Archivo de la etiqueta: Derechos Humanos

PARA QUE LA DEMOCRACIA SEA DEMOCRACIA

descargaguerr

Por Luis Toledo Sande

toledo

Desde que se acuñó para nombrar una forma de funcionamiento social en la Grecia culta y fértil, pero esclavista, el término democracia —etimológicamente, poder del pueblo— ha venido cargando con realidades y embustes, logros y manquedades, en proporciones varias. Así y todo, constituye un desiderátum de la mayor importancia para la humanidad. Pero causa espanto el atolladero a que ha llegado su uso en las versiones privilegiadas en el mundo por los medios imperantes, instrumentos de los poderosos.

En medio de una realidad en que los intereses imperiales fomentan guerras, genocidios, actos terribles como los sufridos por las masas de emigrantes echados de sus tierras por los conflictos bélicos y la pobreza que estos agravan, cuando en muchas partes asoman las garras del fascismo, sobran ejemplos para ilustrar la falsedad de quienes medran falseando y haciendo fracasar la democracia. Dos casos palmarios son el de los Estados Unidos, autopromovido e incluso aceptado por muchos como supuesto paradigma de la democracia, y el de España, en pose de imitar el modelo estadounidense.

El primero de ellos sobresale como tutor mandón, OTAN mediante; el segundo, como engendro patético, como zarzuela mala. Ambos ignoran los derechos de los pueblos, incluidos los suyos, y en el europeo las fuerzas dominantes —o vicedominantes, porque se supeditan a las del Norte— imitan a la potencia que hoy las coyundea y en 1898 humilló a sus predecesoras. Para colmo, se ha implantado como supuesto recurso para garantizar la estabilidad —preparado por el cabecilla fascista que sumió al país en sangre y luto y urdió la transacción “democrática”— nada menos que una monarquía, forma de gobierno caduca raigalmente incompatible con la democracia verdadera.

Allí alternan en la casa de gobierno el partido cuya cúpula ha traicionado los rótulos socialista y obrero de su nombre, y el que, también usurpando una denominación que no le pertenece, popular, encarna la continuidad del llamado Bando Nacional, el que llevó al poder al caudillo asesino. Tal es el partido que recientemente ha logrado seguir habitando La Moncloa, tras episodios comparables en la imaginación cubana como un San Nicolás del Peladero carente de gracia, trágico.

En los Estados Unidos la más reciente campaña por el voto presidencial mostró una vez más, reforzada incluso, la realidad descrita por José Martí al hablar de política y elecciones en esa nación: “no se ha peleado a lo púgil, sino a lo serpiente”. En la pugna se enfrentaron otra vez los representantes del partido demócrata y el republicano, nombres tan intercambiables en esencia como las organizaciones políticas designadas con ellos.

En la continuidad del secular modo de hociquear en la contienda por ocupar la Casa Blanca se enfrentaron, de un lado, una intervencionista que envuelve en porte elegante su alma asesina y, del otro, un ser que, con su burda catadura neroniana, encarna la decadencia, peligrosa y en marcha, del imperio. Su desempeño, si no lo liquidan por el camino, llegará —al igual que llegaría el de su adversaria si ella hubiera ganado— hasta donde se lo permitan los dueños del negocio terrible que él representará como presidente.

Modelos tales encarnan miseria moral para los pueblos del mundo en cualquier época, y máxime cuando las reglas impuestas se emplean en función de estratagemas neoliberales como las que han primado en el Brasil de un turbio golpe de estado parlamentario. También en Argentina, donde la derecha capitalizó recursos en los cuales se incluyó una falaz maquinaria propagandística.

Así las fuerzas de la reacción consiguieron que el pueblo apareciera como protagonista de un hecho costoso para la inmensa mayoría: ponerse la soga en su pescuezo con la elección de un presidente que obedece al imperio y a la oligarquía intestina, de la que forma parte. Como la maniobra perpetrada en Brasil, la de Argentina corrobora cuán antidemocrática puede ser, capitalismo por medio, la llamada democracia.

Esos triunfos de la derecha —tras los cuales es fácil adivinar o ver el empuje de fuerzas que en el Norte son capaces de alternar, cuando les conviene, la zanahoria que manipulan y el garrote que las caracteriza— la han envalentonado todavía más en el afán de derrocar gobiernos que no le hacen el juego al imperio ni, por tanto, a ella. Ocurre en la Bolivia del Movimiento al Socialismo y en el Ecuador de la Revolución Ciudadana y, señaladamente, en la Venezuela del proyecto bolivariano.

Los dirigentes revolucionarios en ese país, ahora con Nicolás Maduro al frente y también apoyados por la mayoría de la población, han conseguido contener, con un denuedo que asombra y conmueve, la ofensiva contrarrevolucionaria y criminal apoyada por el imperio. Es una ofensiva comparable al menos con la que en Chile frustró por la fuerza el experimento pacífico del gobierno de la Unidad Popular, encabezado por Salvador Allende.

Hasta ahora la diferencia entre ambas realidades la va marcando el hecho de que en Venezuela no ha prosperado un golpe militar como el representado por Augusto Pinochet en Chile. Pero los intentos de acabar con el afán bolivariano se comprobaron fehacientemente incluso en vida de Hugo Chávez, contra quien se orquestó un golpe respaldado por fuerzas foráneas. En ellas descolló el Partido Popular español y, sobre todo, el imperio al que esa organización política sirve, como sirven los cabecillas de la contrarrevolución que actúa dentro de Venezuela.

Agredida, bloqueada, calumniada, asediada por ese mismo imperio, que viola los derechos humanos y la legalidad internacional, Cuba se ha mantenido firme, gracias a una Revolución a la que el pueblo le ha dado un apoyo ampliamente mayoritario, y no por casualidad ni como fruto de un supuesto milagro. Esa Revolución llegó al poder tras una lucha armada que le permitió desmantelar la maquinaria gubernamental impuesta por una burguesía que calculó mal al irse para los Estados Unidos, suponiendo que pronto volvería para recuperar su posición. El pueblo, por su parte, vio en la obra revolucionaria un rumbo verdaderamente democrático.

El 16 de abril de 1961, en el entierro de los mártires de los bombardeos con que en la víspera la CIA intentó destruir parte importante de las fuerzas con que Cuba podría defenderse contra la invasión desatada el 17, el líder Fidel Castro Ruz declaró que la Cubana era ciertamente una Revolución de los humildes, con los humildes y para los humildes: es decir, encarnaba en los hechos el poder del pueblo, esencia de la democracia.

Desde el alba de 1959 el pueblo cubano tenía evidencias de que se estaba cumpliendo el Programa del Moncada. Lo mostraba cuanto se hacía en el terreno de la educación y la salud, en el laboral y en el de la dignidad basada en la conquista de la soberanía que el imperio le había arrebatado al país en 1898, con la oportunista intervención que impidió que Cuba alcanzara la victoria que merecía contra el colonialismo español.

Para defender a su patria contra la invasión mercenaria, preparada y financiada por la CIA, y que fue aplastada en menos de setenta y dos horas, lucharon en Playa Girón soldados y milicianos —pueblo uniformado— que sabían necesario salvar y cuidar logros como la Campaña de Alfabetización en marcha, gracias a la cual el año 1961 finalizó con la proclamación de Cuba como país libre de analfabetismo. Ese fue el bautizo grandioso de una obra educacional en ascenso, que prepararía al pueblo para defender sus derechos contra todas las fuerzas que quisieran arrebatárselos.

Hace unos años, en medio de las calumnias contra Cuba, profesionales de diferentes países dialogaban en un debate, y uno de ellos —digamos que equivocado, víctima de la campaña mediática que la nación caribeña ha tenido que enfrentar sin descanso durante más de medio siglo— tildó de dictatorial al gobierno cubano. Entonces una colega española, haciendo acopio de claridad y de fina ironía, le respondió: “Pues se le debe impartir un curso al gobierno de Cuba para que aprenda a ser una dictadura, porque mal va el dictador que lo primero que hace es buscar y conseguir que su pueblo se instruya”.

La obra de educación, cultura y ciencia desarrollada por la Revolución Cubana con un denuedo superior a sus recursos materiales, no solamente le ha dado al país una fuerza laboral altamente capacitada. También lo ha dotado de un ejército —el pueblo— preparado para enfrentar con armas y pensamiento, en trincheras de piedra y de ideas, las campañas enemigas, y para hacerlo con la claridad de quien sabe dónde está lo que debe defender. Una Revolución que rinde culto filial a José Martí sabe, como dijo él, que “ser culto es el único modo de ser libre”.

Algunos habrán creído, o posado como que lo creían, y hasta intentado propalarlo como cierto, que la fuerza de esa Revolución había desaparecido o se difuminaba en medio de carencias internas provocadas por un criminal bloqueo que perdura. Pero no les habrá quedado más remedio que ver la reacción de la inmensa mayoría de este pueblo ante la muerte de su Comandante, las claras, resueltas expresiones de la voluntad de mantener vivo su legado y continuar una obra revolucionaria irreductible a los designios del mercado y al sometimiento en que los imperialistas quisieran y en vano han intentado sumir a Cuba. Habrán podido ver también la solidaridad de los pueblos del mundo con ella.

Tanto como la Revolución Cubana tiene el derecho y el deber de defenderse, y hacerlo con la mayor lucidez posible, asume igualmente la misión de salvar la cultura de la nación, que en ella tiene —así la definió el Comandante— su mayor escudo. Esa cultura no se agota en la riqueza artística y literaria cosechada: abarca un patrimonio más amplio, en el que están inscritos los valores éticos que han sido y han de seguir siendo el pilar de la obra revolucionaria y del acervo cultural de la nación en su conjunto.

No es fortuito, sino orgánico, el llamamiento de la propia dirección de la Revolución al pueblo para que fortalezca su participación activa y consciente en el ejercicio de la democracia. Sin él, la Revolución sería un logro bamboleante, fácilmente derribable con sacudidas mucho menores que las propulsadas contra ella por las fuerzas imperiales. De ahí la necesidad de fortalecer el funcionamiento democrático, participativo, con que el pueblo la lleva a cabo, y no contentarse con saber que ante la grandeza y la índole popular de su obra deberían al menos guardar silencio, si tuvieran pudor, los voceros de la falaz democracia burguesa que intentan desacreditarla.

Los lemas “¡Yo soy Fidel” y “¡Somos Fidel!” expresan apoyo, voluntad de participación en el cuidado cotidiano de las conquistas y los requerimientos de la Revolución. Significan que, lejos de menguar, esa voluntad crece ante la ausencia física del dirigente en quien el pueblo intuía que podía delegar en gran medida, con plena confianza, la responsabilidad de mantener bien orientada la Revolución. A partir de ahora no debe quedar resquicio al que no llegue el sentido colectivo, a fondo, de la democracia plena que se necesita para que el legado revolucionario perdure en marcha hacia un futuro que debe y merece ser victorioso.

No se sirve en Cuba, ni se ha de servir, a rejuegos para que accedan al poder millonarios o aspirantes a millonarios que representan a los opresores y ellos mismos lo son. La cultura revolucionaria de la nación garantiza que aquí no haya magnates que encuentren espaldas de pobres sobre las cuales sentarse. Eso, cualesquiera que sean los ropajes con que el opresivo sistema se vista, ocurre diariamente en los países que, dominados por el capitalismo, presiden a escala planetaria la violación de los derechos humanos.

Esa realidad es medularmente ajena a un pueblo como el de Cuba, preparado para saber cuáles son sus derechos, y defenderlos. Se trata de un pueblo instruido, formado —como debe serlo crecientemente— en el conocimiento de su historia, y de la historia de sometimiento en que lo quisieran hundir otra vez y para siempre los mismos que lo sumieron en ella desde 1898 hasta el 1 de enero de 1959, y ahora lo invitan a olvidarla.

No olvidará su historia la Revolución que ha abierto caminos necesarios para que ciertamente democracia signifique democracia, no campañas de serpientes al servicio de la opresión nacional e internacional.

 

La trama financiera de la última dictadura

UN INFORME DE LA COMISION NACIONAL DE VALORES EXPLICA COMO OPERO LA REPRESION EN LA CITY PORTEÑA

Secuestros de empresarios, desapoderamiento de bienes. El terrorismo de Estado también se ocupó de barrer con lo que consideró la “subversión económica”. Adelanto exclusivo que ofrece hoy domingo Página/12 del análisis de más de 500 actas del directorio, legajos y entrevistas con las víctimas. En la caricatura, el dictador Jorge Rafael Videla

Por Alejandra Dandan

El avance de los juicios de lesa humanidad permite conocer nuevas facetas de la última dictadura, incluso empezar a entender el impacto que tuvo en la city porteña, “descontrolada” por el efecto financiero de las políticas de José Alfredo Martínez de Hoz. A raíz de los pedidos de distintos juzgados por la actuación de un grupo de funcionarios durante la última dictadura, la Comisión Nacional de Valores (CNV) creó una oficina de derechos humanos que durante el último año analizó mas de 500 actas del directorio, relevó legajos e hizo entrevistas a una serie de empresarios que fueron secuestrados y desapoderados luego de investigaciones que encaró el organismo en el período 1976-1983. El informe que Página/12 adelanta en exclusivo se presentará mañana. Entre otros datos, señala, por ejemplo, a partir de un primer relevamiento, que el número de empresarios, financistas y agentes de Bolsa secuestrados durante la última dictadura asciende a 130, 11 de ellos están desaparecidos. En algunos casos, existió el secuestro completo de directorios y de empleados y el desapoderamiento de bienes. El análisis indica que el pico más alto se produjo a partir de 1978-1979, en coincidencia con la caída del número de desapariciones e ingresos de NN a los cementerios de militantes políticos y sociales. Para la CNV, esto podría ser pensado como una segunda etapa de la represión: “El hecho de que la lucha contra la ‘subversión’ en gran parte estuviera cumplida dejaba una estructura represiva libre para ser utilizada para otros fines”.

El corazón del informe preliminar de la CNV –elaborado por una antropóloga, un historiador y un sociólogo- describe la política de Martínez de Hoz, muestra el caso Acindar y Papel Prensa (ver aparte) y se ocupa de analizar las actas, muchas de las cuales se exponen públicamente por primera vez, para mostrar cómo funcionó el sistema financiero durante la dictadura. En ese esquema, aparece una CNV actuando bajo un doble estándar que articula lo legal con lo clandestino. Por un lado, investiga operaciones financieras fuera de los parámetros de aquella legalidad (o blanquea operaciones a través de omisiones de datos). Pero, por otro lado, articula sus investigaciones operativamente con áreas como el Primer Cuerpo del Ejército y envía peritos en “comisión” a Campo de Mayo para interrogar a los empresarios secuestrados. Las denuncias muestran a los interventores en centros clandestinos. Esta “embestida sistemática contra las empresas”, de acuerdo con el informe, se dio en un mundo de roles y poderes cruzados, donde se jugaron internas, y en el que, en algunos casos, secuestrados y secuestradores compartieron espacios de poder.

El mapa

Uno de los méritos del informe es la intención de empezar a trazar un mapa más amplio sobre el secuestro del sector empresario. Allí no están solo los casos en los que intervino la CNV, sino todos: los que cotizaban en Bolsa y los que no. Están los grupos secuestrados entre 1976 y hasta 1983. En el primer momento, las víctimas parecen ser más “empresarios” netos, y son los casos más conocidos y comprometen al menos a 50 personas secuestradas. Luego aparecen aquellos que también son financistas “El secuestro a empresarios y financistas implicó una dinámica represiva en algún punto particular y diferenciada respecto de aquellos que fueron desaparecidos por razones políticas y sociales, entre otras”, indica el Informe. “En un primer lugar, el objetivo de los secuestros era detectar el aspecto económico de la ‘subversión’ en dos sentidos”:

1) Una parte de los secuestros se dirigió a buscar el dinero de organizaciones consideradas “guerrilleras” o “subversivas”.

2) Otra parte buscó operatorias empresariales que supuestamente “atentaran contra la economía argentina”. Esta idea también se lee como “causa” o “excusa” de una dinámica que incluyó “iniciativas privadas”

Otra característica de los secuestros que empiezan a verse a partir de 1978 y 1979, según el recorte del Informe, es que en general son hombres muy conocidos de la city, personajes públicos, dueños de bancos y financistas que tienen voz programas de televisión. La city, en ese momento, es un mundo en el que se conocen todos. Y un elemento que parece tener muchos casos es que secuestrados y secuestrados se conocen o por relaciones empresarias o porque comparten espacios sociales o de poder.

Entre víctimas y victimarios había muchas veces un espacio común de poder, económico, de relaciones políticas, sociales y familiares. Hay varios casos concretos. Otro elemento del Informe permite pensar por qué caen ellos y por qué a partir de 1978. “La multiplicación de bancos privados de capital nacional, que pasan de 68 a 152 en tres años, y su reflejo en los actores del sistema financiero con banqueros, financistas, agentes de Bolsa, casas de cambio es una modificación brusca en un mercado de capitales chico controlado hasta ese momento por una CNV cuyo instrumento de acción era la vieja ley de Onganía N 17.811”, indica Napoli. “Es dable pensar que cuando la dictadura genocida comienza a cambiar su discurso respecto de sus crímenes y a hablar de ‘fin de la guerra contra la subversión’ o ‘los desaparecidos están muertos’, también comience a apuntar sus cañones de control y rapiña contra un mercado financiero que, para la mirada de quienes ocupaban espacios de decisión, se había descontrolado. Podría plantearse que el aparato represivo, los grupos de tareas, viraron su atención de la ‘subversión’ a la ‘subversión económica’ a partir de 1978, para el secuestro de empresarios y su desapoderamiento de bienes”.

En las conclusiones del Informe se trabaja además con la hipótesis de que una de las razones que influyeron en este tipo de secuestros fue la iniciativa privada. “El hecho de que los militares consideraran que la ‘lucha contra la subversión’ estuviera en gran parte cumplida, dejaba una estructura represiva, tanto represores como dependencias, libres para ser utilizados para otros fines. Esto implica, por ejemplo, la realización de secuestros de ‘iniciativa privada’ por determinadas bandas que se organizaron dentro de la estructura represiva”. Muchos miembros de esos grupos aparecerán años más tarde en secuestros extorsivos durante la democracia.

Extractado de Página/12

La imagen más fiel de Marte

Vista parcial de la foto de un cráter en Marte, compuesta por 817 imágenes tomadas durante 120 días por el vehículo de exploración Mar Exploration Rover Opportunity, que según la NASA muestra lo que es “lo más cercano a estar” en el Planeta Rojo.

En esta imagen vemos el cráter Endeavour. Tiene un diámetro de aproximadamente 14 miles (22 kilómetros) y posee 25 veces el ancho del cráter más grande que el robot Opportunity ha capturado previamente en sus 90 meses en Marte.

Una combinación de 817 imágenes captadas por el vehículo Mars Exploration Rover Opportunity de la Agencia Espacial de Estados Unidos (NASA) muestra lo que es “lo más cercano a estar” en el Planeta Rojo, según detallaron en un comunicado.

La escena de 360 grados, “una vista espectacularmente detallada de un cráter que jamás hayamos visto en el curso de esta misión”, fue captada por una cámara panorámica (Pancam) empotrada en un mástil del vehículo durante 120 días. Ha sido presentada en falso color para enfatizar la diferencia entre los diversos materiales.

Aunque el Opportunity ha estado trabajando en Marte desde enero de 2004, las vistas fueron tomadas entre el 21 de diciembre de 2011 y el 8 de mayo de 2012, cuando el Opportunity permaneció estacionado en un lugar llamado Greeley Haven.

La divulgación de esta imagen, coincide los 3.000 días de misión de la mentada nave en el planeta rojo, y con los 15 años de la presencia robótica de la NASA en Marte, desde que aterrizara allí la nave ‘PathFinder’ en 1997.

“La escena nos ofrece el rico contexto geológico en el que se ha desarrollado el trabajo químico y mineral durante la última misión, a la vez que una espectacular imagen del cráter en el que hemos trabajado” declaró Jim Bell de la Universidad Estatal de Arizona y científico líder de la PANCAM.

La NASA busca señales de que Marte tuvo un medio ambiente habitable hace miles de millones de años. El conocimiento del clima marciano será importante para las futuras misiones tripuladas, que puedan arrojar luz sobre las fuerzas que conformaron el clima terrestre

La nave ‘Opportuniy’, junto con su gemela, ‘Spirit’, aterrizaron en Marte en enero de 2004, para lo que iban a ser 3 meses de misión. Sin embargo, ambas siguen funcionando. La siguiente generación de vehículo creada por la NASA, ‘Curiosity’, está preparada para ser enviada a Marte el mes que viene.

Extractado de VOA y fuentes cablegráficas

LOS BEBES DE FALUYA, a propósito del último artículo de Noam Chomsky

Bebés de faluya, Iraq, con graves defectos de nacimiento

Conocí hace ya algunos años a una mujer occidental…no era exactamente una amiga, más bien una conocida, una amiga de una buena amiga mía.
La llamaré Marion. Estaba recién casada y ella y su marido estaban muy ilusionados con tener un bebé. Cuando Marion se quedó embarazada, después de una muy cuidadosa planificación, porque a los occidentales les encanta planificarlo todo, hasta el último céntimo, tuvo todos los cuidados médicos necesarios. Pruebas de ultrasonido y todo lo demás… y en el cuarto mes de embarazo se dispuso a pasar el examen habitual para comprobar si su bebé era un feto saludable.
Marion se quedó horrorizada cuando su doctor le informó de que su bebé tenía alguna deformidad genética y que debía someterse a un aborto. Marion se hundió después en una grave depresión a pesar del hecho de que su doctor le aseguró que en el futuro podría tener bebés sanos, pero tenía pánico a quedarse embarazada de nuevo y su relación marital sufrió un duro golpe y acabó en divorcio…
Durante su período de aflicción, sus amigos y familia le dedicaron todo su apoyo… todos la consolaban por haber perdido un feto de cuatro meses, todo el mundo estaba pendiente de ella y la mimaban, además de inacabables sesiones con psiquiatras especializados que intentaban hacer cuanto podían para ayudar a Marion a que se recobrara de su congoja…
Era una hecatombe… una gran hecatombe… ¿cómo podía la naturaleza haberle hecho eso a Marion?, se preguntaba todo el mundo… y yo misma vi cómo sus cabezas se sacudían incrédulas ante tamaña crueldad… y escuché exclamaciones de horrorizada indignación por un embarazo malogrado.
Yo sentí, bueno, sí, que era triste pero que no era el fin del mundo. Fue afortunada de perderlo en medio del embarazo en lugar de tener que esperar hasta el parto y todavía era joven y tenía buena salud, disfrutaba de acceso a los servicios sanitarios, vivía en un entorno saludable, llevaba una buena dieta, tenía apoyos y podía quedarse embarazada de nuevo…
En mi opinión, tanto alboroto era una exageración… pero los occidentales se preocupan mucho de la vida, de tener bebés saludables, de tener familias saludables y de su absoluto derecho a tener todo eso en las mejores condiciones posibles…
Los años pasaron y no sé qué ocurrió finalmente con Marion, quizá concibió de nuevo o quizá se quedó colgada del hecho de que tuvo que poner fin a un embarazo a causa de un accidente de la naturaleza… pero, lo que sí sé y conozco bien es que hay miles de madres iraquíes a las que se les está pidiendo que no se queden embarazadas…
Lo más reciente que he oído a ese respecto, y esto no es oficial, es que en Basora los médicos están aconsejando a las mujeres que no se queden embarazadas en los próximos veinticinco años. Es algo que circula en secreto entre los recién casados…
La razón de estar disuadiendo de los embarazos proviene del hecho de que Occidente, que se preocupa tanto por sus niñitos, no tuvo ni el menor reparo en derramar toneladas de productos químicos letales, es decir, sus armas de destrucción masiva, sobre las gentes de Basora y Faluya, por nombrar sólo unas cuantas armas químicas como el uranio empobrecido y el fósforo, que han logrado que las tasas de cáncer se disparen entre los niños y que estén alumbrándose los monstruos más horribles, genéticamente modificados por la “libertad y la democracia”…
Las madres de Faluya y Basora no disponen de los lujos de las Marion… y sus pequeños Frankestein no son el producto de ningún accidente de la naturaleza… no. Sus pequeños han sido planificados y concebidos en Washington DC y en el 10 de Downing Street. Son el fruto de Occidente. El parto de Occidente… y de nuestras contracciones.
Nadie se preocupará de las madres iraquíes, que tampoco recibirán el trato delicado ni gozarán de la empatía de las que disfrutó Marion… se limitarán a tumbarse en la sala de partos, asumiendo que haya una… y expulsarán un monstruo tras otro… elaborados en Estados Unidos y la Gran Bretaña.
Pero hay una cosa que probablemente se les escapa… estos monstruosos recién nacidos, estos bebés deformados –no por la naturaleza sino por vuestra “civilización”- son tan sólo un reflejo de vuestra propia fealdad… en cuanto a ellos, esos pequeños son bellos… y en cuanto a vosotros, sois algo peor que una atrocidad, que la peor de las pesadillas…
Fuente: http://arabwomanblues.blogspot.com/2010/05/genetically-modified.html

Tomado de Checuchito’s Blog

————————————————————————————————–

Faluya, peor que Hiroshima

Este texto fue publicado originalmente en agosto de 2010. Lo extracté y lo anexo al anterior porque lo considero necesario, especialmente  por su gran impacto y cuando, como es el caso, se trata de considerar el “respeto” a los derechos humanos del gobierno de Estados Unidos. Estas criaturas pertenecen a un pasado reciente que es también el presente en los sobrevivientes, y lamentablemente puede ser el futuro en cualquier momento, en cualquiera de las guerras que caracterizan a esta época de Guerras Calientes. Las fotos que siguen, apenas dos de un montón que hay en la red,  son en efecto inquietantes, muy duras,  pero para muchos escépticos, solo vista hace fe.

La información que me acaba de llegar es demasiado importante como para poder dejarla atrás ni un segundo…me pongo pues a elaborar mi escrito aceleradamente.

Acabo de ver una emisión en Al-Jazeera Arabic del programa de Ahmad Mansour en el que entrevista al Profesor Chris Dusby. El Profesor Busby es científico y Director de Green Audit, así como secretario científico del Comité Europeo sobre Riesgos Radioactivos. Para conocer más datos sobre el Profesor Chris Busby y sus trabajos, tecleen en Google “Chris Busby Uranium

El Profesor Busby ha publicado muchos artículos sobre la radiación, el uranio y la contaminación de países tales como Líbano, Kosovo, Gaza y, por supuesto, Iraq.

Sus últimos hallazgos, que fueron de los que se ocupó el programa emitido en Al-Jazeera, serán los que yo aborde y exponga en estas líneas.

Como algunos de Vds. saben, Faluya es una ciudad prohibida. Fue sometida a intensos bombardeos en 2004 con bombas de uranio empobrecido y fósforo blanco, y desde entonces la han declarado zona peligrosa, lo que significa que ni las autoridades títeres de Iraq ni las fuerzas invasoras/ocupantes de EEUU permiten que nadie pueda realizar ningún estudio real de lo que allí sucede. Faluya está básicamente bajo asedio.

Es obvio que los estadounidenses y los iraquíes saben algo y que tratan de ocultarlo al conocimiento público. Y ahí es donde el Profesor C. Busby entra en escena. Pero él fue/es inflexible a la hora de llegar al fondo de la verdad de lo que ocurrió en Faluya en 2004.

Siendo como es uno de los mejores científicos en su campo, se las arregló para poder dirigir una investigación en Faluya, cuyos resultados preliminares se publicarán en dos semanas, confío…

El Profesor Busby encontró muchos obstáculos para poder llevar a cabo este proyecto. Ni a él ni a ningún miembro de su equipo se les permitió acceder a Faluya para realizar las entrevistas. Pero él dijo que cuando la puerta principal se cierra, uno tiene que intentar que otras puertas se abran. Y esto fue lo que hizo. Consiguió reunir un equipo de iraquíes de Faluya para que dirigieran las entrevistas por él.

El proyecto de investigación se basó en 721 familias de Faluya con 4.500 participantes, que vivían tanto en zonas nivel de radiación alto como bajo. Los resultados se compararon con un grupo de control: una muestra compuesta por el mismo número de familias que viven en una zona no radiactiva en otro país árabe. Con motivo del estudio, eligió otros tres países para llevar a cabo tal comparación: Kuwait, Egipto y Jordania.

Antes de entrar en los resultados preliminares, debo señalar lo siguiente:

– Las autoridades iraquíes amenazaron a todos los participantes de esta investigación con arrestarles y detenerles si cooperaban con los “terroristas” que les estaban entrevistando. Es decir, se les amenazó bajo el acta anti-terrorismo.

– Las fuerzas estadounidenses prohibieron al Dr. Busby que recogiera cualquier dato, sosteniendo que Faluya es una zona insurgente.

– Los doctores de Faluya rechazaron salir en directo en el programa de Ahmad Mansour porque habían recibido amenazas de muerte y temían por sus vidas.

Es decir, el estudio se llevó a cabo en condiciones muy difíciles y con amenazas de muerte. No obstante, se siguió adelante.

Como no se ha descargado el programa en Youtube, no puedo transcribir la entrevista palabra por palabra. Tomé breves notas a mano y memoricé el resto. Pero haré cuanto pueda para presentar todos los hechos que se relataron hoy.

Así pues, ¿qué es lo que EEUU y sus títeres iraquíes no quieren que la gente sepa? ¿Y por qué no están permitiendo que se realice ninguna medición de los niveles de radiación en Faluya y por qué incluso han prohibido a la Agencia Internacional de la Energía Atómica que entre en Faluya?

¿Qué pasó exactamente en Faluya? ¿Qué tipo de bombas se utilizaron? ¿Fue sólo uranio empobrecido o hubo algo más?

1. Un aspecto que es muy característico de Faluya es que los índices de cáncer han aumentando de forma espectacular en un espacio muy corto de tiempo, i.e., desde 2004. Ejemplos ofrecidos por el Dr. Busby:

– El índice de leucemia infantil es 40 veces más alto desde 2004 que en años anteriores. Y comparado con Jordania, por ejemplo, es 38 veces más alto.

– La tasa de cáncer de mama es 10 veces superior a la de 2004.

– La tasa de cáncer linfático es también 10 veces mayor desde 2004.

2. Otra peculiaridad de Faluya es el inmenso aumento en las tasas de mortalidad infantil. Comparadas con otros dos países árabes como Kuwait y Egipto, que no tienen contaminación radioactiva, estas son las cifras:

– La tasa de mortalidad infantil en Faluya es de 80 niños de cada mil nacidos, en comparación con Kuwait, donde se da la cifra de 9 de cada mil y en Egipto 19 de cada mil (por tanto, la tasa de mortalidad infantil iraquí es cuatro veces más alta que la de Egipto y nueve veces más alta que la de Kuwait).

3. La tercera peculiaridad de Faluya es la cifra de deformidades genéticas que ha estallado desde 2004. Esta es una cuestión a la que ya me he referido en el pasado. Pero no pude referirme a todo, hoy he aprendido algo más. La radiación con cualquiera de los agentes utilizados por las “fuerzas de liberación” no sólo causa deformidades genéticas masivas sino también y esto es muy importante:

– Causa cambios estructurales a nivel celular.

– Lo que a su vez provoca, debido a la composición genética de los bebés masculinos (carencia del cromosoma X), que los niños corran mayor riesgo de muerte, mientras que es más probable que las niñas sobrevivan aunque con deformidades graves. Y hay otro ejemplo ofrecido por el Dr. Busby: antes de 2003, las tasas de nacimiento en Faluya eran las siguientes: 1.050 niños frente a 1.000 niñas. En 2005, sólo han nacido 350 niños frente a 1.000 niñas, lo que significa que los bebés niños no están sobreviviendo.

– En cuanto a las niñas y ahí es donde la tragedia se ceba… la radiación causa cambios a nivel de ADN, lo que significa que esas mismas niñas, si logran sobrevivir y si se reproducen más tarde, darán a luz niñas genéticamente deformadas y niños muertos.

– Los datos expuestos se apoyan en otros estudios realizados con niños y nietos de los supervivientes de Hiroshima (en el año 2007), que muestran que incluso la tercera generación presenta malformaciones genéticas, incluidas diversas enfermedades (cáncer, cardíacas, etc…) en una proporción 50 veces superior. Por otra parte, en Chernobyl, los estudios realizados con los animales en esa área han mostrado que los efectos de la radiación han modificado genéticamente 22 generaciones. En resumen, la radiación se trasmite de gen a gen y tiene una efecto acumulativo con el tiempo.

– Algunas de las deformidades que presentan los bebés son tan grotescas que tanto Al-Jazeera como la BBC, que produjeron un documental sobre el mismo tema, se negaron a mostrar las fotos a sus televidentes. Los ejemplos de deformidades de los que Ahmad Mansour tiene fotografías son:

– Bebés nacidos sin ojos.

– Bebés nacidos con dos y tres cabezas.

– Bebés nacidos sin orificios.

– Bebés nacidos con tumores malignos en el cerebro y en los ojos.

– Bebés nacidos sin determinados órganos vitales.

– Bebés a los que les faltan extremidades o tienen más de las normales.

– Bebés nacidos sin genitales.

– Bebés nacidos con malformaciones cardíacas.

Y más casos aún…

– Sobre ese mismo punto, con motivo del estudio, se les pidió a los doctores de Faluya que indicaran las tasas de defectos de nacimiento en el espacio de un mes y que lo compararan con el mes anterior y este es el resultado: en el espacio de sólo un mes, los nacimientos con defectos aumentaron de uno por día (el mes anterior) a tres por día (en el mes objeto del estudio, que fue el de febrero de 2010).

– El uranio se transmite al torrente sanguíneo a través de la ingestión y la inhalación. Se estudió y controló también el nivel masivo de uranio que presenta la gente de Faluya debido al aumento vertiginoso de ganglios linfáticos y pulmonares y cánceres de mama en adultos.

Con estos hallazgos preliminares, el Profesor Busby y su equipo llegaron a la conclusión de que, en comparación con Hiroshima y Nagasaki, la situación de Faluya era peor. Y aquí cito textualmente al Dr. Busby: “La situación en Faluya es terrorífica y horrenda, es más peligrosa y peor que la de Hiroshima…

Por otra parte, y muy relacionado con lo anterior, he mencionado que estos son resultados preliminares, ¿por qué?

Porque al Profesor Busby se le acosó y se le recortaron los fondos necesarios para la investigación, le dieron con muchas puertas en las narices, le amenazaron (lo mismo le pasó a otros científicos que intentaron llevar a cabo estudios similares en la década de los noventa en Iraq) y la comunidad científica le abandonó, todo ello debido a la naturaleza de su trabajo en Iraq. Las implicaciones políticas son enormes y peligrosas.

La vida del Profesor Busby se ha convertido en algo lleno de dificultades. Envió a la revista Lancet el documento de investigación que tantas penas le costó dirigir y elaborar para que lo revisaran a nivel de comité científico, pero Lancet se lo devolvió diciendo que no tenían tiempo de revisarlo. Los laboratorios que cooperaron en el pasado para examinar las muestras, las rechazaron cuando supieron que venían de Iraq. Sólo dos laboratorios estuvieron dispuestos a examinar las muestras del AGENTE/MATERIAL EXACTO UTILIZADO EN FALUYA, y fue sólo en función de un precio desorbitado, de nuevo a causa de la naturaleza sensible del estudio. Cuando Ahmad Mansour le preguntó qué era lo que le hacía perseverar ante los formidables obstáculos a que se estaba enfrentando, su respuesta fue ésta:

Durante toda mi vida no he hecho sino buscar la Verdad, soy un cazador de la Verdad en una jungla de mentiras. También tengo hijos. Los hijos no son sólo nuestro futuro, son los transmisores de las generaciones futuras. Llevamos cincuenta años contaminando el planeta (con radiaciones) y esa es la herencia que estamos transmitiendo a nuestros hijos y nietos. Se lo debemos al pueblo de Faluya, tenemos que encontrar la Verdad.”

Extractado de:  http://pelusaradical.blogspot.com/2010/07/faluya-peor-que-hiroshima.html

 

Las atrocidades de los demás

Noam Chomsky

Linguista, filósofo y activista político estadounidense. Profesor de Lingüística en el  Instituto de Tecnología de Massachussets

Tomado de Adital

En su perspicaz estudio Ideal Illusions: How the U.S. Government Co-Opted Human Rights [Ilusiones ideales: cómo el gobierno estadounidense cooptó los derechos humanos] el experto en asuntos internacionales James Peck observa: “En la historia de los derechos humanos las peores atrocidades siempre la comete otro, nunca nosotros”, sea quien sea este “nosotros”.

Casi cada momento de la historia nos deja innumerables ejemplos de ello. Vamos a fijarnos en los de los últimos meses.

El 10 de mayo se inauguraron los Juegos Olímpicos de Verano en la cuna griega de estos antiguos juegos. Unos días antes había pasado prácticamente desapercibida la carta que dirigió el gobierno de Vietnam al Comité Olímpico Internacional (COI) expresando la “profunda preocupación del gobierno y del pueblo de Vietnam por la decisión del COI de aceptar a la compañía Dow Chemical como patrocinadora global del Movimiento Olímpico”.

Dow Chemical es la empresa que suministró los productos químicos que Washington utilizó desde 1961 para destruir las cosechas y los bosques de Vietnam del Sur empapando el país con Agente Naranja.

Estos venenos contienen dioxina, uno de los cancerígenos más letales que se conocen y que ha afectado a millones de vietnamitas y a muchos soldados estadounidenses. Es muy probable que hasta el día de hoy los abortos y los niños nacidos con malformaciones sean efecto de estos crímenes, aunque dada la negativa de Washington a investigarlo, solo contemos con los estudios de los científicos vietnamitas y de analistas independientes.

A este llamamiento vietnamita en contra de Dow Chemical se han unido el gobierno de India, la Asociación Olímpica India y los supervivientes de la espantosa fuga de gas en Bhopal en el año 1984, uno de los peores desastres industriales de la historia que mató a miles de personas y enfermó a más de medio millón.

Union Carbide, la empresa responsable del desastre, fue adquirida por Dow Chemical, para la cual este desastre es un motivo de preocupación no pequeño. En febrero Wikileaks reveló que Dow Chemical había contratado a la agencia privada de investigación estadounidense Stratfor para controlar a los activistas que están tratando de conseguir indemnizaciones para las víctimas y de que quienes fueron responsables de la catástrofe comparezcan ante la justicia.

Otro crimen muy importante y que ha tenido unos gravísimos efectos persistentes es el ataque de los Marines estadounidenses a la ciudad iraquí de Faluya en noviembre de 2004.

[Antes del ataque a la ciudad] Se permitió salir de ella a las mujeres y niños, si podían hacerlo. Después de varias semanas de bombardeos empezó el ataque con un crimen de guerra cuidadosamente planificado: la invasión del Hospital General de Faluya, en el que se ordenó a los pacientes y al personal tumbarse en el suelo con las manos atadas. Las ataduras se aflojaron en seguida, se había asegurado el complejo.

La justificación oficial fue que el hospital estaba informando de las víctimas civiles y, por lo tanto, se consideraba un arma de propaganda.

La prensa informó de que la mayor parte de la ciudad había quedado reducida a “ruinas humeantes” mientras los Marines buscaban a los insurgentes en sus “madrigueras”. Los invasores prohibieron la entrada a la Cruz Roja. Al no haber una investigación oficial, se desconoce las dimensiones de este crimen.

Si lo que ocurrió en Faluya recuerda a los acontecimientos que tuvieron lugar en el enclave bosnio de Srebrenica, que vuelve a estar de actualidad debido al juicio por genocidio del comandante militar serbio bosnio Ratko Mladic, hay una buena razón para ello. Sería instructivo hacer una comparación honesta, pero no hay peligro de que se haga: una es una atrocidad y la otra no lo es por definición.

Como en Vietnam, algunos investigadores independientes informan de que el ataque a Faluya está teniendo unos efectos persistentes.

Algunos investigadores médicos han descubierto un incremento dramático de la mortalidad infantil, del cáncer y de la leucemia, incremento que es incluso mayor que los de Hiroshima y Nagasaki. Los niveles de uranio en muestras de aire y del suelo son mucho mayores que en casos comparables.

Uno de los raros investigadores procedente de los países invasores es el Dr. Kypros Nicolaides, director del centro de investigación de medicina en el Hospital del Kingng’s College de Londres. “Estoy seguro de que los estadounidenses utilizaron unas armas que son las causantes de estas deformidades”, afirma Nicolaides.

El profesor de derecho estadounidense y Relator de la ONU sobre los Derechos de los Pueblos Originarios James Anaya informó el mes pasado de los persistentes efectos de una “no atrocidad” mucho mayor.

Anaya se atrevió a hollar un territorio prohibido al investigar las vergonzosas condiciones en las que vive la población originaria estadounidense que queda en Estados Unidos: “pobreza, malas condiciones, falta de resultados en la educación formal (y) enfermedades sociales a unos niveles que exceden con mucho los de otros segmentos sociales de la población estadounidense”, informó Anaya. Ningún miembro del Congreso quiso reunirse con él y la cobertura mediática [dada al informe] fue mínima.

En las noticias han aparecido mucho los disidentes después del dramático rescate del activista chino de derechos humanos ciego Chen Guangcheng.

“La conmoción internacional”, escribió Samuel Moyn en The New York Times el mes pasado, “provocó el recuerdo de anteriores disidentes como Andrei D. Sakharov y Aleksandr I. Solzhenitsyn, los héroes del bloque oriental de otros tiempos que fueron los primeros en convertir ‘los derechos humanos internacionales’ en un grito que unía a los activistas de todo el mundo y en una cuestión fundamental en las agendas de los gobiernos occidentales”.

Moyn es autor de The Last Utopia: Human Rights in History [La última utopía: los derechos humanos en la historia], publicado en 2010. En The New York Times Book Review Belinda Cooper puso en tela de juicio el que Moyn situara el origen de la prominencia contemporánea de estos ideales “en los frustrados pasos dados por (el presidente estadounidense Jimmy) Carter para inyectar los derechos humanos en la política exterior y en los Acuerdos de Helsinki de 1975 con la Unión Soviética”, al centrarse en los abusos de la esfera soviética. En su opinión la tesis de Moyn no es convincente ya que “es mucho más fácil de construir una historia alternativa de su propia cosecha”.

Es cierto: la alternativa obvia es la que ofrece James Peck, al que los medios dominantes apenas tienen en cuenta a pesar de que los hechos relevantes son sorprendentemente claros y conocidos, al menos para los académicos.

Así, en Cambridge History of the Cold WarJohn Coatsworth recuerda que desde 1960 al “hundimiento de la Unión Soviética en 1990 la cantidad de presos políticos, de víctimas de la tortura y de ejecuciones de disidentes políticos no violentos en América Latina superó con mucho a la de los de la Unión Soviética y sus satélites de la Europa del este”. Pero como eran “no atrocidades”, estos crímenes, que en gran parte son atribuibles a la intervención estadounidense, no inspiraron una cruzada de derechos humanos.

Inspirándose también en el rescate de Chen, el columnista de The New York Times Bill Keller escribe que “los disidentes son heroicos”, pero pueden ser “molestos para los diplomáticos estadounidenses que tienen importantes negocios que hacer con países que no comparte nuestros valores”. Keller critica a Washington por no estar a veces a la altura de nuestros valores emprendiendo una acción rápida cuando otros cometen crímenes.

No faltan disidentes heroicos dentro de los dominios de influencia y de poder estadounidense, pero son tan invisibles como la víctimas latinoamericanas. Mirando casi al azar por el mundo encontramos a Abdulhadi al-Khawaja, cofundador del Centro Bahrain para los Derechos Humanos, preso de conciencia para Amnistía Internacional que se enfrenta en estos momentos a morir en la cárcel a consecuencia de una larga huelga de hambre.

Y el padre Mun Jeong-hyeon, el anciano sacerdote coreano que resultó gravemente herido cuando participaba en una multitudinaria manifestación de protesta contra la construcción de una base naval estadounidense en la isla Jeju, llamada Isla de la Paz, ahora ocupada por las fuerzas de seguridad por primera vez desde las masacres de 1948 del gobierno de Corea del Sur impuesto por Estados Unidos.

Y el profesor universitario turco Ismail Besikci, que se vuelve a enfrentar a un juicio por defender los derechos de los kurdos. Ya ha pasado gran parte de su vida en la cárcel debido a la misma acusación, incluso en la década de 1990, cuando el gobierno Clinton suministraba a Turquía enormes cantidades de ayudad militar, en un momento en que el ejército turco perpetraba algunas de las peores atrocidades de la época.

Pero estos casos junto con otros que son demasiado numerosos para mencionarlos son no existentes según los principios oficiales.

Tomado de Adital

El Norte revuelto y brutal

¿Derechos humanos en los propios Estados Unidos? Vea esta foto de Bradley Manny, el analista de inteligencia sospechoso de ser la fuente de parte de la información clasificada que divulgó el sitio en internet WikiLeaks. Desde su apresamiento ha sido objeto de tantas torturas, fundamentalmente psicológicas pero también físicas, que apenas se puede reconocer al joven soldado estadounidense de amplia sonrisa en el hombre atormentado de hoy. Manny acaba de ser transferido al penal militar de la base de Fort Leavenworth, en Kansas, de nivel dos y donde incluso comparte módulo carcelario con otros cuatro presos. Antes estaba confinado en una prisión de nivel uno en la base de Marines de Quantico, concebida para prisión preventiva de corta duración pero donde Manning pasó ocho meses, aislado 23 horas, durmiendo desnudo y sin efectos personales, entre otros abusos. Protestas de organizaciones humanitarias y manifestaciones de simpatizantes lograron que finalmente pueda ver la luz y leer. Claro que quedan por ver los atropellos de que será objeto durante el juicio, a celebrarse próximamente

Fidel Castro Ruz

Estaba leyendo materiales y libros en abundancia para cumplir mi promesa de continuar la Reflexión del 14 de abril sobre la Batalla de Girón, cuando eché una ojeada a las noticias frescas de ayer, que son abundantes como todos los días. Se pueden acumular montañas en cualquier semana, que van desde el terremoto en Japón, al triunfo de Ollanta Humala sobre Keiko, hija de Alberto Fujimori, ex presidente de Perú.

Perú es gran exportador de plata, cobre, zinc, estaño y otros minerales; posee grandes yacimientos de uranio que poderosas transnacionales aspiran a explotar. Del uranio enriquecido salen las más terribles armas que conoció la humanidad, y el combustible de las centrales electronucleares que, pese a las advertencias de los ecologistas, se estaban construyendo a ritmo acelerado en Estados Unidos, Europa y Japón.

No sería justo, desde luego, culpar a Perú de esto. Los peruanos no crearon el colonialismo, el capitalismo y el imperialismo. Tampoco se puede culpar al pueblo de Estados Unidos, que es también víctima del sistema que ha engendrado allí a los políticos más atolondrados que ha conocido el planeta.

El pasado 8 de abril los amos del mundo dieron a la luz su acostumbrado informe anual sobre las violaciones de los “derechos humanos”, que motivó un agudo análisis en el sitio web Rebelión, suscrito por el cubano Manuel E. Yepe, basado en la respuesta del Consejo de Estado de China, enumerando hechos que demuestran la desastrosa situación de tales derechos en Estados Unidos.

“…Estados Unidos es el país donde más se agreden los derechos humanos, tanto en su propio país como en todo el mundo, y es una de las naciones que menos garantiza la vida, la propiedad y la seguridad personal de sus habitantes.

“Cada año, una de cada 5 personas es víctima de un crimen, la tasa más alta del planeta. Según cifras oficiales, las personas mayores de 12 años sufrieron 4,3 millones de actos violentos.

“La delincuencia creció alarmantemente en las cuatro mayores ciudades del país (Filadelfia, Chicago, Los Ángeles y Nueva York) y se registraron notables incrementos respecto al año previo en otras grandes urbes (San Luis y Detroit).

“El Tribunal Supremo dictaminó que la posesión de armas para la defensa personal es un derecho constitucional que no puede ser ignorado por los gobiernos estaduales. Noventa de los 300 millones de habitantes del país poseen 200 millones de armas de fuego.

“En el país se registraron 12.000 homicidios causados por armas de fuego, mientras que el 47 por ciento de los robos se cometieron igualmente con uso de armas de fuego.

“A la sombra de la sección de “actividades terroristas” del Acta Patriótica, la tortura y la extrema violencia para obtener confesiones de sospechosos son prácticas comunes. Las condenas injustas se evidencian en las 266 personas, 17 de ellas ya en el corredor de la muerte, que han sido absueltas gracias a pruebas de ADN.

“Washington aboga por la libertad en Internet para hacer de la red de redes una importante herramienta diplomática de presión y hegemonía, pero impone estrictas restricciones en el ciberespacio en su propio territorio y trata de establecer un cerco legal para lidiar con el desafío que representa WikiLeaks y sus filtraciones.

“Con una alta tasa del desempleo, la proporción de ciudadanos estadounidenses que vive en la pobreza alcanzó un nivel récord. Uno de cada ocho ciudadanos que participó el pasado año en los programas de cupones para alimentos.

“El número de familias acogidas en centros para desamparados aumentó un 7 por ciento y las familias tuvieron que permanecer más tiempo en los centros de acogida. Los delitos violentos contra estas familias sin techo aumentan sin cesar.

“La discriminación racial permea cada aspecto de la vida social. Los grupos minoritarios son discriminados en sus empleos, tratados de manera indigna y no son tenidos en cuenta para ascensos, beneficios o procesos de selección laboral. Un tercio de los negros sufrió discriminación en sus lugares de trabajo aunque sólo el 16% se atrevió a elevar queja.

“La tasa de desempleo entre los blancos es de un 16,2 %, entre hispanos y asiáticos del 22 %, y entre los negros es del 33 %. Los afroamericanos y los latinos representan el 41 por ciento de la población carcelaria. La tasa de afroamericanos cumpliendo cadena perpetua es 11 veces más alta que la de blancos.

“El 90 por ciento de las mujeres ha sufrido discriminación sexual de algún tipo en su lugar de trabajo. Veinte millones de mujeres son víctimas de violación, casi 60.000 presas han sufrido agresión sexual o violencia. Una quinta parte de las estudiantes universitarias son agredidas sexualmente y el 60 por ciento de las violaciones en campus universitarios ocurre en los dormitorios femeninos.

“Nueve de cada diez estudiantes homosexuales, bisexuales o transexuales sufren acoso en el centro escolar.

“El Informe dedica un capítulo a recordar las violaciones de los derechos humanos de que es responsable el gobierno de Estados Unidos fuera de sus fronteras. Las guerras de Irak y Afganistán, dirigidas por EEUU, han causado cifras exorbitantes de víctimas entre la población civil de estos países.

“Las acciones ‘antiterroristas’ de EEUU han incluido graves escándalos de abuso a prisioneros, detenciones indefinidas sin cargos o juicios en centros de detención como el de Guantánamo y otros lugares del mundo, creados para interrogar a los denominados ‘presos de gran valor elevado’ donde se aplican las peores torturas.

“También recuerda el documento chino que EEUU ha violado el derecho a existir y desarrollarse a la población cubana sin acatar la voluntad mundial expresada por la Asamblea General de la ONU durante 19 años consecutivos sobre ‘La necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero contra Cuba’.

“EEUU no ha ratificado convenciones internacionales sobre los derechos humanos como el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales; la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de la Discriminación contra la Mujer; la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad y la Convención sobre los Derechos del Niño.

“Los datos que aporta el recuento presentado por el gobierno chino demuestran que el funesto historial de EEUU en este terreno lo descalifican como ‘juez de los derechos humanos en el mundo’. Su ‘diplomacia de los derechos humanos’ es pura hipocresía de doble rasero al servicio de sus intereses imperiales estratégicos. El gobierno chino aconseja al gobierno de EEUU que tome medidas concretas para mejorar su propia situación en derechos humanos, que examine y rectifique sus actividades en ese terreno y detenga sus actos hegemónicos consistentes en utilizar los derechos humanos para interferir en los asuntos internos de otros países.”

Lo importante de este análisis, a nuestro juicio, es que se haga tal denuncia en un documento suscrito por el Estado chino, un país de 1 341 millones de ciudadanos, que posee 2 millones de millones de dólares en sus reservas monetarias, sin cuya cooperación comercial el imperio se hunde. Me parecía importante que nuestro pueblo conociera los datos precisos contenidos en el documento del Consejo de Estado chino.

Si Cuba lo dijera, carecería de importancia; llevamos más de 50 años denunciando a esos hipócritas.

Martí había dicho hace 116 años, en 1895: “…el camino que se ha de cegar, y con nuestra sangre estamos cegando, de la anexión de los pueblos de nuestra América, al Norte revuelto y brutal que los desprecia…”

“Viví en el monstruo, y le conozco las entrañas”.

Pérez Esquivel: Sobre la impunidad no se puede construir una democracia

Entrevista de Giorgio Trucchi, de Rel-UITA, con Adolfo Pérez Esquivel

La necesidad de esclarecer las violaciones a los derechos humanos durante el golpe y de romper el círculo de impunidad en Honduras, así como la amenaza que representa esa ruptura constitucional para América Latina y el papel que ha jugado Estados Unidos en este contexto, son algunos de los temas tratados por el Premio Nobel de la Paz y representante de la Comisión de Verdad (CdV), Adolfo Pérez Esquivel, en entrevista brindada a Sirel durante su estadía en Honduras.

-¿Por qué decidió aceptar la propuesta de integrar la Comisión de Verdad (CdV), que está investigando los crímenes cometidos durante el golpe?

-Yo soy un sobreviviente de la dictadura y sé que un golpe de Estado siempre trae como consecuencia la violación a los derechos humanos. Acepté integrar esta Comisión porque es una instancia impulsada por organismos de derechos humanos y por la sociedad. Ya no podemos aceptar ningún golpe de Estado en América Latina y necesitamos trabajar para el fortalecimiento de la democracia y la vigencia de los derechos humanos como valor indivisible.

-¿Qué pensó al enterarse del golpe de Honduras?

-Que el mecanismo de dominación continúa y que ese nuevo atropello contra la democracia afectaría a todo el continente latinoamericano. Los cambios en los países deben elegirlos los pueblos y no las fuerzas del poder con el consentimiento de los Estados Unidos.

-¿Qué opinión tiene acerca de la participación de Estados Unidos en el golpe en Honduras?

-La historia demuestra que Estados Unidos siempre propició golpes de Estado para controlar a los países y defender sus intereses. No se pueden dar golpes en América Latina sin el consentimiento del gobierno estadounidense.

Veamos lo que ocurrió con los intentos de golpe en Venezuela, Bolivia y Ecuador. Preguntémonos por qué Estados Unidos está instalando bases militares en toda América Latina. Por qué sigue intentando imponer dictaduras, mientras que lo que necesitamos son recursos para el desarrollo de los pueblos y no proyectos de muerte y sometimiento.

-¿Qué percepción hay de la situación de Honduras en el resto del continente?

-Tengo más de 40 años de estar trabajando en toda América Latina y lo que ocurre hoy en Honduras, nos afecta a todos y todas, poniendo en una situación de inestabilidad la vida y los derechos de los pueblos. No es nada nuevo. Ya lo vivimos en todo el continente y el resultado es siempre represión, dolor, falta de libertades, muerte y los recursos de los pueblos sometidos a los grandes poderes. Ya no podemos permitirlo.

-¿Qué mecanismos debemos adoptar para evitar que esta historia se repita?

-La unidad de las naciones y de los pueblos es la verdadera solución. Tenemos el ejemplo muy reciente de Ecuador. La unidad de UNASUR y la reacción de los pueblos contribuyeron a que no se llevara a cabo el golpe.

No queremos más gobiernos impuestos. Queremos elegir. Es por eso que estamos acá, acompañando la Comisión de Verdad, viendo cómo a nivel internacional se maneja el tema de Honduras, reclamando a Estados Unidos que respete el derecho de los pueblos a su autodeterminación.

-¿Qué opina del Premio Nobel de la Paz a Barack Obama?

-Yo le mandé una carta a Obama y le dije que estaba sorprendido por este Premio, pero que ahora debía ser coherente en construir la paz. Definitivamente que no lo ha sido.

-Su país, Argentina, sufrió una brutal dictadura y su pueblo esperó casi 30 años para ver sus verdugos en la cárcel. ¿Qué consejo le daría al pueblo hondureño que exige justicia?

-No hay que permitir la impunidad jurídica, porque sobre la impunidad no se puede construir una democracia. Hay que seguir trabajando e insistiendo, para que aquellos que cometieron delitos sean juzgados. Es un derecho del pueblo.

-El régimen hondureño ha impulsado una Comisión de la Verdad y la Reconciliación. ¿Qué credibilidad tiene para usted?

-La reconciliación no es algo vacío. No puede haber reconciliación si no se basa en la verdad, la justicia, la reparación a las víctimas, y si no hay arrepentimiento de quienes cometieron los delitos. No es este el caso de la Comisión del gobierno.

-Porfirio Lobo y Barack Obama coincidieron en decir que ya no debemos mirar al pasado, sino al futuro para seguir adelante.

-Es algo inmoral, porque justificaría los crímenes cometidos. ¿Qué pasa con las víctimas, con las familias? ¿Acaso debemos olvidarlas, enterrarlas? Hay algo importante que es la memoria. No para quedarnos en el pasado, sino para que nos ilumine el presente, para generar y construir vida. Los pueblos que dicen que no hay que mirar para atrás vuelven a repetir las mismas barbaridades, la misma situación de injusticia.

-Cuál es la importancia para Honduras de una Comisión de Verdad que quiere investigar las causas estructurales del golpe y señalar los responsables?

-No se puede ocultar la verdad, ni limpiarle la imagen al gobierno. La CdV quiere llegar a esa verdad, evidenciando a los culpables para llevarlos ante la justicia nacional e internacional. Es la única forma para que no vuelva a ocurrir nunca más.

Rel-UITA es Unión Internacional de Trabajadores de la Alimentación, Agrícolas, Hoteles, Restaurantes, Tabaco y Afines de Honduras

Tomado de Adital

Luis Yáñez-Barnuevo: turista accidental

luis-yanez-barnuevo_s1

Da lo mismo que da igual. Luis Yáñez-Barnuevo, solo o en compañía, sea diputado, eurodiputado, senador, militante de base o apolítico, el problema que se resalta es la negativa de las autoridades cubanas para ingresar en el país. Sin embargo, creo que el problema es otro. Cuba es un país soberano, al igual que España. Como estados tienen y aplican políticas propias a la hora de permitir quién entra y sale de sus fronteras. Desde esta perspectiva, en Cuba y también en España, hay turistas, estudiantes, profesionales, refugiados políticos y exiliados extranjeros. Diariamente, en todos los países del mundo hay cientos de expulsados y nadie pone el grito en el cielo. No pienso que el quid de la cuestión sea la declarada condición anticastrista de Luis Yáñez Barnuevo. Son muchos quienes profesan tal condición y entran sin mayores problemas. Tampoco pueden aducirse sus relaciones con organizaciones que buscan desestabilizar Cuba. Indagar en su historial político es innecesario. Repito, da igual que da lo mismo. No aportaría demasiado.

El problema real es otro, la capacidad soberana de un Estado de aplicar sus normas y su derecho de admisión. Son muchos los ciudadanos del mundo que deciden pasar sus vacaciones en Cuba y no deben presentar un pedigrí revolucionario para disfrutar de su clima, sus gentes o dar conferencias. Tampoco en España existe una ley que impida entrar a quienes se declaran republicanos y antimonárquicos. En este sentido hay un empate técnico. Todos los países del mundo tienen un protocolo para permitir o negar la entrada. ¿Que significa solicitar visas y esperar que se resuelvan para viajar a Estados Unidos o España desde países africanos, asiáticos y latinoamericanos?

Lo que debería cuestionarse y ese es el problema de fondo, es si la decisión responde a derecho o es arbitraria. Y no cabe duda que en este caso responde a la calificación de persona non grata. Por tanto, la expulsión de Luis Yáñez reúne todos los requisitos legales. Le guste o no le guste no han sido violados sus derechos humanos, no hay maltrato, no ha sido ninguneado. Simplemente se le ha denegado la entrada al país de acuerdo a derecho. Opción que Cuba tiene como Estado soberano. Otra cosa sería si Luis Yáñez-Barnuevo hubiese sido víctima de atropello, de arbitrariedad y se le expulsase sin razón. Por el momento me sobra y me basta el que hayan aplicado su legislación vigente y sus normas.

Sin embargo, en España sí existe una política donde predomina la arbitrariedad a la hora de impedir la entrada a turistas, estudiantes o refugiados políticos que desean residir en el país. Pero su gobierno y dirigentes, entre ellos los eurodiputados del PSOE, votaron y aprobaron en el Parlamento Europeo la ley de la vergüenza. Aquella que rige para negar la entrada y cerrar las fronteras a los inmigrantes del tercer mundo, entre ellos, los latinoamericanos.

Un día si y otro también, se ven en los aeropuertos internacionales de Madrid, Barcelona, Las Palmas de Gran Canaria, Valencia o Bilbao escenas de llantos y desolación de familiares que esperan, sin ningún éxito, la salida de sus familiares. Se quedaron en la zona de nadie. Allí donde se le cancelan todos sus derechos. Aquí si se violan los derechos humanos, se aplica la arbitrariedad, emerge la xenofobia y es patente el racismo. Los criterios de entrada se dejan al libre albedrío del policía de turno. Puede que tenga el día chungo y mande a varios sudacas de regreso. De nada sirve protestar. Se les despoja del habeas corpus sin mayores problemas. Las circulares internas premian dichas conductas totalitarias. Su acción será compensada muy pronto con un ascenso en el cuerpo de policía.

Existen no cientos, sino miles de denuncias donde se exponen los casos. Hay incluso una carta de todos los embajadores latinoamericanos pidiendo mesura y denunciando los casos. Pero los implicados como son gentes humildes, de las clases populares su caso no es noticia. De esta guisa España duerme tranquila con su nueva ley de extranjería. En cambio, levanta la voz y chilla si se expulsa a Luis Yáñez-Barnuevo, un ciudadano con clase. Su condición de eurodiputado no le exime de estar bajo el principio de la ley. Y si la ley en Cuba lo declara persona non grata, no hay nada ilegal. En el caso de los expulsados provenientes de los países del tercer mundo por las autoridades españolas sí hay mucho de ilegal y violación de los derechos humanos. Ésa es la cuestión.

Marcos Roitman Rosenmann

Tomado de La Jornada, de México