear con el más decisivo respaldo, al equipo de gobierno, al Vicepresidente Nicolás Maduro, quien recibiera de manos del propio Chávez, la fulgurante espada del Padre Libertador. Venezuela ha sido, es y será bolivariana siempre”, reza el texto reseñado en el portal web de Semana.

A continuación el texto íntegro del comunicado:

Con profundo dolor la Delegación de Paz de las FARC-EP, se une al duelo de los bolivarianos de Venezuela y del mundo ante la noticia descorazonadora, triste, del fallecimiento del Comandante Presidente, Hugo Chávez.

Nadie como el Comandante Presidente, combatió tan apasionadamente por materializar el programa social del Libertador Simón Bolívar, la unidad y la dignidad de nuestros pueblos, la convicción de soberanía y libertad en su más amplia latitud.

Rindámosle tributo al extraordinario Libertador de nuestra era, tomando en nuestras manos, en nuestra determinación y movilización, el ideal supremo y humanista de un mundo mejor que arrebató su alma y lo condujo a las más admirables y ensoñadoras batallas contra los imperios que oprimen a la humanidad, siguiendo la senda que su visión estratégica nos trazara.

Al hermano pueblo de Venezuela, perpetuamente adherido a nuestro corazón, lo convocamos en esta hora luctuosa, a rodear con el más decisivo respaldo, al equipo de gobierno, al Vicepresidente Nicolás Maduro, quien recibiera de manos del propio Chávez, la fulgurante espada del Padre Libertador. Venezuela ha sido, es y será bolivariana, siempre.

A la Fuerza Armada Bolivariana, orgullo y esperanza de los venezolanos y de los pueblos del continente, nuestro llamado a defender la revolución iniciada por el presidente Chávez, con la misma resolución del Libertador, quien un día nos dijo que “aquí no habrá tiranos ni anarquía, mientras yo respire con la espada en la mano”. Hermanos del Ejército Bolivariano y de la Guardia Nacional, ustedes han estampado la firma de nuestra independencia definitiva, prosiguiendo la obra de Bolívar y de Chávez.

Como dijera Alí Primera, los que mueren por la vida, no pueden llamarse muertos. Chávez seguirá vivo entre nosotros, a la manera de Bolívar, quien en su delirio sobre el Chimborazo proclamara: “no hay sepulcro para mí, porque soy más poderoso que la muerte”.

Chávez vive en el pueblo venezolano y en los pueblos de Nuestra América. La paz, la justicia social, la independencia y el socialismo son un derecho de la humanidad, y debemos pelearlo hasta las últimas consecuencias, para que ninguna potencia extranjera intente siquiera mancillarlo.

VIVIREMOS Y VENCEREMOS.

Delegación de Paz de las FARC-EP

NOTAS TOMADAS DE CORREO DEL ORINOCO

DIALOGO DE P12 CON EL PRESIDENTE RAFAEL CORREA A HORAS DE SU REELECCION

Por Mercedes López San Miguel

Desde Quito

En el salón protocolar del Palacio Carondelet, Rafael Correa apareció ante esta cronista con una sonrisa, modos afables y una apariencia indestructible. Cuarenta y ocho horas antes este hombre de 49 años había conseguido un triunfo electoral contundente, no sólo porque continuará ocupando el sillón presidencial, sino porque su partido Alianza País conquistó la mayoría especial de dos tercios en la Asamblea Nacional. Según anunció el presidente, Alianza País logró entre 97 y 98 escaños en la Legislatura unicameral de 137 miembros. “¿Estoy bien sin corbata?”, dijo, vestido con una camisa celeste y un saco, antes de sentarse a conversar, rodeado de algunos colaboradores.

El mandatario de Ecuador, en una entrevista exclusiva con Página/12, contó lo que se propone para los próximos cuatro años, incluyendo sus planes en la relación con Argentina y la incorporación de su país al Mercosur. Con voz tranquila y un poco ronca, vestigio de la campaña, Correa respondió sobre todos los temas locuazmente, dando datos como el economista que es, y se refirió sobre la Ley de Comunicación de la que tanto han escrito por estos días los medios locales. “Aquí hay que buscar un equilibro adecuado: controlar los abusos de la prensa, pero sin que se caiga en censura previa”, señaló, insistiendo en que se debe cambiar una ley heredada de la dictadura. También habló de Guillermo Lasso, ex presidente del Banco de Guayaquil que obtuvo el segundo lugar en estas elecciones y a quien Correa identificó como un rival que se atiene a las reglas de la democracia.

–¿Cómo ve la relación con Argentina de acá a cuatro años? ¿Qué planes tiene?

–Tenemos que seguir profundizando la relación bilateral y tratar de equilibrar un poco el comercio. A mí no me gusta mercantilizar las relaciones bilaterales. El vínculo con Argentina va mucho más allá de lo comercial, tenemos la misma visión en lo político. Cristina Fernández está diciendo cosas muy importantes, que también la decimos nosotros. Por ejemplo, estos tratados de inversión recíproca, que fueron una entrega total de nuestros países en manos de las transnacionales. ¿Ahora las transnacionales tienen más derechos que los seres humanos? Si usted quiere ir a la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos a denunciar un atentado a los derechos humanos tiene que agotar todas las instancias jurídicas del país respectivo. Acá, cualquier transnacional puede acusar a un Estado soberano ante el tribunal de la ONU. Estos tribunales siempre condenan a los Estados y defienden al capital. Eso lo está denunciando Cristina muy fuertemente y nosotros también. Argentina y Ecuador solos podemos hacer muy poco. Mercosur y Unasur podemos hacer mucho. Tenemos que crear nuestras propias instancias de arbitraje y no estar sometidos a los arbitrajes internacionales que siempre están en favor del capital de las transnacionales. Ese es otro punto de coincidencia con Argentina.

–Por eso en su discurso habló de construir la patria grande.

–Es una necesidad. Analice las políticas económicas de antes de los Kirchner, analice aquí la política económica de la revolución ciudadana. Los subsidios, con los que tanto se rasgan las vestiduras las oligarquías y los neoliberales. Anteriormente los subsidios eran para los ricos, no para los pobres, ejemplo la sucretización del ’83, de las deudas de la burguesía. En el ’99 tuvimos el salvataje bancario, con 6 mil millones de dólares en esa época. Conformar esa patria grande es una cuestión de supervivencia. Nosotros imponemos las condiciones sobre ese capital transnacional. Lo que pasó con los trabajadores, competir precarizando la fuerza laboral, haciendo caer los salarios reales. Si negociamos en conjunto con el capital internacional, nosotros ponemos las condiciones.

–¿La dolarización de la economía ecuatoriana es una traba para la incorporación de Ecuador al Mercosur?

–La dolarización de nuestra economía es una traba para cualquier proceso integracionista y de liberación comercial, porque la dolarización significa establecer otra política monetaria. Un país que va hacia un mercado común, si tiene problemas se deprecia su moneda. Nosotros no tenemos moneda nacional, así que todo esto hay que pensarlo. La entrada al Mercosur nos exige eliminar muchos aranceles y subir otros; estamos haciendo el análisis del beneficio que tendríamos para presentárselo a los miembros del Mercosur para ver si hay perjuicios y nos pueden dar compensaciones, sobre todo considerando que Ecuador no tiene moneda nacional. A nosotros nos interesa mucho integrar el Mercosur y, modestia aparte, al Mercosur le interesa mucho integrar a Ecuador, porque sería un país con costa en el Pacífico. Y además, porque tenemos cercanía ideológica con el bloque.

–Cuando lo comparan con Hugo Chávez, y lo ven a usted como un sucesor en cuanto a liderazgo en la región, ¿qué contesta?

–Que se dejen de opinar un poquito. Yo creo que hablo en nombre de Cristina, de Evo, no buscamos nada para nosotros, como eso de ser un sucesor. Estamos para servir a nuestros pueblos, no sólo a la patria chica, Ecuador, si no, a la patria grande. Estaremos donde nos necesiten nuestros pueblos, sea como presidentes o en otras funciones.

–El Atpda (acuerdo de preferencias arancelarias con EE.UU.) vence dentro de poco. Perú y Colombia ya tienen tratados de libre comercio con EE.UU. ¿Qué va a hacer Ecuador?

–También está Bolivia. Las preferencias arancelarias nacen como una compensación por la lucha contra las drogas. ¡A que los países andinos tienen responsabilidad porque son los mayores productores de droga! Estados Unidos no dice nada de la responsabilidad que tienen por consumirla. Eduardo Galeano dice que las luchas contra la droga son compartidas: nosotros ponemos los muertos y ellos las narices. La Atpda nació en la administración Clinton como compensación en esa lucha contra las drogas que es extremadamente cara, que es una causa de la humanidad. Pero nosotros tenemos otras causas como la miseria, como niños sin escuelas, familias sin hospitales. Es una nueva forma de presión para los países que no se portan bien de acuerdo con la mentalidad de Estados Unidos. Cada año tenemos que estar con esta zozobra de si nos extienden las preferencias arancelarias. Si las extienden, bien, si no, sabremos salir adelante.

–Ahora que tendrá mayoría en el Legislativo usted ha dicho que una de las prioridades será la aprobación de la ley de comunicación. Sus críticos señalan que la misma crea un organismo gubernamental que regula contenidos y sanciona a los medios que difundan contenidos discriminatorias. ¿Cómo se garantiza la plena libertad de expresión?

–Usted no me va a creer lo que yo le voy a decir: yo no conozco el proyecto de ley. Esa fue una orden constitucional aprobada por el pueblo ecuatoriano en las urnas. Así como la prensa dice que esta ley se va a meter con los contenidos, no apoya el cumplimiento de la Constitución del 2008, que fue aprobada con el 63 por ciento de los votos y que impulsa una nueva ley de comunicación. La prensa la bloqueó sistemáticamente con sus cómplices en la Asamblea, usted sabe que hay asambleístas cómplices de los poderes fácticos. En todo caso, es una iniciativa legislativa que no conozco y ya le avisé al presidente de la asamblea que si va a tratarse el proyecto le pido una reunión para ver que no haya mayores vetos. Aquí hay que buscar un equilibro adecuado: controlar los abusos de la prensa, pero sin que se caiga en censura previa. Aquí en Ecuador sí hay ley de medios, una ley de la época de la dictadura, claro, sólo para medios audiovisuales e impresos. Y tiene concejo controlado completamente por el Ejecutivo, que puede hasta suspender canales de televisión. Entonces han inventado la patraña de que se quiere ahora controlar cuando tenemos que cambiar una ley de la dictadura.

–En el caso de los medios opositores, ¿cree que aprendieron alguna lección tras el intento de golpe del 30 de septiembre y su cuestionada cobertura?

–No. Todavía siguen negando que el 30 de septiembre (de 2010) existió. Increíble. Algunos, hace poco, publicaron una caricatura diciendo que el intento de golpe fue un invento: que las amenazas de muerte y los tiros contra el carro fueron un invento. Créame que existen un sectarismo y fundamentalismo en algunos medios, que como dice Cristina Fernández, son medios de oposición. Pero ni siquiera asumen su responsabilidad política, sino que cuando se los quiere hacer responder por sus posiciones políticas, ahí son medios de comunicación que piden que no los toquen. Estos señores bloquean una ley de comunicación que fue respaldada en el referéndum de 2011, para que no queden dudas de que el pueblo dijo que quiere esa ley. Y la siguen bloqueando.

–Otro de los proyectos que usted mencionó como fundamentales es el Código Penal. Sus detractores afirman que se criminaliza la protesta. ¿Qué puede decir sobre este punto?

–(Muestra una sonrisa burlona.) Mire cómo es la mala fe, el código actual tiene un problema, tiene una sección que se llama Sabotaje y Terrorismo, donde se castiga a los que cortan caminos, arrojan piedras contra carros, etcétera. Nosotros tenemos que sancionar esas acciones, pero no tendrían que estar en la sección Sabotaje y Terrorismo. Esa tipificación es equivocada y ya está corregida en el nuevo código. Los que sacaron esos slogans de la criminalización de la protesta obtuvieron tres por ciento de los votos, para que vea a quienes representa. La principal preocupación del pueblo ecuatoriano es la seguridad. El actual Código tiene más de 70 años y establece delitos que ya no existen, y no incluye otros que se dan ahora como el sicariato. El nuevo Código Penal fue enviado hace un año a la asamblea, pero para hacerle daño a Correa, para que fracase la lucha contra la inseguridad, que maten a nuestros hijos, que destruyan a nuestra familia, no lo aprueban. Pero gracias al pueblo ecuatoriano ese Código va a salir.

–¿Su gobierno impulsará una ley de matrimonio entre personas del mismo sexo?

–No. La Constitución dice que el matrimonio como institución es entre personas de diferente sexo. Nosotros promocionamos mucho los derechos y la no discriminación de ninguna persona por ninguna causa, menos por sus preferencias sexuales. La Constitución reconoce uniones de hecho, por ejemplo los derechos a heredar, pero claramente la Carta Magna dice que el matrimonio es entre un hombre y una mujer.

–¿Propondrá una ley que despenalice el aborto?

–En lo personal no impulsaré ninguna ley que vaya más allá de los dos casos que están ya contemplados en la legislación actual, en caso de una violación a una mujer con discapacidad intelectual y en el caso de estupro, cuando se viola a una menor.

–Cuando dijo este domingo que con algunos dirigentes opositores no iba a dialogar, ¿estaba incluyendo a Guillermo Lasso?

–No. Estamos muy contentos de que se haya consolidado una derecha ideológica, por fuera de una partidocracia saqueadora y corrupta. Lasso tiene un discurso coherente con su ideología, aunque no estemos de acuerdo con ella. La praxis, lo que se dice y lo que se hace. El mismo ha tenido declaraciones muy acertadas, muy decidoras, cuando reconoció la derrota y dijo “somos la segunda fuerza electoral y vamos a inaugurar la oposición en el Ecuador”, está reconociendo que lo que no hemos tenido era una oposición. Bienvenida la oposición democrática. En América latina no hemos tenido oposición democrática, hemos tenido oposición conspiradora. ¡Lucio Gutiérrez apoyó el golpe de Estado del 30 de septiembre! Aquel día los opositores se reunieron en un hotel cinco estrellas a beber whisky importado celebrando la caída del gobierno. Cuando fracasaron en su intento porque el pueblo ecuatoriano salió a la calle a defender la democracia, todavía pidieron una amnistía para todos los asesinos. Lo que dijo Lasso es muy acertado, y es que va a inaugurar una oposición democrática. Hemos tenido golpismo, conspiración permanente, en complicidad con algunos medios de comunicación.

–Usted dijo en la campaña que el proceso ecuatoriano va más allá de su persona. ¿Preparará a un delfín político como hizo Lula con Dilma Rousseff?

–Estamos preparando centenas, sino miles de cuadros jóvenes. Analice nuestra lista de candidatos asambleístas y el promedio de edad que tienen. Tenemos gobernadores de 25 años, mujeres, confiamos mucho en la juventud y en las mujeres. En el gabinete hemos tenido ministros de 28 años. Confiamos mucho en los jóvenes, estamos preparando a muchos cuadros para que tomen la posta. De acuerdo con la Constitución puede ser candidato a partir de los 35 años, por ahí nos pasamos con la juventud. Y después de cuatro años los jóvenes tendrán sólo 33 (se ríe). Nuestro proyecto político no es Correa, es la revolución ciudadana y sobrepasa a cualquier persona.

Extractado de Página/12

LAS CLAVES DEL MODELO ECONOMICO DE CORREA

“Aprovechar recursos”

Según Correa, la explotación responsable de la minería y el petróleo es clave para fomentar el desarrollo. Las recetas en marcha para superar la economía extractivista.

———————————————————————————————-

Por Mercedes López San Miguel

–Algunos sectores de izquierda, liderados por Alberto Acosta (ex ministro de su gobierno, hoy en las filas opositoras) e indígenas cuestionan que este modelo económico sea extractivista y ponen reparos sobre la minería a gran escala. ¿Usted qué responde?

–Primero definamos qué es izquierda. Porque está la seudoizquierda que siempre fue funcional al sistema, que es conservadora. Porque no quieren que nada cambie, se oponen a todo, así han subsistido, manteniendo los conflictos, manteniendo la miseria y la falta de educación. En todo caso, dígame qué clase de marxismo leninismo me perdí donde decía que un principio socialista es no explotar un recurso natural no renovable. Entonces Cuba no es socialista, porque la principal explotación de ese país es el níquel, con minería a cielo abierto. Tanta riqueza sin explotar, ¿qué principio de izquierda es ése? Son infantilismos, son novelerías, de una seudoizquierda que busca mantener el conflicto porque de eso vive. De eso lucra, de eso se beneficia. Nosotros le dijimos muy claramente al pueblo ecuatoriano nuestra propuesta: explotar con responsabilidad social los recursos naturales y mire el apoyo que hemos tenido. Ellos presentaron lo opuesto: la minería a pequeña escala, que es la que más contamina, porque no tiene acceso a la alta tecnología.

–Usted admitió que se necesita diversificar la economía y salir de la dependencia del petróleo. ¿Cuáles son las claves para lograrlo?

–Superar la economía extractivista –es mi especialidad como economista en desarrollo– es aprovechar al máximo los recursos naturales no renovables que tenemos, no cerrar las minas, ni el petróleo. En el 2016 con las ocho hidroeléctricas que estamos construyendo seremos exportadores de servicios. Es un cambio estructural histórico en la economía ecuatoriana. Exportaremos servicios de energía renovable, eso es superar la economía extractivista y contribuir a la lucha contra el calentamiento global. También para el 2016 Ecuador tendrá el 93 por ciento de su energía eléctrica de origen hidráulico, tal vez la matriz más limpia y eficiente del planeta. Hasta ahora no conozco ningún país que tenga el 93 por ciento de energía limpia de origen hidráulico. Movilizar esos recursos para que vayan al conocimiento, al talento humano. Hemos triplicado la inversión en educación, estamos haciendo cuatro universidades a nivel mundial y hemos dado más de ocho mil becas. Somos los mayores críticos de nosotros mismos, porque hemos hecho las cosas bien, pero las mismas. Nuestra economía crece, reduce pobreza y desigualdad, pero haciendo lo mismo de siempre. Para seguir mejorando debemos hacer más y mejor, con mayor valor agregado.

–¿Cómo se logra ese cambio de modelo?

–Nuestro plan va a estar en manos del próximo vicepresidente (Jorge Glass), experto en sectores estratégicos. Desarrollar el potencial minero y petrolero. Después de cuarenta años de explotación, el suboriente ecuatoriano no ha sido explorado. No sólo vamos a desarrollar otros sectores como biocombustibles, forestería, sino proyectos puntuales para después de cuarenta años no seguir con la torpeza de exportar crudos para importar derivados.

–¿Cómo está la relación con su hermano Fabricio Correa? (N. de la R: el empresario fue acusado de negociar contratos millonarios con el Estado; cuando el mandatario se enteró dijo que no sabía nada y dio por finalizados esos contratos en 2009.)

–(Se pone muy serio.) Está rota. A los hermanos, uno no los escoge… él traicionó, después de a la familia, a este proceso de cambio. Y ahora es una figura política para algunos medios, porque insulta al gobierno, aunque haya hecho contratos ilegales más que comprobados. Cualquier persona que haya hecho cualquier fechoría, pero insulta al gobierno, es figura. Pero por favor, no me gusta hablar de temas personales.

–Una de las deudas es el déficit habitacional. ¿Qué hará su gobierno?

–Por primera vez en la historia ha disminuido el déficit. Hemos construido más de 200 mil viviendas. Pero tenemos claro que no se puede resolver sólo con el Estado. Empezamos con mucho ímpetu con el bono de la vivienda y dimos centenas de miles de ese bono, se construyeron muchas viviendas, pero no se construyó comunidad. Hemos perfeccionado todo eso. Necesitamos al sector privado. Tenemos planes de incentivo, lo que se llama el bono de subsidio a la demanda, también tenemos subsidio a la oferta. Estamos dando estímulo de crédito a largo plazo, subsidio a la demanda, para que el sector privado pueda atender a los sectores más pobres. Siempre podemos mejorar. En cuatro, cinco años, superaremos el déficil de vivienda en Ecuador.

–¿Va a haber reforma agraria?

–Una revolución agraria, que ya la empezamos, y pasa por el incremento de la productividad. Hay muchos problemas como la privatización del agua y la falta de tierras. Tenemos proyectos multipropósitos para triplicar la producción agrícola. No a los tratados de libre comercio que nos indundarían y quebrarían. Vamos a hacer que hasta el último campesino tenga la mejor semilla para cultivar, el ganadero, la mejor grasa y estos proyectos para controlar inundaciones.

Ecuador: cuatro lecciones

Por Atilio Boron

Si un gobierno obedece al mandato popular y produce políticas públicas
que benefician a las grandes mayorías nacionales, consigue la lealtad
del electorado

La aplastante victoria de Rafael Correa, con un porcentaje de votos y
una diferencia entre él y su más inmediato contendiente que ya
hubieran querido tener Obama, Hollande, Rajoy, deja algunas lecciones
que es bueno recapitular. Primero y lo más obvio, la ratificación del
mandato popular para seguir por el camino trazado pero, como dijo
Correa en su conferencia de prensa, avanzando más rápida y
profundamente. Sabe el re-electo presidente que los próximos cuatro
años serán cruciales para asegurar la irreversibilidad de las reformas
que, al cabo de diez años de gestión, habrán concluido con la
refundación de un Ecuador mejor, más justo y más sustentable. En la
conferencia de prensa ya aludida dijo textualmente: “o cambiamos ahora
al país o no lo cambiamos más”. El proyecto de crear un orden social
basado en el socialismo del ‘sumak kawsay’, el “buen vivir” de
nuestros pueblos originarios, exige actuar con rapidez y
determinación. Pero esto también lo saben la derecha vernácula y el
imperialismo, y por eso se puede predecir que van a redoblar sus
esfuerzos para evitar la consolidación del proceso de la “Revolución
Ciudadana.”

Segunda lección: que si un gobierno obedece al mandato popular y
produce políticas públicas que benefician a las grandes mayorías
nacionales –que al fin y al cabo de eso trata la democracia- la
lealtad del electorado puede darse por segura. La manipulación de las
oligarquías mediáticas, la conspiración de las clases dominantes y las
estratagemas del imperialismo se estrellan contra el muro de la
fidelidad popular.

Tercero, y como corolario de lo anterior, el aplastante triunfo de
Correa demuestra que la conformista tesis tan común en el pensamiento
político convencional, a saber: que “el poder desgasta”, sólo es
válida en democracia cuando el poder se ejerce en beneficio de las
minorías adineradas o cuando los procesos de transformación social
pierden espesor, titubean y terminan por detenerse. Cuando en cambio
se gobierna teniendo a la vista el bienestar de las víctimas del
sistema pasa lo que ocurrió ayer en Ecuador: si en la presidencial del
2009 Correa ganó en la primera vuelta con el 51 por ciento de los
votos, ayer lo hizo, con el recuento existente al momento de escribir
esta nota (un 25 por ciento de los votos escrutados) con el 57 por
ciento. En lugar de “desgaste”, consolidación y acrecentamiento del
poder residencial.

Cuarto y último, con esta elección se supera la parálisis decisional
generada por una Asamblea Nacional que se opuso con intransigencia a
algunas de las más importantes iniciativas propuestas por Correa. Si
bien hay pocas cifras disponibles al respecto no caben dudas de que
Alianza PAIS tendrá la mayoría absoluta de los asambleistas y con
chances de alcanzar una representación parlamentaria que le permita
contar con una mayoría calificada de dos tercios.

Con el triunfo de Correa, la reciente victoria de Chávez en Venezuela
y la previsible ratificación del mandato popular a favor de Evo
Morales en Bolivia el núcleo duro del “giro a la izquierda”
experimentado por América Latina a comienzos de siglo queda
notablemente fortalecido, ejerciendo un influjo favorable sobre los
procesos en curso en países como Argentina, Brasil y Uruguay.

Conclusión: los tiempos han cambiado. La ratificación plebiscitaria de
un presidente que precipitó un formidable proceso de cambios sociales
y económicos dentro del Ecuador, que protagoniza la integración
latinoamericana, que incorporó su país al ALBA, que puso fin a la
presencia estadounidense en la base de Manta, que realizó una ejemplar
auditoría de la deuda externa reduciendo significativamente su monto,
que le otorga asilo a Julian Assange y que retira al Ecuador del CIADI
no es algo que se vea todos los días. ¡Felicitaciones Rafael Correa,
salud Ecuador!

* Atilio Boron es Director de PLED, Centro Cultural de la Cooperación
Floreal Gorini.

Correa frente a frente

El presidente reelecto de Ecuador, Rafael Correa, afirmó ayer, lunes 18 de febrero, que uno de los principales derrotados en las elecciones generales del pasado domingo fue “la prensa corrupta, compuesta por políticos disfrazados de periodistas”. Correa afirmó que desde su Gobierno “no permitiremos que que se juegue con el pueblo” como lo han hecho en otras oportunidades, en las que se han dedicado a desinformar. “Somos un gobierno honesto y enfrentaremos a la prensa corrupta”, sentenció.  En entrevista esclusiva con Telesur el mandatario dijo que el pueblo será el principal beneficiado con la profundización de la Revolución Ciudadana. También se acordó de su par venezolano, Hugo Chávez.

El presidente reelecto en Ecuador, Rafael Correa, ofreció una entrevista exclusiva a teleSUR este lunes en la que destacó la victoria en las pasadas elecciones generales y atribuyó al apoyo del pueblo el triunfo con el que profundizará la Revolución Ciudadana. “Tenemos la opción de cambiar al país. Cambiarlo ahora, o no cambiar nunca”, sentenció Correa quien dijo sentirse “abrumado por la confianza y la responsabilidad que nos ha dado el pueblo ecuatoriano”.

Resaltó que el tener una mayoría dentro de la Asamblea Nacional “nos permite no perder el tiempo. Con esto, se aprobarán proyectos que beneficien al pueblo y no sean rechazados”

Correa dijo que desde su Gobierno “no permitiremos que que se juegue con el pueblo” como lo han hecho en otras oportunidades, en las que se han dedicado a desinformar. “Somos un gobierno honesto y enfrentaremos a la prensa corrupta”, sentenció.

También recordó la importancia del presidente venezolano, Hugo Chávez y su regreso a Venezuela, a quien dedicó la victoria y deseó pronta recuperación luego de ser intervenido quirúrgicamente el pasado 11 de diciembre. “Él (Chávez) es medio cabeza dura”, porque “en vez de estar descansando me ha enviado un mensaje de felicitación” por el triunfo en las elecciones presidenciales celebradas la víspera.

Resaltó que “Venezuela, Latinoamérica y tus amigos te necesitamos. Preocúpate en recuperarte pronto”. Añadió que el presidente Chávez es un ícono de la Revolución del cambio en Venezuela y América y por ello, “nunca dejaré de expresar mi admiración”.

A continuación, la entrevista transcrita al presidente reelecto de Ecuador, Rafael Correa:

Jorge Gestoso: Qué tal. Buenos días y bienvenidos. Estamos directamente desde Quito. Estamos frente a la plaza grande y a mis espaldas el palacio presidencial de Carondelet que tiene inquilino por los próximos cuatro años, es el señor presidente Rafael Correa, quien en el día de ayer fue reelecto por abrumadora mayoría y tuvo la gentileza de precisamente caminar por la plaza grande y acá nos ha venido a acompañar. Muchísimas gracias por estar con nosotros.

Rafael Correa: No. Gracias a ti Jorge, gracias a teleSUR y un inmenso abrazo a toda la patria grande. La democracia y las revoluciones se consolidan en nuestra América.

JG: Señor Presidente, señor candidato; todos los títulos. Señor Presidente, ayer vimos a un Rafael Correa emocionado al principio cuando se supieron los primeros resultados. ¿Cómo llegó este triunfo?

RC: Emocionado, la verdad es que me siento abrumado por la inmensa confianza y la inmensa responsabilidad que me ha otorgado el pueblo ecuatoriano. Solo le vamos a decir que no le vamos a fallar. Que podemos cometer muchos errores, como los hemos cometido de seguro, como en toda obra humana se cometen. Pero que no duden que aquí en Ecuador ya no mandan los banqueros, ya no mandan los medios de comunicación, ya no mandan los poderes fácticos, las oligarquías. Peor, la burocracia internacional, los fondos monetarios y peor, países hegemónicos. Aquí manda el pueblo ecuatoriano. Y vamos a seguir adelante, con muchos errores, sin duda, pero en la dirección correcta, con recta intención y con el ideal de siempre beneficiar a nuestra gente.

JG: El programa de gobierno del presidente Correa y del partido Alianza País. Proyectos muy ambiciosos. ¿Cuáles serían los proyectos que realizarán en los próximos 100 días?

RC: Mire, continuar con lo que estamos haciendo. Sí hay algunas reformas que vamos a hacer en lo inmediato, que se venían postergando por las elecciones y porque no queríamos crear ninguna incertidumbre, etcétera, pero no nos vamos a anticipar en este momento, pero sí tenemos una planificación y básicamente continuar con lo que veníamos haciendo y sobretodo, impulsar los sectores estratégicos con lo cual, se propuso como vicepresidente a Jorge Glass, que se desempeñaba como ministro en esos sectores estratégicos y proyectos estratégicos, como la refinería del Pacífico.

JG: Un elemento muy importante en el ajedrez político de los próximos cuatro años es el cambio en la integración de la Asamblea y todo hace indicar que Alianza País obtendrá la mayoría, estamos hablando de 90 o más de un total de 137 y eso le permitiría impulsar proyectos que habían quedado un poco en los pendientes como la ley de Comunicación, el Código Penal, la ley de Tierras, la ley de Aguas. ¿En qué medidas eso le puede cambiar su gestión en los próximos cuatro años?

RC: La mayoría en la Asamblea la definen 69 asambleístas. Ya los primeros datos con seguridad nos dicen que superamos ampliamente esa cantidad. Por eso estoy tan abrumado por la confianza del pueblo ecuatoriano y vamos a tener una mayoría plena en la Asamblea.

Recibimos esta victoria con mucha humildad. Sabemos que es el trabajo de todo un equipo, la voluntad de un pueblo. Las cosas no las cambia una persona, menos a nivel de nación. Las cambia ese pueblo que decide tomar ese destino en sus manos.

Recibimos con mucha humildad, con inmensa responsabilidad y con mucha firmeza. No vamos a perder el tiempo, no vamos a defraudar a nuestra gente. O cambiamos ahorita el país, o no cambiamos nunca. Y por supuesto, con esa mayoría en la Asamblea no vamos a tener los problemas que hemos tenido en estos últimos cuatro años. No tuvimos mayoría en la Asamblea, hemos tenido una oposición que no es democrática. En buena hora el candidato que quedó en segundo lugar es una persona coherente (Guillermo Lasso) ha dicho que se inaugura la oposición en Ecuador y bienvenida sea.

Que sea una oposición democrática, ideológica, coherente, pero la oposición que hemos tenido ha sido golpista, desestabilizadora, ha sido hasta inmoral. Ha habido delincuentes acusados de asesinato, de violación, que huyeron del país, no es que fueron sobreseídos y regresaron porque el juez lo prescribió y esos era nuestros fiscalizadores, y eso le da palestra a la prensa, indecente también, para hacerle daño al gobierno.

Entonces, ese ha sido el mayor problema que hemos tenido en estos cuatro años. Ha habido instruccionismo, nos han bloqueado las leyes fundamentales, insultos, infamia, una política de muy baja realeza. Así que gracias por esta mayoría, que por supuesto, lo que vamos a hacer son desbloquear estas leyes fundamentales, que han estado durmiendo los sueños de los justos durante años, para hacerle daño a Correa y resulta que le han hecho daño al país.

Por ejemplo, la ley de Aguas, la ley de Tierras, el Código Penal. Yo tengo que luchar contra la delincuencia con un Código Penal que tiene más de 70 años, la ley de Comunicación y tenemos, y está en el plan de gobierno, nosotros no hemos ocultado nada, allí está para todo el pueblo ecuatoriano, de manos abiertas, el nuevo Código ambiental, el nuevo Código de Desarrollo Urbano, o la reforma de la ley Eléctrica, y otros proyectos en beneficio del pueblo ecuatoriano. Entonces, es un cambio sustancial la mayoría en la Asamblea que nos va a permitir profundizar con mucha más rapidez este cambio histórico que es la Revolución Ciudadana.

JG: ¿Le interesaría impulsar una de estas reformas que estaban en el cartel de los pendientes en algún orden? Empezar por alguna de ellas, estamos hablando de la tierras, más que la de aguas…

RC: yo creo que lo más urgente es el Código Penal. Tenemos un código penal de más de 70 años. El pueblo ecuatoriano nos exige seguridad. Ya reformamos la policía y de qué manera. Estamos teniendo un éxito enorme con la nueva visión de la policía militarizada en grandes cuarteles. La policía inmersa en todos los barrios, las llamadas unidades de policías comunitarias con estaciones bellísimas, con toda la tecnología, con dignidad para nuestros policías, quienes tenían que dormir en el piso en colchones prestados, yo lo ví. Ahora tiene habitaciones, aire acondicionado, plasma, sala de estar, comedor, cafetería, porque primero la dignidad de la gente, la dignidad de los servidores públicos. Eso, más el Eco 911, un sistema integrado de seguridad más modernos de américa Latina y el cual está dando unos resultados espectaculares.

Faltaba la parte judicial, la reforma judicial por consulta popular, ahora juez que suelta delincuente, juez destituido. Se nos había reducido la población carcelaria, Jorge, de 20 mil a 12 mil personas privadas de libertad por que soltaban a todo el mundo, jueces corruptos aplicando mal las leyes. Con la reforma, ahora sí, juez que suelte a delincuente peligroso es sancionado y de nuevo ha vuelto a su nivel normal esa población carcelaria, de 12 mil a 20 mil.

¿Qué nos falta? La ley, el Código penal, tenemos un código penal de más de 70 años, insisto. Si hay un delincuente que entra en una casa que viola, asesina y roba, solo se le puede juzgar por uno de los tres delitos, porque no hay acumulación de penas. Todo eso está corregido en el nuevo Código Penal, pero todavía nos queda un año para hacerle daño a Correa y resulta que le estaban haciendo daño a la gente. Entonces, creo que la prioridad es ese Código Penal.

JG: En la lista que le dieron a usted de las malas notas en el primer período, o en el período anterior, los últimos cuatro años, las peores notas en el tema de la inseguridad y en el tema de la corrupción. ¿Qué se puede esperar en los próximos cuatro años?

RC: ¿Quiénes son los profesores que ponen las notas?

JG: Los profesores son las encuestas que publica Cedatos.

RC: Bueno, vaya, Cedatos. Enuméreme, dígame tres casos de corrupción graves en mi gobierno.

JG: Bueno, usted los puede enumerar. Lo acusan del tema del grado…

RC: ¡Maravilloso! Mire América Latina qué casos de corrupción tan grave, rásguense las vestiduras, la falsificación de un título y el corrupto ¿no es el que engaña? Somos los engañados, Osea que el Incae también es corrupto porque le dio un título de Maestría en vez de un título de Pre-Grado, que no existía, pero engañó. ¿Se da cuenta del absurdo? Pero ese es el poder mediático. Nos quieren robar nuestro principal bagaje, pero allí está la respuesta del pueblo ecuatoriano. Uno de los mayores derrotados del día de ayer ha sido esa prensa corrupta que ha tratado de posicionar al gobierno como un gobierno corrupto y somos de los gobiernos más transparentes en la historia de este país.

Por supuesto, yo no puedo evitar, que un malqueriente falsifique un título y acceda a un cargo público. ¿Pero eso nos hace corruptos a nosotros? ¿Usted se da cuenta de cuánta ridiculez? Lo otro, es que hace seis meses, ocho meses, los titulares eran un crédito mal dado, un banco que tuvo que tomarlo el Estado, porque lo manejó mal el sector privado. Vaya y vea por lo que ocurrió en el 99. La gente se le ríe a esto. No hay la percepción de corrupción. Nos persigue el pueblo ecuatoriano y somos un gobierno honesto y yo, soy un presidente, una persona honesta y no permitiré que se juegue, y esa es una de las cosas, que tenemos que enfrentar. Esa prensa corrupta, porque hacen con eso politiquería.

JG: Usted dijo que es de las peores del mundo…

RC: De las peores del mundo. Me ratifico en eso y eso que he vivido en Europa y en Estados Unidos y nada que ver con esta prensa de aquí que hace política disfrazada de periodistas, cobardemente, sicarios de tinta y lo mismo es en Venezuela, Bolivia, Argentina, siempre contra gobiernos progresistas, como dice Ignacio Ramonet, los perros guardianes del estatus quo.

Y sobre lo primero, seguridad. Ese es un problema de América Latina. Y vea los promedios de inseguridad en América Latina y verá que Ecuador está por debajo. Vaya a ver los países más desiguales, perdón, más inseguros, todos gobiernos de derecha. Pero la prensa tiene esa habilidad de echarnos la culpa de fenómenos mundiales. Créame que si aquí caía el meteorito que cayó en Rusia, la prensa corrupta le echa la culpa al gobierno, y tienen capacidad de hacer daño. Ya no tienen capacidad de poner y sacar presidentes y por eso están tan frustrados, por eso hay tanto odio.

JG: Hablaba usted de derrotados y dentro de los derrotados, es decir, los otros siete candidatos que participaron está por ejemplo la opción que había de la izquierda, una izquierda representada por el señor Alberto Acosta. Hay una percepción de que el reducido número de votos que obtuvo el señor Acosta tiene que ver como con una rebelión interna, incluso el movimiento indígena que lo acompañaba. ¿Cómo se puede leer eso?

RC: A mi no me gusta hacer leña del árbol caído y en la derrota humilde más que humilde en la victoria, pero sí creo que hay que saber leer las elecciones.

El fracaso contundente de los populismos, de los demagogos irresponsables, del que quería con máquinas de coser y con avena comprar la conciencia del pueblo ecuatoriano, el fortalecimiento y al menos consolidación se unieron en una derecha ideológica con la cual aunque sea se puede debatir ideológicamente, pero contra ciertos grupos que no tienen discursos políticos es en base a la coyuntura, argollas familiares, etcétera qué se podía debatir, han sido los grandes derrotados.

Dentro de esos grandes derrotados esa que se llamó la izquierda real, que en verdad es la izquierda falsa que ha votado cuatro años con la más recalcitrante derecha para tumbar a la Revolución, que habla de defender a la oposición y el 30 de septiembre de 2010 apoyaron a los golpistas y son los que nos hablan de Constitución.

El pueblo ecuatoriano ha dado un mensaje categórico, que están hartos de esa gente, de esa hipocresía y cómo les daba palestra la prensa corrupta parecía que eran los pueblos indígenas que se oponían al Gobierno.

Hemos ganado en todas las zonas indígenas, vaya a ver las zonas mineras, vaya vea Victoria del Portete donde hicieron hace algunos meses una supuesta consulta popular donde creo ganaron 900 votos contra cinco rechazando las minerías. Hemos sacado el 58 por ciento de los votos, todo era un gran fraude se le decía eso a la prensa corrupta, pero por hacerle daño al Gobierno posicionaban aquello. Ahí está la realidad no han llegado ni al tres por ciento de los votos.

JG: Desafíos que definitivamente usted tiene para los próximos años. Por ejemplo, tender puentes a aquellos movimientos sociales que no necesariamente lo han apoyado: el tema de los ecologistas, de la gente que defiende la tierra e incluso la posición de la iglesia católica.

RC: Siempre hemos estado abiertos al diálogo. Palo porque vas y palo porque vienes. Uno de los ataques de campaña era que me había reunido con (Guillermo) Lasso y ahora hay que tender puentes. Por supuesto, hemos abierto las puertas a banqueros, tricicleros, banquistas, a los vendedores de chicle, a todos los grupos poblacionales y luego hemos tomado con absoluta independencia de acuerdo a nuestra conciencia decisiones en función del bien común.

Seguiremos en esa postura, por supuesto con ciertos límites, o sea siempre y cuando sea gente de manos limpias y patriotas, tampoco nos vamos a reunir con los impresentables que han saqueado la Patria, gente inmoral que hay en la política ecuatoriana que son los grandes derrotados y ojalá sigan siendo derrotados.

Por ejemplo, un Lasso yo no puedo negar que es un tipo inteligente, que tiene un discurso coherente, en lo personal considero que es una persona decente, pero hay otra gente impresentable y que ha hecho tanto daño al país y reunirnos con esa gente es traicionar al pueblo ecuatoriano, pero con el resto manos limpias corazones patriotas siempre estamos abiertos al diálogo.

JG: Y con la iglesia católica, que tenemos un nuevo papa que se va a anunciar en las próximas semanas. ¿Podría cambiar un poco la relación en los próximos cuatro años?

RC: La relación con la iglesia católica ha sido excelente. Cuidado que yo soy medio curuchupi y manejo bien eso. Mi primer trabajo fue profesor de religión y fui un año misionero salesiano.

Por si acaso, iglesia somos todos los bautizados, eclesia comunidad en griego. La iglesia no es la jerarquía eclesiástica, cierta jerarquía ha estado en contra de la Revolución y abiertamente a favor de partidos de derecha que han torturado y cometido atentados contra los derechos humanos, el pueblo ecuatoriano los ha juzgado, el pueblo católico y el pueblo cristiano.

Con la iglesia nos llevamos muy bien, yo soy parte de la iglesia. Muchos sacerdotes nos quieren mucho, comunidades religiosas y por supuesto el más absoluto respeto al papa, a quien en lo personal considero y admiro mucho a Benedicto XVI.

JG: Señor presidente Correa, la versión 2.0. El próximo período de cuatro años del presidente Correa vamos a ver a un presidente más calmo o va cambiar en algo su carácter y personalidad.

RC: Mi madre siempre decía “genio y figura hasta la sepultura”, pero cuidado que yo soy electo Presidente de Ecuador no mister simpatía, no puedo caerle bien a todo el mundo. Ahora, creo que le caigo bien a bastante gente y si no no se hubieran dado los resultados de ayer, pero eso trata de posicionar cierta prensa.

Mire el titular del diario La Noticia: Correa dice que nada va a cambiar en el país. Cuando yo dije que no van a cambiar nuestras políticas. Tergiversan todo, manipulan, han fracasado totalmente. En todo caso, yo no he sido elegido mister simpatía, he sido elegido Presidente de Ecuador y como cualquier persona, ser humano tengo defectos, como cualquier persona honesta trataré de controlarlos, pero soy una persona sana, correcta, con buena intención, entonces no creo que tenga que cambiar demasiadas cosas.

Como cualquier ser humano tengo defectos y trataré de controlarlos y cuando no los pueda controlar sabré pedir las disculpas del caso.

JG: Usted habló que le daba mucha importancia para los próximos cuatro años a la integración. Es decir, estamos hablando en América Latina de instituciones como Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), estamos hablando del Sistema Unitario de Compensación Regional (Sucre), del Banco del Sur. Cuéntenos un poco su visión al respecto.

RC: Ese fue uno de los temas originarios de nuestro programa de Gobierno: la integración latinoamericana. Siempre hemos pensado en la patria chica y en la patria grande, nosotros no podemos pensar en un proceso revolucionario en Ecuador sin pensar en esa Latinoamérica unida.

Seguiremos con todas nuestras fuerzas luchando para cristalizar el sueño de nuestros libertadores. Y usted lo ha dicho, se ha avanzado mucho y debemos seguir avanzando y consolidando esos procesos. Por ejemplo, Unasur, CELAC, ALBA y algunos mecanismos muy concretos como el Sucre que sirve para hacer intercambio en nuestro países sin el absurdo de depender de una moneda extranjera, que por utilizar ese cambio extrae riqueza de nuestra región.

No quiero dar cátedra de economía, pero se llama el ingreso pro señoreaje. Si yo intercambio en dólares y una silla venezolana vale 10 dólares Estados Unidos solo me tiene un billete de 10 dólares porque es el emisor de la moneda, captura una silla venezolana, es como si extrae una silla venezolana de riqueza de la región. Entonces es un absurdo, eso significa transferencia de centenas de millones de dólares el emisor de la moneda que se utiliza de intercambio.

Le he dado ejemplos concretos de mejoras como Sucre, pero también está la nueva arquitectura financiera regional de la cual el Sucre debe ser parte, Banco del Sur, un fondo de reservas regionales y se requiere de Consejos de Defensa y políticas regionales como de seguridad social, laboral, todo eso debemos profundizar en todos eso debemos avanzar.

JG: Tema polémico: Tratados de Libre Comercio con Estados Unidos o con Europa o tratados de comercio justo.

RC: ¿Polémico para quién?

JG: Polémico para la oposición que representa el el 40 por ciento.

RC: ¿Cuánto representa?

JG: Todo lo que no sea 57 por ciento es oposición.

RC: No es así tampoco. Una cosa es el voto y otra es la aprobación del Gobierno y la aprobación del Gobierno siempre se ha mantenido en 80 por ciento, pero la gente con total derecho pude decir: Correa indudablemente ha hecho un Gobierno y la Revolución está transformando el país, pero yo soy una persona de derecha y voto por la derecha. Una cosa es el voto y otra cosa es el apoyo al Gobierno.

JG: Tratados de Libre Comercio…

Hemos hablado muy claramente el pueblo se ha pronunciado en las urnas sería una traición después de tan contundente presión del pueblo ecuatoriano volver a esos Tratados de Libre Comercio, lo hemos dicho “no a los Tratados de Libre Comercio”, sino hubiera ganado Lasso.

JG: Hoy la noticia que ha sorprendido a mucha gente es el presidente Hugo Chávez regresa a Caracas, procedente de La Habana luego de unos dos meses y una operación. Usted fue la persona que lo vió el día anterior de entrar al quirófano. Su reacción.

RC: Bueno de alegría porque vuelva a su Venezuela querida, pero también un poco de coraje porque él es medio cabeza dura. En lugar de estar descansando una de las primeras cosas que ha hecho es mandarme un mensaje de felicitación.

Olvídate tú, preocúpate en recuperarte lo más rápido posible. Venezuela, Latinoamérica, tus amigos te necesitamos. Gracias, gracias seriamente por la felicitación, pero ya preocúpate por en tu salud y en recuperarte lo más rápido posible.

JG: Posibilidades de irlo a visitar a Caracas…

RC: Me encantaría, lo que pasa en estas es que hay que saber ayudar, porque algunas veces uno complica más que ayudar. Si está en un proceso de recuperación que uno lo vaya a ver puede perturbar en lugar de ayudar. Entonces hay que pensarlo.

JG: ¿Qué representa el regreso de Chávez para Venezuela, la región latinoamericana y para los movimientos progresistas?

RC: Lo que representa Hugo Chávez: un ícono para la Revolución de Venezuela y de nuestra América. Yo jamás dejaré de expresar mi admiración por el presidente Chávez y yo no digo mucho esto de personas, pero ahora es tan duro. Usted ve con cuántos obstáculos tenemos que enfrentarnos, cuántos poderes fácticos muy malos, muy dañados algunos con servicios de inteligencia nacional o extranjeros, patrañas que se generan para destruirnos. Ahora es tan duro.

Me imagino en el 98 cuando Chávez estaba solito, cómo lo hizo, realmente lo admiro si ahora para nosotros con tanto apoyo popular es tan duro en Ecuador. Así que creo que Chávez es un ícono en América Latina. Todos debemos ser necesarios, todos somos necesarios, nadie es imprescindible, pero lo necesitamos a Hugo y ojalá se recupere lo más rápidamente posible.

JG: Uno de los grandes desafíos que también se ven en el caso de Ecuador es que el presidente Correa es un caudillo para algunos y en ese sentido, el temor que surge al día siguiente que es reelecto es no puede reelegirse una vez más. ¿Quién tomará la batuta de la Revolución Ciudadana si el presidente Correa deja el poder en el 2017?

RC: Esos son argumentos de los mediocres, pero como ya no tienen más para acusarnos caudillos, las virtudes se vuelven vicios. Hasta donde tenía entendido tener liderazgo era una virtud. América Latina lo que más necesita son líderes buenos. La mayor crisis en los 90 fue la crisis de líderes. Que vergüenza los líderes que tuvo América Latina, entreguistas con almas de vasallos y ahora resulta que la virtud se convirtió en vicio porque no nos pueden derrotar en las urnas. Ese es el poder mediático.

¿Si ve como trastornan todo y por hacerle daño a unos le hacen daño al país y América Latina?. Ser lider no es malo, es bueno. ¿Qué es liderazgo? Tener la capacidad de influir en los demás, si esa capacidad de influencia se utiliza para beneficio propio ese es un mar líder que han sobrado en América Latina, en cambio si esa capacidad se utiliza hasta para perder la vida por los demás son liderzgos buenos que lo requiere urgentemente América Latina.

Tenga la seguridad que yo estoy en el segundo liderazgo, pero hasta eso se sataniza por parte de los mediocres porque no tienen de qué más acusarnos y lo que más queremos es que pronto vengan jóvenes a decir: Presidente le agradecemos todo su esfuerzo, le agradecemos todo lo que pudo pero ya está mayorcito retírese no más que nosotros lo podemos hacer mucho mejor y más rápido. Estamos preparando generaciones de jóvenes para que después de cuatro años tomen la posta.

JG: Es decir, la Revolución Ciudadana seguiría sin Rafael Correa.

RC: Por supuesto, la Revolución Ciudadana no es Rafael Correa es un proceso que ya es leyenda de cambio histórico que rebasa cualquier persona, lo hemos repetido en todos los rincones de patria durante la campaña: “No es el proyecto Rafael Correa, el proyecto político se llama Revolución Ciudadana”.

Por eso, entre otras cosas, votar todos 35 y fíjese que el mensaje caló, porque tenemos el voto por la Presidencia y las listas es impresionante.

JG: Y por último presidente Correa. ¿Dónde piensa dejar al Ecuador en el 2017 cuando va a colgar los guantes?

RC: Sin resolver todos los problemas sería un absurdo decir que en apenas cuatro años vamos a superar la miseria, la pobreza, la desigualdad, pero en la ruta irreversible hacia ese buen vivir. Es decir, con los cambios sustanciales para que no nos puedan volver al pasado, ese pasado de feriado bancario, de tercerización y explotación laboral, migración forzosa y de masacrar a la gente por pagar una deuda inmoral.

Dejar al país enrumbado para que jamás nos puedan regresar a ese pasado.

JG: Señor presidente Rafael Correa gracias por estar con nosotros suerte, muchísimo éxito y felicitaciones por el triunfo.

RC: Gracias Jorge y un abrazo a nuestra Latinoamérica querida. Seguimos, seguimos transformando la patria chica y la patria grande con la que soñaron nuestros libertadores. Un abrazo a toda Latinoamérica.

Tomado de TeleSUR

Correa arrasó en las presidenciales y promete más cambios en Ecuador

El mandatario reelecto junto a su vice, Jorge Glass, saluda al pueblo en un balcón del Palacio de Carondelet, hace apenas unas horas

“Esta Revolución no la para nada ni nadie”, dijo el flamante mandatario desde un balcón del Palacio Gubernamental de Carondelet ante miles de ecuatorianos, luego de conocerse que como era tan esperado, ganó con alrededor del 60 por ciento de los votos emitidos, cifra más que suficiente,  y que invalida la necesidad de concurrir a una segunda vuelta.

El joven economista que alcanzó la presidencia en 2007, cuando el país andino se encontraba en una de las mayores crisis de su historia, política, económica, social y de gobernabilidad, dijo a los periodistas en su primera rueda de prensa que pretende luchar contra la prensa “corrupta”, “manipuladora” y “mercantilista”, otra gran derrotada de las elecciones de ayer. “Tenemos que realmente lograr una sociedad donde manden los ciudadanos y no el que tuvo plata para comprarse una imprenta”

Aclaró Correa que el objetivo del Gobierno en los próximos meses será continuar y profundizar los cambios que han tenido lugar en Ecuador durante los últimos años.

Entre las primeras felicitaciones recibidas luego de conocerse el triunfo del candidato de  Alianza País está la de Venezuela, donde el Ministerio de Exteriores emitió un comunicado en nombre del presidente Chávez, en el que éste “hace suya la alegría desbordada del pueblo de la hermana República del Ecuador tras la contundente victoria del líder de la revolución ciudadana, compañero Rafael Correa”.

Correa tomará posesión de este nuevo mandato popular el venidero 24 de mayo.