Archivo de la etiqueta: Cumbre de las America

FRENAZO ECONÓMICO AMENAZA AVANCE HACIA EQUIDAD EN LAS AMÉRICAS

Por Ivet González

IPS. PANAMÁ

 1 IPS 17 abril Rousseff-629x354

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, junto a sus homólogos de México (izquierda), Panamá y Estados Unidos, durante un panel en la II Cumbre Empresarial de las Américas, este viernes 10 de abril, en Ciudad de Panamá. Credito: Cortesía del BID

Los pronósticos de una abrupta desaceleración de la economía latinoamericana este año incrementan la necesidad de que los gobernantes adopten compromisos a favor de la prosperidad con equidad durante la VII Cumbre de las Américas, que se inauguró este viernes 10 en la capital panameña. 

La secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), Alicia Bárcena, proyectó en varios foros de la cumbre que la economía regional crecerá solo en uno por ciento en 2015, en un estancamiento respecto al pobre incremento del producto interno bruto del área el año anterior, de solo 1,1 por ciento.

Esta cumbre interamericana reúne por primera vez a los gobiernos de los 35 países del continente, con el estreno en este foro de Cuba y de su presidente Raúl Castro, lo que convierte a la cita de dos días en histórica.

Los jefes de Estado y de gobierno y la sociedad civil, académicos, jóvenes y empresarios en foros paralelos se congregaron en Ciudad de Panamá para debatir como tema central el de “Prosperidad con equidad: los desafíos de la cooperación en las Américas”.

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, puso el acento sobre un tema clave del frenazo económico: el grave impacto social que pudiera ocasionar en la región más desigual del planeta.

En un panel en la II Cumbre Empresarial de las Américas en que participaron también sus homólogos de Estados Unidos, México y Panamá, Rousseff dijo que la región debe esforzarse en esta coyuntura en impedir que recaigan desde la clase media en la pobreza las amplias capas de la población que las políticas sociales lograron sacar de ella.

Según la Cepal, Brasil se ubica en el área donde la economía tendrá un peor comportamiento, América del Sur, donde la tasa de crecimiento estará en torno a cero. Por el contrario América Central y México crecerán en torno a 3,2 por ciento y el Caribe insular en torno a 1,9 por ciento.

El presidente del Banco Interamericano de Desarrollo, Luis Alberto Moreno, también alertó que los gobiernos deben tomar medidas para que el estancamiento económico no deshaga el gran logro de la última década, que la pobreza en la región pasase de afectar a la mitad de la población, 15 años atrás, a menos de 30 por ciento en la actualidad.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, planteó en el mismo panel que “para que el hemisferio siga creciendo hay que educar a los pueblos toda su vida”, y llamó a los gobiernos del continente a cooperar para crear mecanismos que avancen en esa dirección.

“Debemos sustituir la dinámica del extractivismo por una cultura de la sostenibilidad”, planteó Bárcena en otro encuentro. Para la máxima ejecutiva de la Cepal, la caída en el ritmo económico debe impulsar nuevos pactos sociales en la región, a fin de que no sucumban los esfuerzos por frenar la desigualdad.

Los pueblos hablan

“Si no hay una distribución equitativa de la riqueza, no habrá ni crecimiento ni desarrollo”, indicó a IPS el dirigente sindical Erick Graell, secretario de la Central Nacional de Trabajadores de Panamá, participante en la Cumbre de los Pueblos, un encuentro alternativo a la cita cimera de las y los mandatarios.

Tras las vallas coronadas con alambradas de la Universidad de Panamá, 3.000 integrantes de los movimientos sociales y sindicales de las Américas celebran entre el jueves 9 y el sábado 11 el encuentro que califican de “alternativo” a los encuentros oficiales programados por la Organización de Estados Americanos (OEA).

 

 

Representantes de pueblos originarios latinoamericanos toman un refrigerio a la entrada de la Cumbre de los Pueblos, en el Paraninfo de la Universidad de Panamá, el viernes 10 de abril. Este es gran foro alternativo de la VII Cumbre de las Américas, celebrada en la capital panameña el 10 y el 11 de abril. Crédito: Ivet González /IPS

Alrededor del Paraninfo universitario caminan mujeres y hombres de los pueblos originarios con trajes típicos coloridos, se escuchan arengas de protesta social y en las paredes cuelgan carteles con fotos y frases del guerrillero argentino-cubano Ernesto “Che” Guevara (1928-1967) y otros líderes históricos de la izquierda latinoamericana.

Entre el predominio de la diversidad racial sureña y caribeña, se entremezclan participantes de Canadá y Estados Unidos, en el espacio alternativo a donde este viernes 10 concurrió el presidente de Bolivia, Evo Morales, y se esperaba la asistencia de Nicolás Maduro (Venezuela), Rafael Correa (Ecuador) y Raúl Castro (Cuba).

“Se ha hecho tradición que cada vez que los presidentes se reúnen en su élite, al margen de lo que puede ser el desarrollo del país, el movimiento social realiza este encuentro”, especificó Graell, del equipo organizador de la Cumbre de los Pueblos.

“Vamos a plasmar nuestras preocupaciones sobre la pobreza y las desigualdades en las recomendaciones que enviaremos a los mandatarios”, reveló el líder sindical, sobre el encuentro ciudadano que se celebró por vez primera en la IV Cumbre de las Américas, realizada en 2005 en la ciudad argentina de Mar del Plata.

El foro alternativo se congregó en esta ocasión bajo el lema “América Latina, una patria para todos, en paz, solidaria y con justicia social” y analizó temas como derechos humanos, económicos, sociales y culturales, democracia y soberanía, libertad sindical, migraciones, comunidades originarias, educación o seguridad social y pensiones.

Invertir más en la formación de la gente resulta clave para dejar atrás la dependencia de las materias primas y fortalecer los sectores del conocimiento y la tecnología, que garantizarían sostenibilidad económica y social, según Bárcena, de Cepal. Y a la vez significa un reto para los gobiernos por la desaceleración.

Para el despegue económico y la estabilidad democrática, el organismo recomendó a la región “cerrar brechas estructurales en materia productiva, educativa y de ingresos para avanzar hacia un desarrollo inclusivo y sostenible”.

“Está faltando coordinación a nivel de gobiernos para reducir las disparidades regionales”, valoró Jorge Valdivieso, secretario ejecutivo de la Central Obrera Boliviana. “Un ejemplo de ello es que existen fronteras entre nuestros países y exigencias de visas. Latinoamérica es un solo país”, aseguró a IPS en la Cumbre de los Pueblos.

La enfermera salvadoreña Idalia Reyes, que se estrena en el foro alternativo en representación del Sindicato de Trabajadores del Instituto Salvadoreño de Seguro Social, aseguró a IPS que “la cooperación puede aportar a mejorar la calidad de vida de las comunidades”.

Destacó que varios países como Brasil, Cuba o Venezuela tienen programas de cooperación regional en aspectos como investigación científica, productividad, recuperación post desastres, salud y educación, entre otros, a pesar de sus limitaciones internas.

Pero lamentó que en el caso de Estados Unidos, los apoyos a las naciones de la región “vienen llenos de condicionamientos”. “Y tiene mucho que ofrecer pero debe dejar de pedir siempre algo a cambio”, opinó esta activista que vive dentro de un área, la centroamericana, que calificó de marcada por la criminalidad y la migración hacia el norte.

En busca de reducir el éxodo con prosperidad económica y seguridad, El Salvador, Guatemala y Honduras presentaron en noviembre el plan de la Alianza para la Prosperidad en el Triángulo Norte, apoyado con 1.000 millones de dólares por Estados Unidos, que sumará los esfuerzos de unión aduanera e integración comercial.

La activista llevó al encuentro alternativo el reclamo de evitar la privatización de las pensiones de la clase trabajadora, un fenómeno a su juicio recurrente en los países centroamericanos. “Queremos pensiones mixtas y seguras, a las que aporten los trabajadores durante la vida activa y el gobierno”, amplió.

Otro Girón de victorias para Cuba y la Patria Grande

patricio-montesinos-sanchis-peq

Por Patricio Montesinos

Tomado de Rebelión

Los mercenarios al servicio de Estados Unidos reeditan en la Cumbre de Panamá el Girón “blando” del siglo XXI contra Cuba, y en esta ocasión también contra Venezuela y otros países latinoamericanos, pero nuevamente saldrán derrotados como les ocurrió precisamente en abril, pero de 1961, cuando intentaron invadir militarmente a la mayor de las Antillas por orden de Washington.

Otra vez reclutados y pagados por el Pentágono, asesinos, esbirros y títeres procedentes en su mayoría del enclave terrorista de Miami, se han dado cita en la ciudad capital panameña, conformando una especie de “Brigada 2507”, para intentar sabotear los foros de la Sociedad Civil que se escenifican en el país centroamericano, eventos que forman parte de la Cumbre de las Américas.

“Casualmente” el cabecilla de ese grupo es nada menos y nada más que “el gato” Félix Rodríguez, uno de los principales organizadores de la Brigada mercenaria 2506 que protagonizó hace 54 años la fracasada agresión a Cuba por Playa Girón, donde Estados Unidos sufrió su primera gran derrota militar en América Latina.

Rodríguez, asesino del Guerrillero Heroico Ernesto Che Guevara y “célebre” agente castrense de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés), es uno de los representantes de la “Sociedad Civil” que Washington envió a Panamá, claro está, para atacar a Cuba, Venezuela y otras naciones progresistas de la Patria Grande.

“Coincidentemente” también ese criminal de origen cubano recibió sus primeros entrenamientos en explosivos, sabotajes y operaciones encubiertas en la otrora base norteamericana del Canal de Panamá, en la segunda mitad de la centuria pasada.

“El gato” verdugo fue adiestrado para matar de manera similar al terrorista Luis Posada Carriles, bautizado como el Osama Bin Laden latinoamericano, quien en un cónclave de jefes de Estado Iberoamericanos pretendió atentar contra la vida del entonces presidente de Cuba, Fidel Castro, igualmente en Panamá en el año 2000.

Entonces Posada Carriles tuvo que salir huyendo como lo ha tenido que hacer Rodríguez en reiteradas ocasiones, siempre con la complicidad de la CIA y los servicios especiales del Pentágono, que como parte de los pagos por sus servicios les permiten caminar  libremente por las calles de Miami y otras ciudades norteamericanas y de nuestra región.

Reza un refrán popular que el hombre tropieza varias veces con la misma piedra, pero en el caso de estos asesinos parece ser que es mucho más, porque Centroamérica ha sido una suerte de frustraciones para los enemigos de la mayor de las Antillas, y abril un mes de victorias para la Revolución cubana, nacida el 1 de enero de 1959.

En abril de 1961 los milicianos armados del pueblo de la isla caribeña repelieron la invasión de Playa Girón, y rindieron a los mercenarios de Estados Unidos.

Por estos días también de abril, pero de 2015, otros milicianos de la verdadera Sociedad Civil cubana están prestos en Panamá para propinar con sus únicas armas, las ideas, nuevos reveses a los títeres del imperio de Washington.

La historia se repite y seremos testigos del Girón del siglo XXI porque de seguro asistiremos a otra contundente victoria de la independencia, la soberanía y la unidad de la Patria Grande.

 

 

Declaración final de la Cumbre de los Pueblos

Los presidentes Nicolás Maduro y Rafael Correa intervinieron en la clausura de la Cumbre de los Pueblos. F

Los presidentes Morales, Maduro, y Correa, intervinieron en la Cumbre de los Pueblos.

Los debates acontecidos en la Cumbre de los Pueblos, realizada del 9 al 11 de abril en Panamá, quedaron plasmados en un documento final de trabajo que recogió los principales planteamientos y preocupaciones de los pueblos de la región latinoamericana.

El encuentro, que tuvo como lema: «América Latina, una patria para todos, en paz, solidaria y con justicia social», reunió en la Universidad de Panamá a más de 3 500 delegados, que representaron a centenares de organizaciones sindicales, campesinas, indígenas, estudiantiles, de derechos humanos, ecologistas, y feministas.

Según el documento final, los pueblos respaldan la proclamación del hemisferio como zona de paz, libre de colonialismo, y rechazan firmemente el acoso militar, agresiones y amenazas de Estados Unidos y sus aliados a través de bases militares.

Asimismo persiste el respaldo al pueblo cubano y su Revolución, y se exige el levantamiento del bloqueo económico, comercial y financiero que mantiene Estados Unidos contra la Isla, el cierre inmediato de la Base Naval de Guantánamo, y la salida de la Isla de la lista de países patrocinadores del terrorismo. Además, los delegados saludan con regocijo el regreso a casa de los Cinco Héroes cubanos.

El texto también expresa el apoyo incondicional a la Revolución Bolivariana de Venezuela, a su legítimo Gobierno, y el rechazo al decreto del presidente Barack Obama que declara a este país como una amenaza.

El derecho a la independencia de Puerto Rico y una salida al mar para Bolivia, las reparaciones a las familias víctimas de la invasión de 1989 contra Panamá, el apoyo permanente a Argentina para la recuperación de las Islas Malvinas, y el retiro inmediato de las tropas de ocupación de Haití, son otros de los puntos neurálgicos de la declaración final.

Los delegados de la Cumbre manifestaron y exhortaron en el texto a luchar por la conservación de los recursos naturales, la biodiversidad, y la defensa de los pueblos originarios, el empleo, el respeto al salario mínimo, la sindicalización, derecho a huelga, respeto a los emigrantes, así como la  justicia e igualdad de género, la no discriminación por ninguna razón, entre otros temas vitales.

Reverenciaron, además, procesos de integración como el ALBA y la CELAC, que han fortalecido la unidad latinoamericana.

Tomado de J.Rebelde

MENSAJE DE RAÚL A LOS PARTICIPANTES EN LA CUMBRE DE LOS PUEBLOS

raul-castro-alba

Ustedes sintetizan las aspiraciones auténticas de los pobres de la tierra, como los llamara José Martí. Así les aseguró Miguel Barnet, presidente de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac), a quienes intervinieron en la Cumbre de los Pueblos, que se desarrolló paralela a la VII Cumbre de las Américas, en nombre de la República de Cuba, y transmitiendo el mensaje del Presidente cubano.

«Tengo la honrosa misión de expresarles, en nombre de Raúl, la admiración, gratitud y respeto que sentimos por todos los que han participado en la Cumbre de los Pueblos. Lo comunico en este Paraninfo donde hace 15 años intentaron abiertamente asesinar al Comandante Fidel y a cientos de panameños y compatriotas latinoamericanos. Sin embargo, los culpables siguen vivos y caminando por las calles de la Florida», denunció Barnet, al tiempo que esclareció que la no presencia allí de Raúl no se debía a que estuviera enfermo.

«Raúl goza de perfecta salud, para que lo sepan los enemigos. Lo demostró con creces hoy en ese discurso histórico, donde puso las cosas en su lugar, con la inteligencia que lo caracteriza».

Barnet agradeció a los delegados, entre los que se encontraban los representantes de la Sociedad Civil Cubana que participaron en los diferentes Foros Paralelos a la VII Cumbre de Las Américas, por «acompañarnos en la batalla contra el injusto y criminal bloqueo contra mi país, pero hay que seguir luchando. Sabemos que contamos y contaremos siempre con el apoyo de ustedes».

Recordó que en su discurso de la mañana de este sábado en Panamá, Raúl ratificó los principios de solidaridad e internacionalismo que siempre han distinguido a la Revolución Cubana, la cual continuará defendiendo las ideas de Martí, Bolívar, Sucre y Fidel. «No tengo que decirles que Cuba nunca le fallará a los pueblos de nuestra América. Nunca. Y jamás se debilitará el espíritu de generosidad y entrega que hoy se expresa en miles de maestros y médicos que salvan a miles de personas en el mundo de epidemias y de la ignorancia, de esa miseria material y espiritual insostenible que ha provocado el imperialismo».

También en nombre de la Isla, el Premio Nacional de Literatura envió un abrazo a Rafael Correa, «inteligente, agudo, culto, conocedor de los problemas esenciales de nuestro continente»; a los Presidentes de los pueblos del ALBA, a los líderes de los movimientos sociales, y a «todos los que mantienen en alto las banderas de la justicia y de la emancipación social».

Extractado de Juventud Rebelde

Barack Obama afirma en Panamá que no será prisionero del pasado

obama en la cumbre 120106_800x600_crop_5529a89f61543

El presidente estadounidense habla en la VII Cumbre de las Américas. Foto: Telesur

El presidente de Estados Unidos manifestó que esta VII Cumbre se hace en un momento histórico, en el que el nuevo enfoque de las relaciones entre Cuba y EE.UU. marcan el inicio de un camino nuevo, pero no hizo referencias a su decreto contra Venezuela, pese a que es un tema denunciado por varios mandatarios

Tomado de Juventud Rebelde

El presidente de Estados Unidos Barack Obama afirmó en la VII Cumbre de las Américas en Panamá que esta reunión tiene lugar en un momento histórico, en el que un nuevo enfoque de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos marcan el inicio de un camino nuevo, pero no hizo referencia alguna a su decreto contra Venezuela, pese al rechazo que ha suscitado esa decisión por todos los organismo regiones y la comunidad internacional, así como en los discursos de una buena parte de los dignatarios que han intervenido en la sesión plenaria de este encuentro.

«Hace seis años asistí por primera vez a estos encuentros y prometí que daría un nuevo enfoque a las relaciones con la región, para lo cual era preciso liberarse de viejos resentimientos y mirar al futuro de manera nueva. He cumplido con ese compromiso», consideró el presidente de Estados Unidos Barack Obama, al intervenir en la sesión plenaria de la VII Cumbre de Las Américas.

Precisó que con estas nuevas medidas más norteamericanos podrán viajar Cuba, el intercambio cultural será más amplio, el comercio, las inversiones. «Esto significará más oportunidades y recursos para nuestros pueblos. También nos proponemos llevar adelante proyectos humanitarios, ampliar las posibilidades en las ramas de las telecomunicaciones, Internet y reflujo de información. Estamos comprometidos a cumplir con esto.

«Además le he pedido al Congreso trabajar para levantar el embargo, y de momento abrir las relaciones diplomáticas entre ambos países», destacó.

«No seré prisionero del pasado, miramos al futuro y son políticas que mejorarán al pueblo cubano. Que el presidente Castro y yo estemos sentados aquí, por primera vez en medio siglo, juntos, representa un cambio de política y un punto de inserción en la región.

«El presidente Castro y yo tendremos diferencias significativas. Para nosotros hay valores que son universales, él también tiene sus temas importantes, pero finalmente creo que si seguimos avanzando y aprovechamos este impulso, buscando intereses comunes, existirá la posibilidad de lograr prosperidad, y trabajar a favor de la salud y la educación de todos nuestros pueblos».

Más adelante afirmó que Estados Unidos ha profundizado su compromiso con Las Américas. «Nuestras exportaciones hacia la región aumentaron en un 50 por ciento, lo cual propicia más puestos de trabajos».

También señaló que su país ha destinado mil millones de dólares para Centroamérica, con el objetivo de fortalecer la seguridad y propiciar el crecimiento económico. «Queremos ayudar a los jóvenes que no ven perspectivas económicas para sus vidas», afirmó.

Entre otras alianzas posibles con los países de la región destacó las referidas a la creación de fuentes de energía renovable, expandir los vínculos comerciales y el acceso a Internet.

«Tenemos un proyecto que le denominamos Cien Mil, y significa que esa cifra de estudiantes latinoamericanos curse estudios en Estados Unidos, así como los nuestros en sus países. Con una base más amplia e inclusiva, todos tendremos más éxitos y beneficios económicos», argumentó.

Y también tenemos un sistema migratorio fallido, destacó, que me he dedicado a enmendar, para que esas personas puedan trabajar y vivir en paz en el país que consideran como suyo.

«Los Estados Unidos miran al futuro, no queremos estar atrapados en la ideología, yo no lo estoy, no me interesan las argumentaciones teóricas, sino los efectos tangibles para las personas.

«Estamos comprometidos más que nunca con la región, si ustedes me presentan un problema yo haré lo mejor para poder resolverlo. Estamos en los mejores momentos de relaciones con respecto a muchas décadas. Colaborar con ustedes y edificar progreso es la prioridad.

«Vamos a seguir defendiendo la carta interamericana democrática, pensamos que los países de la región tienen derecho a la democracia. Nuestros gobiernos, juntos, tienen la obligación de respetar las libertades universales de sus ciudadanos».

En este sentido felicitó la idea de la presencia de la Cumbre de los pueblos, y destacó que: «Las voces de nuestros ciudadanos deben ser escuchadas y en un futuro deben ser una parte integral de nuestras cumbres.

«No tenemos dinero que desperdiciar cuando hay tantos jóvenes, con tantas necesidades. Educación y formación es un tema que debemos abordar. También crear nuevos puestos de trabajo, combatir el cambio climático; nuestra contaminación está más baja en casi dos décadas, pero tenemos oportunidades de avanzar».

Igualmente refirió la necesidad de la alianza con Centroamérica y el Caribe para con un enfoque integrador establecer un estado de derecho y enfrentar el narcotráfico. Reducir el flujo de armas y drogas y perseguir esas redes que causan violencia.

Por último destacó que conoce los pasajes históricos que se han referido en la Cumbre, y significó que le encantan las clases de historia pues es un estudioso de la misma. «La aplicación de los derechos humanos no siempre ha sido consistente en mi país, y hay capítulos oscuros en nuestra historia en los que no hemos observado los principios en los que se fundó el país.

«Tenemos una apertura hacia el cambio, podremos pasar mucho tiempo hablando de agravios e injusticia, incluso es posible usar a Estados Unidos como excusa de lo que pueda suceder a nivel nacional, pero eso no va a resolver los problemas, el analfabetismo, la comida, los problemas de los niños, y lograr que nuestros países sean más productivos y competitivos en una economía global.

«Vamos a seguir hablando abiertamente, sabemos que somos imperfectos, pero la guerra fría llegó a su fin hace mucho tiempo y no me interesan las batallas que comenzaron, incluso, antes de que yo naciera.

«Lo que me interesa es trabajar con ustedes y por ello hemos invertido tanto en las relaciones internacionales para lograr alianzas en igualdad, creo que el progreso puede seguir adelante».

 

Productiva reunión entre Raúl y Obama en la VII Cumbre de las Américas

Canciller cubano Bruno Rodríguez foto ismael fco.

El diálogo de alrededor de una hora y veinte minutos entre los presidentes de Cuba, Raúl Castro, y de Estados Unidos, Barack Obama, se desarrolló en un ambiente respetuoso y constructivo. Fue una reunión productiva”, aseguró el Canciller cubano Bruno Rodríguez Parrilla

Juventud Rebelde

Como una reunión productiva, en un ambiente respetuoso y constructivo, calificó el canciller cubano Bruno Rodríguez el encuentro entre los presidentes de Estados Unidos y de Cuba, realizado en la tarde de hoy en el contexto de la VII Cumbre de las Américas, y que duró alrededor de una hora y veinte minutos.

Los mandatarios Barack Obama y Raúl Castro intercambiaron sobre varios temas, como la necesidad de crear un ambiente propicio para avanzar en el restablecimiento de las relaciones diplomáticas, señaló el Jefe de Relaciones Exteriores del país isleño en una declaración que hizo ante la prensa.

La conversación a más alto nivel realizada entre ambos países en más de medio siglo también abordó «asuntos que deben ser resueltos posteriormente, como parte del proceso de una futura normalización de relaciones bilaterales, y cuyo elemento principal es el levantamiento del bloqueo económico, financiero y comercial contra Cuba», refirió Rodríguez Parrilla.

Dialogaron, además, sobre las posibilidades de cooperación en diversas áreas que responden a intereses mutuos y sobre otros temas de interés relativos a la  estabilidad y a la paz en el hemisferio occidental.

El Canciller cubano indicó que los presidentes analizaron los progresos alcanzados desde los anuncios históricos que hicieron ambos el pasado 17 de diciembre.

Entonces fue importante —expresó Rodríguez Parrilla— el anuncio por parte del presidente de EE.UU. sobre un cambio de la política de más de 50 años hacia Cuba, lo cual incluyó la admisión de que el bloqueo provoca daños al pueblo cubano y aísla a Estados Unidos.

Restableciendo relaciones

Respecto al tema de la apertura de embajadas en ambos países, Raúl y Obama resaltaron la importancia de «seguir trabajando para avanzar en el proceso de negociación de algunos elementos necesarios para el restablecimiento de las relaciones, y conformar un contexto apropiado para fijar fechas y anuncios».

El Canciller isleño expuso que el presidente Raúl Castro reconoció como un paso positivo la reciente declaración del presidente Obama de que revisará rápidamente la presencia de Cuba en la lista de los llamados países patrocinadores del terrorismo, en la cual Cuba nunca debió estar.

Sobre esta cuestión, el Ministro de Relaciones Exteriores de la Isla dijo que él esperaba que la decisión del Jefe de Estado norteño «se ajuste a la realidad y por tanto sea justa».

Levantar el bloqueo

En su declaración a la prensa sobre la reunión sostenida por Raúl y Obama en la tarde de hoy en la VII Cumbre de las Américas, Rodríguez Parrilla informó que el mandatario cubano señaló que el levantamiento del bloqueo es esencial para avanzar en la normalización de las relaciones.

También consideró que las medidas que ha ido tomando el Gobierno estadounidense respecto a algunos aspectos del bloqueo son un paso en la dirección correcta, y que Cuba esperaría que se amplíen y adopten otras nuevas.

Bruno enfatizó en que el presidente Barack Obama tiene facultades ejecutivas que le permiten avanzar en la eliminación del bloqueo, modificando de forma sustancial diversos aspectos para los cuales tiene absolutas facultadas ejecutivas.

En la continuación de su reseña sobre la reunión entre Raúl y Obama, el Canciller cubano indicó que el estadista cubano también consideró necesario eliminar políticas de EE.UU. que afectan al pueblo cubano y que están dirigidas a cambios en el sistema político y socioeconómico de la Isla.

Política regional

Ambos presidentes, abundó Bruno Rodríguez Parilla, coincidieron en la necesidad de aprovechar intereses comunes en diversas áreas para consolidar la colaboración regional y extenderlas a otros temas.

Entre las coincidencias están, entre otras, el enfrentamiento al narcotráfico, al terrorismo; la ciberseguridad, la aplicación de la ley, la protección del medioambiente, y las acciones para enfrentar y mitigar el cambio climático.

También la colaboración en el área de la salud, como el enfrentamiento a pandemias, cuyo ejemplo más reciente fue la cooperación para enfrentar el ébola en África occidental e impedir su expansión a las américas.

Diálogo respetuoso y soberanía

En la reunión, de carácter privado —según señaló el canciller isleño— Raúl transmitió al presidente Obama la disposición de mantener un diálogo respetuoso, basado en la soberanía y la reciprocidad.

El presidente cubano también reiteró su convencimiento de que a pesar de las profundas diferencias existentes, se puede convivir de manera pacífica y civilizada en beneficio de nuestros países y pueblos, lo cual contribuiría a la paz y seguridad regionales.

CUBA TENDRÁ VOZ PROPIA EN CUMBRE DE LAS AMÉRICAS

1383318980_887078_85 - Copy

Por Nuriem de Armas, periodista de la Redacción Nacional de Prensa Latina

La VII Cumbre de las Américas será espacio propicio para Cuba mostrar sus avances en salud y educación, condenar el bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos y reiterar su respaldo a Venezuela. (PLRadio)

Por primera vez la isla participa en esta cita continental tras la coincidencia de cerca de una decena de países de la región en la necesaria presencia de Cuba y las reiteradas protestas de varios mandatarios.

Entre ellos destacó la voz de Nicaragua cuando el viceministro de Exteriores, Dennis Moncada, señaló que “una Cumbre de las Américas sin la presencia de Cuba, no es Cumbre de las Américas”.

Moncada subrayó que la participación de Cuba “es parte del enfoque inclusivo” del subcontinente.

Desde su fundación en 1994 Cuba no ha asistido a esta cita regional por la oposición de Estados Unidos y Canadá, y por ser este un mecanismo de la Organización de Estados Americanos (OEA), de la que este país fue expulsado en 1962.

En 2009 durante el trigésimo noveno período ordinario de sesiones de la Asamblea General de la OEA realizado en San Pedro Sula, Honduras,a través de una resolución se señala que la Resolución VI adoptada el 31 de enero de 1962 en la Octava Reunión de Consulta de Ministros de Relaciones Exteriores, mediante la cual se excluyó a Cuba de su participación en el sistema interamericano, queda sin efecto.

El presidente cubano, Raúl Castro, anunció en diciembre último que asistiría a esta VII Cumbre del 10 y 11 de abril en Panamá, respondiendo a la invitación hecha por el mandatario de ese país, Juan Carlos Varela, aunque Cuba no regresará a la OEA.

Durante la pasada Cumbre Extraordinaria de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), Raúl Castro reiteró que asistirá a la cita de Panamá para rechazar con determinación toda tentativa de aislar y amenazar a Venezuela y reclamar el cese definitivo del bloqueo a Cuba.

Advirtió que esta nación caribeña no cederá ni un ápice en la defensa de la soberanía e independencia, ni tolerará ningún tipo de injerencia, ni condicionamiento en sus asuntos internos y al mismo tiempo no cejará en la defensa de las causas justas en nuestra América y en el mundo.

Luego de ratificar que los principios no son negociables, Raúl Castro enfatizó que la solidaridad es el cimiento de la unidad y la integración regional, y anunció que en la Cumbre de las Américas de Panamá la sociedad civil cubana será la voz de los sin voz y desenmascarará a los mercenarios que, financiados por sus patronos, traten allí de usurpar su genuina representación.

En el Foro de la Sociedad Civil, que se desarrollará paralelo a la VII Cumbre, los cubanos significarán allí la experiencia del país en la salud y la educación que se extiende a diversas latitudes, así como la cooperación internacional a partir de sus principios de equidad.

En tal sentido, el doctor Pedro Véliz, presidente de la Sociedad Cubana de Medicina Intensiva y Emergencia, ejemplificó que desde 1963, cuando comenzó oficialmente la colaboración médica en Argelia, hasta la fecha, Cuba ha brindado su aporte con más de 131 mil trabajadores de la salud en 109 naciones.

Mediante el proyecto de la Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM), fundada por el líder histórico de la Revolución, Fidel Castro, en noviembre de 1999, en Cuba se han formado más de 14 mil galenos de diversas latitudes, puntualizó.

Subrayó que la solidaridad constituye un eje importante de la política exterior cubana como vía para la verdadera integración.

Para los doctores Jorge Pérez, director del Instituto de Medicina Tropical (IPK) y Gladys Abreu, presidenta de la Sociedad Cubana de Pediatría, en la nación caribeña las enfermedades infecciosas no ocupan un lugar importante y mencionó la eliminación de algunas, como la poliomielitis, para lo cual existe un programa nacional de inmunización que posee 10 vacunas, que protegen contra 13 dolencias prevenibles.

Resaltaron el altruismo de los más de 250 colaboradores cubanos que mediante estricta voluntariedad, manifestaron su disposición de luchar contra el virus del Ébola en tres países de África Occidental, donde han contribuido a disminuir notablemente las muertes por esa causa.

Esta Cumbre prevé centrar sus debates en el tema principal de la agenda que será Prosperidad con equidad: el desafío de Cooperación de las Américas, en el cual Cuba tiene experiencia acumulada.

CUMBRE DE LAS AMÉRICAS, PRUEBA PARA POLÍTICA EE.UU. HACIA CUBA

la cumbre de la cr

Tomado de Prensa Latina

El nuevo curso de la política estadounidense hacia Cuba tendrá su primera gran prueba cuando el presidente Barack Obama participe en la Cumbre de las Américas en Panamá, señala hoy un artículo del diario The New York Times. 

En ese cónclave, el mandatario espera destacar su decisión de poner fin a más de medio siglo de aislamiento de Estados Unidos respecto a la isla caribeña, añade el texto.

Incluso antes de que Obama aborde el avión presidencial este miércoles, funcionarios de la Casa Blanca aseguraron que la administración está cerca de tomar una decisión sobre la exclusión de Cuba de la lista de países que, según el Departamento de Estado, patrocinan el terrorismo internacional.

Esta relación unilateral constituye uno de los obstáculos principales para el proceso de normalización de las relaciones bilaterales, al igual que el bloqueo económico, comercial y financiero que Washington mantiene contra la nación caribeña por más de medio siglo.

Según el artículo del Times, firmado por la periodista Julie Hirschfeld Davis, la eliminación de Cuba de esa lista pudiera facilitar el camino hacia el restablecimiento de los vínculos diplomáticos y la apertura de las embajadas en las respectivas capitales, un paso crucial en la disminución de las tensiones entre países vecinos.

El 17 de diciembre de 2014, Washington y La Habana anunciaron la intención de restablecer relaciones diplomáticas y avanzar hacia la normalización, ocasión en la cual el presidente Obama dijo que dio instrucciones para que se revisara la inclusión de Cuba en ese listado

Entre enero y marzo pasados, delegaciones de Estados Unidos y Cuba sostuvieron varias rondas de conversaciones con el fin de avanzar hacia la reanudación de los vínculos diplomáticos y avanzar en otros temas de interés de la agenda bilateral.

La reunión más reciente tuvo lugar el 31 de marzo entre representantes de ambos países en la sede del Departamento de Estado en Washington, donde abordaron preocupaciones y aspectos metodológicos dirigidos al avance del debate sobre derechos humanos, el cual fue propuesto por la isla.

CUMBRE DE LAS AMÉRICAS, UN DESAFÍO PARA OBAMA

barack obama74

“Barack Obama tratará de endulzar a
los dirigentes caribeños con promesas de préstamos generosos y así
ganarse su apoyo en la VII Cumbre, además quiere cambiar las recientes
críticas a su política hostil hacia Venezuela y a la guerra mediática
dirigida por EEUU contra Evo Morales, Cristina Fernández, Rafael
Correa, Dilma Rousseff, Daniel Ortega y en especial contra Nicolás
Maduro”.

vicky pelaez2 - Copy Por Vicky Peláez

Revista Sputnik

“Más temprano que tarde, de nuevo se abrirán las grandes alamedas por donde pase el hombre libre, para construir una sociedad mejor”.

— Salvador Allende

Washington y sus líderes llegan a la VII Cumbre de las Américas que se
celebrará en Panamá el próximo 10 de abril con mucho entusiasmo,
asistirá Barack Obama y otros 34 jefes de Estado y de Gobierno. Los
norteamericanos creen que el inicio de la apertura entre EEUU y Cuba
reforzará su posición de liderazgo en Latinoamérica y les aportará
nuevos aliados, siguen sin darse cuenta que el “cambio de la época en
América Latina y su proceso no lo para nadie…porque hemos trazado
nuestro destino unitario”, como lo afirmó Rafael Correa.

Parece que Washington está convencido ciegamente por la creencia casi
mítica de su “excepcionalidad”, que en su propia interpretación le
otorga el derecho de ser el único e indiscutible líder del planeta. No
se da cuenta que hasta en su propio ex “patio trasero”, ya no tiene la
autoridad de la que gozaba en el Siglo XX y que en Latinoamérica, la
mayoría de los países ya no aceptan sus imposiciones y están
cuestionando sus “intereses nacionales” en el continente. Ni siquiera
los asesores, tanto neoliberales como neoconservadores del presidente
estadounidense se han dado la molestia de analizar la evolución de las
cumbres y los cambios en su discurso político desde la celebración de
la I Cumbre de las Américas en 1994.

Estas reuniones en realidad habían estado destinadas a cumplir el
viejo sueño norteamericano de expandir su mercado, el comercio y
obtener un fácil acceso a los recursos naturales de Latinoamérica,
formulado durante la I Conferencia Interamericana que fue auspiciada
por Washington en 1890 y que duró cinco meses. Aquella vez, de los 10
representantes norteamericanos solamente uno era diplomático, William
H. Trescott y el resto eran prominentes hombres de negocio como el
magnate industrial, Andriew Carnegie o el futuro dueño de la IBM,
Charles R. Flint, mientras 63 representantes de América Latina y del
Caribe eran todos diplomáticos.

Por supuesto que los sabuesos delegados de EEUU impusieron su voluntad
debido a que todas las negociaciones se realizaron en nombre de EEUU y
así crearon la Oficina Comercial que se convirtió rápidamente en la
Oficina de Repúblicas Americanas con sede en Washington rebautizada en
1910 con el nombre de la Unión Panamericana. En vísperas de la Segunda
Guerra Mundial, Washington al darse cuenta del interés de Alemania
hacia los recursos naturales de Latinoamérica, decidió reforzar su
presencia y el dominio en el continente. A partir de 1940 y hasta
ahora, la política de EEUU hacia Latinoamérica ha sido influenciada
por el “padrino de la estrategia de contención”, el geoestratega
norteamericano, Nicholas Spykman (1893-1943).

En su libro “America’s Strategy in World Politics: The United States
and the Balance of Power” en la parte “United States in Western
Hemisphere”, Spykman habla de la importancia de “Latinoamérica
Mediterránea” (el litoral del Golfo de México y el Mar Caribe, México,
América Central, Colombia y Venezuela y el cinturón de islas que se
suceden desde Trinidad a la punta de la Florida y Cuba incluyendo)
para la seguridad nacional norteamericana y su economía. Según ese
geoestratega, la supremacía de EEUU en “América Mediterránea” debe ser
absoluta, especialmente en México, Colombia y Venezuela. El resto de
Sudamérica tienen que ser dependientes de Washington y en caso de
necesidad, su dependencia debía ser reforzada por la fuerza militar.

Si tomamos en cuenta que los actuales poderosos asesores “invisibles”
de la mega corporación, lo que en realidad es Estados Unidos y cuyo
gerente temporal es Barack Obama, son seguidores de Nicholas Spykman,
como Henry Kissinger y Zbigniew Brzezinski entre muchos otros, así
podremos tener una visión más clara y fría de la actual política de la
Casa Blanca hacia América Latina. Los tiempos cambian pero no la
política norteamericana. La idea del dominio absoluto de
“Latinoamérica Mediterránea” sigue vigente. Actualmente, México es un
satélite incondicional de Washington, Colombia es su brazo armado en
la región y la mayoría de los países del Caribe son aliados
norteamericanos o podrían ser presionados económicamente de serlo.
Faltan Cuba, Nicaragua y Venezuela para completar la hegemonía en esta
parte “mediterránea”.


El actual juego geoestratégico en esta región lo comenzó el
vicepresidente Joe Biden cuando en enero de este año se encontró con
los presidentes caribeños. Les advirtió que pronto se acabará el
petróleo barato que Venezuela suministra a los países de la región
(185,000 barriles al día) debido a la inminente caída del régimen de
Maduro. Entonces sería mejor terminar con Petrocaribe en que
participan 17 países de la zona y reorientarse energéticamente hacia
los EEUU a través de la inversión privada norteamericana.

Por eso no es de extrañar que un día antes de la inauguración de la
VII Cumbre de las Américas, Barack Obama estará en Jamaica para
reunirse con los líderes del Caricom (Comunidad del Caribe compuesta
por 15 naciones de la región y dependencias británicas). El propósito
es convencer a sus gobernantes que sería más rentable para sus países
salir del Petrocaribe y reorientarse al gas norteamericano creando un
sistema energético integral junto con los EEUU y posteriormente formar
una zona unificada del comercio y de la seguridad. Resaltará también
en este encuentro los planes para ayudar a Cuba y crear un “genuino
sector privado” presentando esta iniciativa como un “gesto bondadoso
de buena voluntad” de la Casa Blanca. En este punto, deberían
preguntar los cubanos a los rusos el verdadero significado del
“genuino sector privado” que los norteamericanos formaron en aquel
país.

No hay que ser mago para saber que Barack Obama tratará de endulzar a
los dirigentes caribeños con promesas de préstamos generosos y así
ganarse su apoyo en la VII Cumbre, además quiere cambiar las recientes
críticas a su política hostil hacia Venezuela y a la guerra mediática
dirigida por EEUU contra Evo Morales, Cristina Fernández, Rafael
Correa, Dilma Rousseff, Daniel Ortega y en especial contra Nicolás
Maduro.
Es cierto que el tema principal de la reunión será “El Desafío de
Cooperación en Américas” pero también será un foro donde Barack Obama
será advertido sobre el nuevo papel que ha comenzado a ocupar la
propia América Latina en la geopolítica, tanto regional como mundial y
ya no dispuesta a tolerar la injerencia de Washington en su vida
política, económica, social y cultural.

Basta observar la unanimidad con que los miembros de la Unasur (Unión
de Estados Suramericanos), de la Celac (Comunidad de Estados
Latinoamericanos y Caribeños) de la ALBA (Alianza Bolivariana para los
Pueblos de Nuestra América) rechazaron el Decreto Ejecutivo firmado
por Barack Obama el 9 de marzo de este año declarando a Venezuela un
“inminente peligro para la seguridad nacional de Norteamérica”, para
darse cuenta del “cambio de la época” en el continente. Será difícil
para Washington presentar en estas condiciones a Venezuela como su
primer adversario ideológico y su principal enemigo en el continente.

Según el Secretario General de la Unasur, Ernesto Samper, actualmente
cuando han sido impuestas reglas generales en la economía mientras se
mantienen las unilaterales para la política, ya es hora de terminar
con la injerencia porque “ningún país tiene derecho a juzgar la
conducta del otro, imponer sanciones o castigar por su propia cuenta”.
Los países de la Unasur están planificando inclusive replantear las
relaciones con EEUU en esta cumbre. Para Samper “un buen punto de
nueva agenda de relaciones sería que no haya bases militares
norteamericanas en Suramérica”.

Teniendo en cuenta que actualmente el sistema norteamericano y su
presidente gerente están bajo el dominio del sector militar y de la
seguridad, existen pocas posibilidades para la reducción de las bases
militares norteamericanas, que son 85 en Latinoamérica y el Caribe sin
contar las bases clandestinas. Para Noam Chomsky la política militar
norteamericana está orientada hacia el control de los recursos
energéticos bajo la premisa que, el que los controla estará a cargo de
la economía regional o mundial. Las reservas potenciales venezolanas
de petróleo solamente en la Faja de Orinoco son alrededor de 600 mil
millones de barriles, como lo afirmó hace poco el presidente de la
Comisión Permanente de la Energía y Petróleo de la Asamblea Nacional
de Venezuela, Fernando Soto Rojas. Esta riqueza no podría ser
desapercibida o no anhelada por Washington y de allí vienen las
acusaciones contra este país y la edificación de bases militares
alrededor.
También se discutirán en esta cumbre temas de inclusión social, de la
reducción de las asimetrías y de la pobreza ofreciendo Barack Obama
las recetas de neoliberalismo y las promesas de cooperación en estas
áreas. Pero todo quedará en frases porque ni el mismo Estados Unidos
puede salvar su economía con las recetas neoliberales, pues a pesar de
todos los pronósticos optimistas, de acuerdo a la publicación
“International Forecaster”, no hay recuperación económica en
Norteamérica ocho años después de desinflarse la burbuja inmobiliaria
y la bancarrota de Lehman Brothers. El optimismo es a base de la
manipulación de mercados y los datos de crecimiento del Producto
Interior Bruto.

El neoliberalismo económico que tanto propaga Washington ha sido
durante los últimos 30 años, un simple instrumento esencial de la
hegemonía de EEUU en la etapa de la globalización. Todo esto tendrían
que tomar en cuenta los líderes de Latinoamérica y del Caribe durante
la VII Cumbre de las Américas. El neoliberalismo es el principal
obstáculo para la integración y la prosperidad en el continente porque
es el sostén principal de la hegemonía norteamericana. Solamente
desprendiéndose de este modelo podrá salir adelante América Latina.

Como decía Bertolt Brecht (1898-1956), “cuando la hipocresía comienza
a ser de muy mala calidad, es hora de comenzar a decir la verdad”.
Fuente: http://mundo.sputniknews.com/firmas/20150402/1036005617.html#ixzz3WC1AAhGK

PANAMÁ EN CIFRAS

1 PANAMA

Comparto con ustedes estas valiosas Informaciones del Ministerio de Economía y Finanzas de Panamá, muy oportunas, porque como sabemos el 10 de este mes, Ciudad de Panamá será sede de la Cumbre de las Américas, a la cual asistirá Cuba por vez primera.

panamacanal

Este país centroamericano tiene una superficie total 78 200 km², y una división política que comprende nueve provincias y cinco comarcas indígenas- Aseguran que mantiene una de las economías más estables de América. Su Producto Interno Bruto es de 42 000 millones de dólares, según cifras del Banco Mundial, del 2013

PANAMA

 El turismo se está ubicando entre los principales renglones económicos. En el 2014 arribaron al país un millón 551 000 visitantes, provenientes en su mayoría de Latinoamérica

PANAMA PRESIDENTE

Su Presidente es  Juan Carlos Varela (desde el 1ro. de julio del 2014)

 

 

 

La República de Panamá es una gran franja ístmica con una superficie total 78 200 km². Limita, al norte, con el mar Caribe; al sur, con el océano Pacífico; al este, con la República de Colombia; y, al oeste, con la República de Costa Rica. Su división política comprende nueve provincias y cinco comarcas indígenas.

La economía de Panamá es una de las más estables de América. Entre sus principales actividades se encuentran la agricultura, la pesca, además de los servicios financieros, turísticos y logísticos vinculados al Canal de Panamá, los cuales representan el 75 % del PIB.
El Ministerio de Economía y Finanzas de Panamá estimó que la actividad económica creció un 6,3 % a finales del 2014.
Las exportaciones agropecuarias se destacan entre los renglones económicos del país. Dentro de ellas, la exportación de carne y frutas, sobre todo el banano y el café.
Por otra parte, la pesca ha experimentado en las últimas décadas un fuerte desarrollo y hoy es una de las industrias más importantes. En el 2014, Panamá exportó más de 42 millones toneladas métricas.
Gobierno y política: Es un Estado independiente y soberano, donde el poder político emana del pueblo, que es representado por el poder legislativo, ejecutivo y judicial
El turismo también ha estado en auge como resultado de la aparición y expansión de la central aérea de pasajeros de Lati¬noamérica ubicada alrededor del Canal de Panamá. Este aeropuerto usado por las aerolíneas como punto de transferencia para cubrir sus destinos, ha sido capaz de mover turistas desde cualquier origen de Latinoamérica hacia Panamá y desde Panamá a cualquier destino de la región.
A estos indicadores hay que sumarle los servicios relacionados con las actividades del Canal de Panamá.

Panama_Canal

CANAL DE PANAMÁ
En sus alrededores se aglutinan puertos de trasbordo de contenedores, zonas francas de comercio, ferrocarril y la central aérea de la región.
En 100 años de operaciones de esta vía transoceánica que une a los océanos Atlántico y Pacífico, 700 000 barcos la han cruzado, 14 000 por año, en un tiempo promedio de ocho horas.
Su capacidad actual es de 4 500 barcos de 294 metros de largo por 32 de alto, e igual cifra de navíos de igual longitud por 50 de altura.
La mayor parte del tráfico marítimo ocurre desde la costa atlántica hacia el extremo oriente, siendo Estados Unidos y China los principales usuarios. Mientras la segunda ruta es entre Europa, costa este de Estados Unidos y Canadá.
Población: 3 millones 864 000 de habitantes, según datos del Banco Mundial del 2013. La mayor parte de la población es de origen mestizo descendiente de indígena, africano y español, aunque existe una gran diversidad étnica
En el año 2007 comenzó el mayor proyecto de modernización de la infraestructura del Canal de Panamá desde su inauguración. Los trabajos de ampliación abarcan:
• Construcción de dos nuevos complejos de esclusas, lo que creará un tercer carril de tráfico. Se ubicarán en el lado Pacífico al suroeste de las esclusas de Miraflores. El otro complejo se encuentra al este de las esclusas de Gatún. Tendrán 427 metros de largo por 55 metros de ancho y 18,3 metros de profundidad.
• Canal de acceso del Pacífico, es la excavación de un canal de 6,1 km de largo. Este será el acceso a las nuevas esclusas del Pacífico paralelo al lago Miraflores.
• El dragado de los cauces de navegación a lo largo de la vía acuática.
• Mejoras en el suministro de agua del Canal me¬diante el aumento de nivel operativo máximo del lago Gatún hasta 45 cm.
Esta ampliación en la capacidad permitirá manejar embarcaciones de hasta 49 metros de ancho, 366 metros de largo y 15 metros de profundidad, o con un volumen de carga de hasta 170 000 toneladas.

• Canal de acceso del Pacífico, es la excavación de un canal de 6,1 km de largo. Este será el acceso a las nuevas esclusas del Pacífico paralelo al lago Miraflores.

• El dragado de los cauces de navegación a lo largo de la vía acuática.
• Mejoras en el suministro de agua del Canal me¬diante el aumento de nivel operativo máximo del lago Gatún hasta 45 cm. Esta ampliación en la capacidad permitirá manejar embarcaciones de hasta 49 metros de ancho, 366 metros de largo y 15 metros de profundidad, o con un volumen de carga de hasta 170 000 toneladas.

Turismo: El turismo se está ubicando entre los principales renglones económicos. En el 2014 arribaron al país un millón 551 000 visitantes, provenientes en su mayoría de Latinoamérica
• Canal de acceso del Pacífico, es la excavación de un canal de 6,1 km de largo. Este será el acceso a las nuevas esclusas del Pacífico paralelo al lago Miraflores.
• El dragado de los cauces de navegación a lo largo de la vía acuática.
• Mejoras en el suministro de agua del Canal me¬diante el aumento de nivel operativo máximo del lago Gatún hasta 45 cm.
Esta ampliación en la capacidad permitirá manejar embarcaciones de hasta 49 metros de ancho, 366 metros de largo y 15 metros de profundidad, o con un volumen de carga de hasta 170 000 toneladas.