Archivo de la etiqueta: Cuba-Estados Unidos

CAPERUCITA Y EL LOBO

eacd7e3178e707eab1a2b4bd8784cf3b

 

Por Maggie Marin

Publicado originalmente en Tribuna de La Habana

Elegida por 64 millones de brasileños y destituida por 61 senadores, Dilma Rousseff es la última víctima de un protocolo dirigido a malograr gobiernos progresistas, uno tras otro, para ir restaurando “sin sangre” en América Latina autoridades dispuestas a servir con eficacia los intereses y estrategias de los grupos de poder económico, político y militar más poderosos de Gringolandia.

…Recordemos, entre los numerosos intentos para derrocar y asesinar al líder venezolano y latinoamericano Hugo Chávez, el dramático asalto del 11 de abril de 2002, su secuestro, el pueblo en lucha hasta que lo trajeron de vuelta. El 30 de septiembre de 2010 a Rafael Correa casi lo derriban en Ecuador con una sedición policial. Le arrojaron gases lacrimógenos, lo secuestraron. Una maciza y pertinaz movilización popular y 9 000 efectivos del ejército pudieron devolverlo al Palacio de Carondelet. Así no pudieron.

…En Honduras, sacaron a Manuel Zelaya en piyama y lo trasladaron en avión a Costa Rica la madrugada del 28 de junio de 2009, a cinco días de un referéndum popular para cambiar la constitución y tras meses de pugnas con el Congreso, el Tribunal Electoral y la Corte Suprema. No lo dejaron regresar hasta mucho más tarde. Al obispo católico Fernando Lugo, presidente de Paraguay desde el 15 de agosto de 2008, lo depusieron el 22 de junio de 2012, después de un ilegal y manipulado “juicio político” y de ataques con todas las armas, hasta las más abyectas y obscenas contra un religioso.

…A la argentina Cristina Fernández la fueron cociendo durante años sin pausas y a fuego lento con tortuosas mañas, imputaciones, y la sempiterna agresión de los falsimedios, hasta lograr la dosis justa de desapego que permitió alojar a un derechista neoliberal en la Casa Rosada.

…Con las diferencias pertinentes, las embestidas de hoy contra Nicolás Maduro en Venezuela, Evo Morales en Bolivia, y Rafael Correa en Ecuador, suben más o menos de tono, mutan, pero no acaban.

…Tan ajustado está el método corporativo norteño de golpes blandos, blancos, institucionales, legislativos, que con las lógicas variantes, son como cirugías de mínimo acceso, tan exitosas como aquellas cruentas asonadas militares que ocasionaron la muerte o desaparición de 250 mil personas en el subcontinente.

…Por cierto, el pasado lunes 12 se evidenció la estirpe del bando de políticos corrompidos e inescrupulosos a la carta para asaltar a mandatarios legítimos: Eduardo Cunha, artífice del procesamiento, juicio y derrocamiento de Rousseff y otrora todopoderoso presidente de la Cámara de Diputados de Brasil fue hallado culpable de quebrar el decoro parlamentario, al mentir sobre sus cuentas bancarias en el extranjero por 5 millones de dólares.

…Y la vida demuestra que una vez se produce el cambio, las crisis políticas, económicas y sociales sobrevienen siempre y con ligereza, mientras los flamantes gobernantes, que dix llegaron para entronizar justicia, ley y orden, solo saben mirar para arriba.

…Sin mover un músculo facial, serenos y pulcros, en el Norte los genuinos golpistas no hallan como aplicarnos a todos el protocolo de marras. Aprietan tuercas, disimulan, se disfrazan y procuran dar lecciones, pero bien sabemos que esta “Caperucita” es el lobo.

 

POR QUÉ LA BASE ESTADOUNIDENSE DE GUANTÁNAMO EN CUBA ESTÁ PROBABLEMENTE CONDENADA

guantanamo.bay_

Los cubanos tenemos todo el derecho a decir ¿hasta cuándo? Y a exigir su devolución.

THE WASHINGTON POST

Por Nick Miroff. Corresponsal para América Latina de The Washington Post, para cubrir de forma itinerante desde la frontera México-Estados Unidos hasta el Cono sur de Suramérica. Desde el año 2006 ha estado en el staff de redactores

Si Estados Unidos y Cuba restablecen relaciones diplomáticas en las próximas semanas, según lo previsto, los dos países todavía estarán muy lejos de algo parecido a una relación “normal”, ha dicho en repetidas ocasiones el presidente cubano, Raúl Castro. Su lista de agravios es larga. Pero esta semana Castro señaló que se reduce a dos grandes temas.

El primero, por supuesto, es el embargo comercial. El otro es la Estación Naval de la Bahía de Guantánamo, la base marina de Estados Unidos en el extranjero más antigua del mundo, que ha ocupado durante 116 años.

Ese no es tema de debate, dice el gobierno de Obama.

Pero, uno sólo puede preguntarse, ¿por cuánto tiempo?

Los estudiosos y expertos militares dicen que es difícil ver cómo

Estados Unidos puede revisar su relación con La Habana, mientras se aferra a un gran pedazo del territorio cubano indefinidamente, sobre todo si las relaciones se tornan significativamente cálidas en una era post- Castro.

Si bien hay un montón de ejemplos en el mundo de fronteras en disputa o islas disputadas, 45 millas cuadradas de enclave estadounidense en Guantánamo es algo más que una anomalía geopolítica mundial. No hay otro lugar en el mundo donde el ejército de Estados Unidos ocupe por la fuerza tierra extranjera indefinidamente contra los deseos del país receptor.

“Es probablemente inevitable que vamos a tener que devolverla a Cuba, pero se necesitaría una gran cantidad de trabajo diplomático de peso”, dijo el almirante jubilado James Stavridis, ex Comandante Supremo Aliado de la OTAN y ahora decano de la Escuela Fletcher de Derecho y Diplomacia de la Universidad Tufts. Stavridis, quien fue jefe del Comando Sur del Ejército de Estados Unidos entre 2006 y 2009, y tuvo bajo su cargo la base de Guantánamo, dijo que sigue siendo un activo “estratégico y de gran utilidad” de Estados Unidos.

“Es difícil pensar en otro lugar con una combinación de un puerto de aguas profundas, una buena pista de aterrizaje y un amplio territorio”, dijo Stavridis.

El polémico campo de detención estadounidense para los sospechosos de terrorismo a nivel mundial es sólo una de las conveniencias de la base. Se trata de un centro logístico para la Cuarta Flota de la Marina, así como para las operaciones antinarcóticos y los esfuerzos de socorro. También funciona como un centro de detención para balseros inmigrantes hacia el norte interceptados en el mar.

La ubicación de la base sobre la costa sur de Cuba permite al ejército de Estados Unidos proyectar el poder a través de toda la cuenca del Caribe. Y está estratégicamente situada junto a Haití, un lugar que a menudo necesita ayuda estadounidense.

Como instalación militar, sin embargo, Guantánamo -Gitmo es su apodo- ya no es tan esencial en la era moderna de los portaaviones, submarinos nucleares y aviones no tripulados, dijo Stavridis. “Usted no podría lanzar una operación militar a gran escala a partir de ahí”, explicó, y agregó que muchos de los otros usos que Guantánamo proporciona podían ser cubiertos por instalaciones militares de Estados Unidos existentes en Puerto Rico o en el sur de Florida.

“Yo no creo que sea irremplazable”, dijo Stavridis.

Buques de guerra estadounidenses navegaron en la Bahía de Guantánamo en 1898, y junto con los rebeldes cubanos, derrotaron a la flota española. Los estadounidenses esencialmente jamás se fueron, condicionaron la independencia de Cuba sobre disposiciones constitucionales que le permitieran a la Marina de Estados Unidos ocupar la zona “durante el tiempo necesario”. La renta fue fijada en 2.000 dólares al año, pagados en oro.

Un nuevo contrato de arrendamiento incrementó el monto a $4.000 en 1934, de acuerdo a la investigación histórica de esta base realizada por Paul Kramer. Pero no había una fecha límite para que los estadounidenses la abandonaran.

El gobierno de Estados Unidos todavía envía constantemente los cheques de la renta al gobierno cubano, pero los Castro no los cobran. No reconocen el contrato de arrendamiento, y -al igual que los propietarios en un apartamento de renta controlada en Brooklyn- quieren que sus inquilinos se vayan. Se dice que Fidel Castro mantiene apilados en una gaveta de su escritorio los cheques, para ser usados como una especie de argumento político. Es difícil imaginar un símbolo mejor logrado del imperialismo norteamericano, que una base militar cuya historia está tan envuelta en la impronta del imperio de Estados Unidos de América de finales del siglo XIX.

Después de la revolución de Castro, los Estados Unidos no tenía intención de dejar que la base cayera bajo el control comunista. En momentos pico de tensiones durante la Guerra Fría, como la Crisis de los Misiles de 1962, las cercas de la base se convirtieron en una línea del frente en la pugna soviético-estadounidense. Andanadas de disparos fueron en ocasiones intercambiadas entre tropas estadounidenses y cubanas. Uno de estos eventos fue dramatizado en la película de 1992 A Few Good Men, en la que un agitado Jack Nicholson memorablemente dijo a Tom Cruise que no serían capaces de manejar las presiones de vivir bajo constante amenaza en Guantánamo.

Castro cortó el suministro de agua y electricidad en 1964, y hoy la base está completamente aislada del resto de Cuba. Los visitantes dicen que se parece a una pequeña ciudad de Estados Unidos, con las únicas franquicias existentes en la Isla de un McDonald, un Taco Bell, un Subway y otras cadenas estadounidenses. La brecha divisoria del resto de la Isla está letalmente minada, con alambres de púas y matorrales de cactus espinoso.

En los últimos años, los intentos fallidos del presidente Obama de cerrar el campo de prisioneros de la base han inspirado varios escenarios de ensueño de un futuro post-militar para la base. Uno podría convertirla en un centro de investigación y planta de tratamiento para las enfermedades tropicales y epidemias. Si fuera devuelto el control a Cuba, podría convertirse en un segundo campus de la Escuela Latinoamericana de Medicina de Cuba, donde los estudiantes de todo el mundo recibiesen capacitación médica gratuita por parte del gobierno cubano.

Stavridis dijo que una propuesta en este sentido a “internacionalizar” la base que conserva su valor como centro logístico para la ayuda humanitaria, probablemente sería un futuro aceptable dentro del Pentágono -al menos en el largo plazo. Otros optimistas dicen que la transformación de la base podría servir tanto como un ejercicio edificador de confianza entre Cuba y Estados Unidos como un ablandador de hostilidades.

Tal medida no carecería de precedentes. Los EEUU a regañadientes renunciaron a la Zona del Canal de Panamá, un lugar mucho más estratégico para las operaciones militares de Estados Unidos y los intereses comerciales que la Bahía de Guantánamo.

Panamá convirtió las instalaciones militares en una “Ciudad del Saber”, un grupo de laboratorios de investigación y las instalaciones campus, en colaboración con varias universidades de Estados Unidos.

Aquí tienen la línea de tiempo de cómo los Estados Unidos llegó a

ocupar la bahía de Guantánamo:

* 1898: Los buques de guerra de EEUU navegan en la Bahía de Guantánamo, ayudando a los rebeldes cubanos a derrotar a las fuerzas españolas.

* 1903: Estados Unidos obtiene derechos territoriales en la Bahía de

Guantánamo. El arrendamiento se amplió en 1934; la renta se duplica a $4,000 al año.

* 1959: Fidel Castro toma el poder en Cuba, derribando al hombre fuerte apoyado por Estados Unidos, Fulgencio Batista. Se corta el suministro de agua y electricidad a la base en 1964.

* 1990: La base sirve como un campo de detención y como centro de procesamiento de decenas de miles de refugiados de Haití y Cuba.

* 2002: Se realiza la apertura del campamento de prisioneros para los sospechosos de terrorismo a nivel mundial. Cerca de 800 detenidos han estado en las instalaciones, y aproximadamente 100 permanecen hoy.

LA GUERRA NO CONVENCIONAL DE ESTADOS UNIDOS CONTRA CUBA (partes I, II y III)

Guerra-no-Convencional-contra-Cuba-580x581

Por José Ramón Rodríguez Ruiz

En 1963, Allan Dulles,¹ jefe de la CIA en la época de Girón, escribió un libro titulado El Arte de la Inteligencia , que dedicó uno de sus capítulos a la estrategia de subversión contra la URSS, en el que apuntó: “Sembrando el caos en la Unión Soviética sustituiremos sus valores, sin que sea percibido, por otros falsos, y les obligaremos a creer en ellos.

 Encontraremos a nuestros aliados y correligionarios en la propia Rusia. Episodio tras episodio se va a representar por sus proporciones una grandiosa tragedia, la de la muerte del más irreductible pueblo en la tierra, la tragedia de la definitiva e irreversible extinción de su autoconciencia.

[…]

La honradez y la honestidad serán ridiculizadas y presentadas como innecesarias, y convertidas en un vestigio del pasado. El descaro, la insolencia, el engaño y la mentira, el alcoholismo y la drogadicción, el miedo irracional entre semejantes, la traición, el nacionalismo, la enemistad entre los pueblos y, ante todo, el odio al pueblo ruso. Todo esto es lo que vamos a cultivar hábilmente hasta que reviente como el capullo de una flor”.

Fue precisamente Dulles quien refiriéndose a la triunfante Revolución Cubana el 12 de febrero de 1959 señaló: “Cual niños ellos serían capaces de hacer casi cualquier cosa”. Con su estilo prepotente, nos juzgaba como a niños descarriados que merecían castigo, pero advertía que había que hacerlo con habilidad, mañosamente.²

El triunfo de la Revolución Cubana el 1o de enero de 1959, marcó el inicio de una etapa aún más difícil de la historia patria, en cumplimiento de un presagio de Fidel en su discurso al pueblo reunido en el campamento militar de Columbia, sólo siete días después.

La primera razón de esa dificultad la definió el propio Comandante en Jefe en los días previos a Girón, cuando expresó que no nos perdonarían jamás haber hecho una Revolución Socialista a 90 millas de sus costas, desmontando, con empeño nacionalizador y soberano, una dominación neocolonial que sumía a la Isla en la miseria y la injusticia, mientras los magnates se agenciaban millonarias ganancias y los gobiernos recibían órdenes de la embajada de EE.UU.

El castigo solicitado por Dulles a causa de nuestra rebeldía, comenzó desde el triunfo mismo, y así iniciaron las conspiraciones y agresiones. Uno de los pilares de la estrategia de EE.UU. y la proyección de su agresividad contra la Isla fue el empleo de la contrarrevolución, tanto interna como externa, y la subversión política e ideológica, que halló cuerpo en la propaganda enemiga y el agrupamiento contrarrevolucionario.

Fue interés nacional de EE.UU. subordinar las actividades de la contrarrevolución a los lineamientos de la política de Washington.³ Todo ello formó parte de la prioridad de seguridad nacional que para la Casa Blanca constituía en ese entonces la lucha contra los Movimientos de Liberación Nacional; el socialismo y la URSS.

El método elegido queda claro al analizar el discurso de los líderes de la época. En un encuentro realizado con especialistas de la comunidad de inteligencia, John F. Kennedy expuso lo siguiente: “En la medida en que los medios militares se tornan más mortíferos, que una creciente cantidad de países tienen acceso a ellos, la guerra de subversión, la guerra de guerrillas y otras formas de lucha adquieren mayor significación. En la medida en que las armas termonucleares sean más poderosas, y existan menos posibilidades para su empleo, las operaciones subversivas desempeñan un papel cada vez más relevante”.

La propia invasión a Playa Girón constituyó una de las formas de aplicación práctica de esta doctrina. El empleo de una fuerza mercenaria, sustituta de las propias fuerzas estadounidenses, entrenada y asesorada por esa nación, cuya pretensión era iniciar en Cuba una resistencia que pudiera recibir el apoyo directo de EE.UU. y de esa forma derrocar al Gobierno Revolucionario.

El fracaso de Girón hizo al propio Kennedy indicar: “[…] examinar de cerca todas nuestras prácticas, y programas en las áreas de las actividades militares y paramilitares, insurgencia y contrainsurgencia que no sean de guerra abierta. Pienso que necesitamos reforzar nuestro trabajo en este campo”.

La solicitud de Kennedy fue cumplida, y como resultado de las experiencias analizadas, nuevas formas de guerra encubierta y agresión subversiva se desataron contra Cuba. La Operación Mangosta y el periodo que se recoge en nuestra historia como la Lucha Contra Bandidos, fueron la ejecución práctica de la intención del gobierno de EE.UU., de destruir a la Revolución Cubana sin necesidad de una agresión militar directa contra la Isla o como preludio de esta.
El núcleo central de esta etapa fue el empleo de la contrarrevolución interna y las bandas armadas, como fuerzas sustitutas o auxiliares, mientras el escenario de subversión era reforzado con todo tipo de acciones de guerra económica, sabotaje y operaciones de inteligencia de la CIA, entre otras.

Un memorando del Departamento de Defensa, de fecha 25 de julio de 1962, resume estas intenciones. Al hacer una revisión de la Operación Mangosta, en el punto referido a sus objetivos señala: “[…] EE.UU. ha emprendido esfuerzos especiales con el objetivo de ayudar a Cuba a derrocar a un régimen comunista”, para ello, eran necesarias, entre otras, “acciones encubiertas, políticas y económicas, para inspirar una revuelta en Cuba o desarrollar la necesidad de una intervención de EEUU”.

El fracaso de estos y otros planes no significó la renuncia a este tipo de procedimientos para intentar derrocar al Gobierno Revolucionario y restaurar el capitalismo en Cuba. De una forma u otra, tal proceder ha sido una constante en el conflicto histórico entre ambas naciones, que ha entrado, a partir del 17 de diciembre último en una etapa singular y novedosa.

En aquellos momentos de nuestra historia tiene su génesis la utilización de la Guerra No Convencional como forma de agresión de EE.UU. contra Cuba. Es necesario saber si en los nuevos escenarios se renunciará a las acciones subversivas y encubiertas, a fin de lograr el ansiado objetivo para el cual han declarado ineficaz una política de más de 50 años. A ese empeño dedicaremos nuestros análisis en esta serie de trabajos.

Referencias:

1. Allen era el hermano menor de John Foster Dulles, Secretario de Estado de Eisenhower y asesor de política exterior de la mayor confianza. Los dos hermanos estaban en constante y fácil comunicación; a menudo, después de un día de trabajo, Allen pasaba por casa de Foster para repasar asuntos pendientes. Nunca un Secretario de Estado y un Director de la CIA disfrutaron de una relación tan cerrada. Esto molestó a algunas personas: “Es una relación que sería mejor no tuviera que existir”, comentó el presidente de un comité nombrado por Eisenhower para investigar la agencia. Eisenhower no estuvo de acuerdo: “Parte del trabajo de la CIA es extensión del trabajo del Departamento de Estado”. Tomado de: Guerras Encubiertas, Piero Gleijeses, Cubadebate, 25 de enero 2015.
2. Alarcón de Quesada, Ricardo: Medio siglo de Revolución. Cincuenta momentos históricos, Editorial Arte y Literatura, La Habana, 2008, pp. 5-9.
3. Valdés-Dapena Vivanco, Francisco: Operación Mangosta. Preludio de la invasión directa a Cuba, Editorial Capitán San Luis, p. 8.
4. Ibídem.
5. Ibídem.
6. Office of the Secretary of Defense. Memorandum for the Special Group (Augmented) 25 julio 1962.

guerra no convencional Victoria-Girón

La Guerra No Convencional de EEUU contra Cuba (II)

Por José Ramón Rodríguez Ruiz

Como expresamos en la primera parte de este trabajo,¹ los errores que condujeron al fracaso de la invasión mercenaria de Playa Girón fueron minuciosamente analizados por la administración Kennedy. A raíz del fracaso, Kennedy confió al general Maxwell Taylor la misión de describir, explicar y establecer conclusiones sobre las causas que determinaron la debacle de la Operación Pluto.²

La designación de un general para esta tarea no se considera por los historiadores una casualidad. Era indiscutible que el Departamento de Defensa de EE.UU. tendría una importante presencia en los nuevos planes subversivos contra Cuba, oponiéndose a criterios existentes en la época entre jefes del Ejército de EE.UU., de que la Guerra No Convencional no merecía consideraciones serias o esfuerzos de los militares.³

No obstante, como ya expresamos, el esfuerzo desplegado en la subsiguiente Operación Mangosta fue exhaustivo y contundente. Las agencias y el Departamento de Defensa de EE.UU., concibieron en conjunto una operación que aglutinó esfuerzos en casi todos los ámbitos de la vida nacional de Cuba. Planes de desestabilización que preveían el desarrollo de huelgas; demostraciones contra la Revolución; atentados contra principales dirigentes; sabotajes y rebelión abierta, etc.

En sus orientaciones la Operación Mangosta establecía: Cuando el movimiento popular ocupe un territorio importante de Cuba, debiera formar un gobierno provisional. Esto permitirá la ayuda abierta de América Latina y EE.UU. si se pide y es necesaria. Una situación de gobierno militar existirá para el periodo inicial y tenemos que insistir en el realismo de este periodo de transición que precede al control civil razonable .

Pero, ¿por qué fracasaron tan abarcadores propósitos contra Cuba, a pesar de la minuciosa planificación y los millonarios expendios?

Recientemente, al referirnos en las páginas de Cubadefensa a la publicación del documento doctrinal más actualizado de EE.UU. sobre la Guerra No Convencional, la Publicación de Técnicas del Ejército 3-05.1 (ATP 3-05.1), alertábamos que en su interior podía hallarse el caso de Cuba, como “Ejemplo selecto de actividades de Guerra No Convencional patrocinadas por EE.UU.”. Sus aseveraciones, aunque referidas a la invasión mercenaria de abril de 1961, contribuyen a contestar la interrogante anterior.

La CIA cometió […] errores en su campaña de Guerra No Convencional contra Cuba. Aunque existían algunos esfuerzos razonablemente exitosos en el desarrollo de una clandestinidad, no estaban lo suficientemente diseminados o coordinados para organizar una campaña de resistencia popular sostenida .

La información de Inteligencia sobre las condiciones en Cuba era insuficiente y engañosa .

Según los expertos estadounidenses, los esfuerzos de Guerra No Convencional contra Cuba en estos primeros años carecieron de mecanismos de apoyo e infraestructura encubiertos, así como de una adecuada preparación y organización política popular y clandestina, incluida la guerra de guerrillas .

La autocrítica abarca incluso el área de las operaciones psicológicas, la propaganda y la subversión, que según afirman: deben ser adecuadas antes de tomarse la decisión de una acción armada .

En esencia, no existían condiciones en la Isla para el avance del esfuerzo no convencional. Entre esas condiciones, se hallan las que ya conocemos como de factibilidad y conveniencia: no había en Cuba un gobierno debilitado; una población segmentada, ni una oposición fuerte y capaz de resistir. En cambio, todos los recursos se emplearon para intentar quebrar la voluntad del pueblo mediante las carencias, las dificultades sociales y la subversión política.

En los años subsiguientes, los esfuerzos de Guerra No Convencional contra Cuba pretendieron corregir los “errores” de Girón y los que Mangosta tampoco pudo resolver. Las bandas armadas en regiones como el Escambray, cuya génesis se sitúa en los delincuentes, prófugos de la justicia y antiguos miembros de los cuerpos represivos de la tiranía, fueron indiscutiblemente estimuladas por EE.UU.

Quizás sea en este punto de nuestra historia, a mediados de los 60, donde las actividades de EE.UU. contra Cuba se aproximaron más al objetivo esencial de la definición de Guerra No Convencional: el empleo de una fuerza de resistencia, auxiliar y clandestina, en un área denegada, para derrocar a un gobierno adversario, lo que requirió el apoyo y suministro a esta por parte de las Fuerzas Armadas de EE.UU., incluidas las infiltraciones de sus unidades especiales.

EE.UU. había aprendido que los exiliados por largos períodos –aunque sean nativos del país objetivo– no son sustitutos para insurgentes activos operando dentro de la población y por ello, el bandidismo contrarrevolucionario subsistió hasta 1965, siendo incapaz de articular una resistencia efectiva contra el Gobierno revolucionario, pero dejando una estela de muerte, asesinatos, secuestros, violaciones y desmanes, cuyos ecos de dolor resuenan aún en nuestros días.

El fracaso de Girón, de la Operación Mangosta y la derrota de las bandas armadas, no significaron el fin de la violencia contrarrevolucionaria, ni de la aplicación de la Guerra No Convencional contra Cuba. Seguiremos su curso en una próxima entrega.

Referencias.

  1. Ver La Guerra no Convencional de EE.UU. contra Cuba (I), publicado enhttp://www.cubadefensa.cu/?cu=node/3132
  2. Valdés-Dapena Vivanco, Francisco. Operación Mangosta. Preludio de la invasión directa a Cuba. Editorial Capitán San Luis, p 9.
  3. “Understanding Unconventional Warfare and U.S. Army Special Forces”, Teniente Coronel Grdovic, Mark, Revista Special Warfare septiembre-octubre 2006, pp. 14-24.
  4. Valdés-Dapena Vivanco, Francisco. Operación Mangosta. Preludio de la invasión directa a Cuba. Editorial Capitán San Luis, p 38.

5, 6, 7, 8, 9. http://www.cubadefensa.cu/?q=documentos-doctrinales-eeuu

espana-expulso-espias2--644x362

La Guerra No Convencional de EE.UU. contra Cuba (III)

Por José Ramón Rodríguez Ruiz

Aplastado el intento de fortalecer un movimiento de resistencia o guerrilla que fuera capaz de derrocar al gobierno revolucionario, las formas y métodos de agresión subversiva contra Cuba por parte de EE.UU. evolucionaron y se diversificaron. En lo adelante, habiendo comprendido que no existían en la Isla condiciones propicias para el éxito de una campaña de Guerra No Convencional (GNC), sucesivas administraciones yanquis, independientemente de su discurso político y en grado variable, han dedicado sus esfuerzos a intentar crear en nuestro país un escenario más propicio para sus intereses.

La GNC contra Cuba, luego del fin de las bandas armadas, no alcanzaría más su objetivo de articular una resistencia violenta o guerrilla, que pudiera recibir el apoyo directo de EE.UU. No obstante, el aliento a la contrarrevolución interna, con el objetivo de conducirla a tal fin y las acciones tendentes a crear las condiciones favorables para ello, van a caracterizar la política yanqui hacia Cuba a partir de la década de los setenta.

Ya desde 1960¹ existían planes de agresión radioelectrónica contra la Isla, que fueron reforzados bajo la administración Reagan en 1982, con la creación de lo que luego sería la Oficina de Transmisiones hacia Cuba, responsable de las mal llamadas Radio y TV Martí.

La agresión radial y televisiva contra nuestro país, que el Comandante en Jefe ha caracterizado como “una loca y fracasada aventura”², se inscriben en lo que la doctrina de la GNC define como Actividades de Información, dirigidas a “influir en las emociones de una audiencia determinada”³, con el fin de subvertir su ideología. Aunque la doctrina la sitúa como un esfuerzo organizado por una probable resistencia, a falta de esta, contra Cuba se ha realizado como política del Gobierno de EE.UU., a través de sus instituciones y con el dinero del contribuyente estadounidense.

La guerra económica contra Cuba tampoco puede aislarse de la estrategia de agresión no convencional. El bloqueo económico, comercial y financiero contra la Isladebemos situarlo como parte de los esfuerzos que pueden ser de carácter político, diplomático, informacionales, militares y económicos, mediante los cuales EE.UU. ejerce su poderío nacional en función de sus objetivos estratégicos.

Como sabemos, la GNC persigue explotar las vulnerabilidades del adversario y en el caso de Cuba, la economía ha sido objeto de ataque permanente, a fin de erosionar las bases de nuestra construcción socialista, presentando como única alternativa el retorno al capitalismo. El bloqueo puede considerarse el esfuerzo de GNC de más larga data en esta triste historia de agresiones subversivas.

Las décadas de los setenta, ochenta y noventa del pasado siglo, tienen otro signo que las identifica y que tampoco se desvincula de la GNC como forma de agresión. Para “preparar el ambiente” en Cuba, EE.UU. ha promovido, autorizado o no ha impedido, acciones de sabotaje, piratería, guerra biológica, atentados, secuestros, etcétera

La doctrina de la GNC define el sabotaje como “el acto dirigido a dañar, interferir u obstruir las defensas nacionales de un país, dañando o destruyendo de forma voluntaria materiales de guerra o defensivos, recursos, bienes, incluidos recursos humanos y naturales”. Desde la voladura del vapor La Coubre , pasando por la agresión biológica al sector agrícola o contra la población misma, hasta las bombas en los hoteles en los años 90, los sabotajes han sido una herramienta no convencional frecuente en la guerra contra Cuba. El capítulo más triste de esa etapa: la explosión de un avión civil cubano en pleno vuelo, con 73 víctimas mortales, el 6 de octubre de 1976. El autor confeso de ese crimen vive libre en las calles de Miami.

El derrumbe del campo socialista y el recrudecimiento del bloqueo exacerbaron en EE.UU. efímeras esperanzas de que la Revolución no resistiera tales embates. El incentivo a la contrarrevolución y la inestabilidad interna en Cuba también recibió en esta etapa otra vuelta de tuerca, mientras las carencias económicas generaban en el pueblo descontento y dificultades en escala sin precedentes.

El objetivo de todo ello fue señalado por Fidel en su alocución al pueblo, a raíz de los sucesos del 5 de agosto de 1994. Fidel señaló: “Ellos, naturalmente, quieren que se produzcan escenas sangrientas, quieren que haya una balacera, que haya muertos, para utilizarlos como instrumento de propaganda, en primer lugar; como instrumento de subversión, y, finalmente, como instrumento de intervención en nuestro país. La estrategia imperialista es crear una situación, crear el máximo de descontento dentro de nuestro país, dividir a la población, crear las condiciones más difíciles posibles y conducir a nuestro país a un conflicto, a un baño de sangre. ¡Sueñan con eso, añoran eso!”

Es este el contexto en que surge la Ley Helms-Burton, aprobada el 12 de marzo de 1996, utilizando como pretexto fundamental el derribo de las avionetas de la organización contrarrevolucionaria Hermanos al Rescate y que tenía entre sus objetivos esenciales el “apoyo para una Transición Democrática en Cuba”.

Desde el punto de vista político, la llamada Ley de la libertad cubana y solidaridad democrática pretendía aumentar el clima de hostilidad en la política de EE.UU. hacia Cuba, para forzar la destrucción de la Revolución y desde el punto de vista económico, intimidar por todos los medios posibles a los empresarios extranjeros, para tratar de evitar las inversiones y el comercio internacional con Cuba.

El fracaso de este y otros engendros anteriores como la Ley Torricelli (23 de octubre de 1992), no ha significado el fin de la agresión de EE.UU. contra Cuba ni la renuncia a uno de sus métodos fundamentales: La Guerra No Convencional.

Las causas de los fracasos permanecen invariables: no hay en Cuba condiciones para el funcionamiento de estas estrategias. Medio siglo de agresiones directas han probado su ineficacia para crearlas y es seguramente esa la causa de que asistamos hoy al momento histórico del cambio de método, anunciado por la administración Obama en su “nuevo rumbo para Cuba” el 17 de diciembre de 2014. ¿Quedará en el pasado la Guerra No Convencional?

Referencias.

  1. El 17 de marzo de 1960, el presidente Eisenhower aprobó un plan presentado por la CIA para, entre otras cosas, crear una estación de radio de onda media que transmitiera propaganda sucia hacia Cuba, daba inicio a la larga y activa historia de la agresión radioelectrónica de EE.UU.
  2. Discurso pronunciado por Fidel Castro Ruz, presidente de la República de Cuba, en el acto central por el Aniversario 52 de los asaltos a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes, en el teatro Karl Marx, el 26 de julio de 2005.
  3. Publicación de Técnicas del Ejército ATP 3-05.1 “Guerra No Convencional”, Escuela y Centro de Guerra Especial del Ejército de EE.UU. John F. Kennedy, Septiembre de 2013. Ver en http://www.cubadefensa.cu/sites/default/files/atp_3-05.1_gnc_esp.pdf
  4. Ibídem.
  5. Comparecencia del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz ante la televisión cubana y las ondas internacionales de Radio Habana Cuba, efectuada el día 5 de agosto de 1994. (Versiones taquigráficas-Consejo de Estado)
  6. Enciclopedia Colaborativa Cubana Ecured, consultada el 20 de marzo de 2015.

Tomados de Cubadefensa

Última ronda de platicas Cuba-Estados Unidos

e9692e64e65079533fd67d2705a15675

Declaración del director de Temas Bilaterales de la Dirección General de Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores

El 16 de marzo, tuvo lugar en La Habana, un encuentro entre delegaciones de Cuba y los Estados Unidos, para intercambiar sobre temas específicos relacionados con el proceso de restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre ambos países.

Al finalizar el encuentro, que se desarrolló en un clima profesional, las dos delegaciones acordaron mantener la comunicación en el futuro como parte de este proceso.

La Habana, 17 de marzo de 2015

 4-unidad-cartel

Así comentó Reuters

  • LA HABANA (Reuters) – Cuba y Estados Unidos acordaron mantener en el futuro las conversaciones como parte del proceso de restablecimiento de las relaciones diplomáticas, dijo el martes el Gobierno cubano, al anunciar el cierre de su última ronda de diálogo en La Habana.
  • La secretaria de Estado adjunta de Estados Unidos, Roberta Jacobson, se reunió el lunes en la isla con Josefina Vidal, directora para Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba, en un diálogo privado y sin acceso a los medios de prensa.
  • El ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba dijo en un comunicado que en la reunión se abordaron “temas específicos relacionados con el proceso de restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre ambos países” pero no dio más detalles.
  • “Las dos delegaciones acordaron mantener la comunicación en el futuro como parte de este proceso”, dijo La Habana.

HISTORICO: PROCEDENTE DE NEW ORLEANS LLEGÓ AYER A LA HABANA EL PRIMER AVIÓN ESTADOUNIDENSE DESDE 1958

imagen-avion-cuba

Miembros de organizaciones civiles y empresariales se encuentran en Cuba, donde se registró  un hecho histórico en la relación entre la mayor de las Antillas y Estados Unidos: la terminal aérea de La Habana recibió un vuelo directo procedente de la New Orleans. Después de 57 años, un avión que parte de tierras estadounidenses aterriza oficialmente en la Isla 

Resulta que como parte de la nueva etapa de relación entre ambas naciones un comitiva de 80 personas integradas por empresarios, líderes civiles y abogados se dirigieron al país centroamericano con la finalidad de hallar “nuevas oportunidades” en encuentros “educacionales, culturales y bursátiles”, según informa la web oficial Cubadebate.

El vuelo salió del aeropuerto internacional Louis Amstrong de Nueva Orleans, principal urbe del estado de Louisiana. La última vez que despegó un avión de esta ciudad fue en1958.

A través de conferencias y discusiones con expertos, tanto de Cuba como de Estados Unidos, los participantes en las conversaciones tendrán la oportunidad de ganar conocimiento y establecer relaciones para sus negocios y sus clientes, así como les será útil analizar una serie de temas.

Estas reuniones son organizadas por la International Cuba Society y At the Threshold, entidades con sede en el mencionado estado nortemericano.

A través de EFE se supo que los lugares de convergencia serán el Colegio Universitario San Gerónimo de La Habana  y la Facultad de Derecho y el Centro de Investigaciones Marinas de la Universidad de La Habana.  

Tomado de La República, de Peru

Después de 57 años Cuba recibe primer vuelo directo desde Nueva Orleans

Tomado de La Crónica, de México

El primer vuelo directo entre la ciudad estadunidense de Nueva Orleans y La Habana en 57 años , era esperado ayer en la noche en Cuba con una comitiva de 80 viajeros, que incluye empresarios, líderes civiles y abogados estadunidenses, quienes participarán en intercambios para explorar “oportunidades” en la isla, informó la web oficial Cubadebate.

El vuelo inaugural de esta ruta despegó del Aeropuerto Internacional Louis Armstrong de Nueva Orleans y llegaría a la isla por la noche, según indicaron fuentes del Aeropuerto Internacional José Martí de La Habana.

Se trata del primer vuelo sin escalas, procedente de la principal urbe del estado de Louisiana que viaja a Cuba desde 1958, y su arribo coincide con el escenario de reanudación de relaciones que viven La Habana y Washington, desde que ambos gobiernos anunciaron su deshielo diplomático en diciembre del año pasado.

. La delegación de estadounidenses que viaja a la isla caribeña en este vuelo participará en “encuentros educacionales, culturales y empresariales”, según precisó Cubadebate, que cita a un medio de Nueva Orleans.

Además, asistirá a conferencias ofrecidas por el Colegio Universitario San Gerónimo de La Habana, y la Facultad de Derecho y el Centro de Investigaciones Marinas de la Universidad de La Habana, indicó una fuente de ese centro de estudios.

Llega a La Habana el primer vuelo directo de Nueva Orleans en 57 años

Entre los 80 pasajeros que arribarán a la isla hay empresarios, líderes civiles y abogados, que participarán de diferentes intercambios con referentes.

Tomado de El Universo, de Colombia

El proceso de restablecimiento de las relaciones entre Cuba y los Estados Unidos poco a poco va dejando sus primeros frutos. Uno de ellos tiene que ver con los vuelos directos que unen al país norteamericano y la isla, suspendidos por varias aerolíneas durante muchos años.

Hoy sin embargo, como parte de esta nueva etapa, llegará al Aeropuerto Internacional “José Martí” en La Habana, el primer vuelo directo proveniente de la ciudad de Nueva Orleans, con una comitiva de 80 viajeros que incluye empresarios, líderes civiles y abogados estadounidenses.

Dicha comitiva llegará a la isla con el objetivo de participar en diferentes intercambios con referentes locales en los que se explorarán las “oportunidades” del pais, de acuerdo con información publicada en Cubadebate.

Lo previsto era que el vuelo inaugural de esta ruta despegue del Aeropuerto Internacional Louis Armstrong de la ciudad estadounidense y llegue a la capital cubana a las 16.45 hora local, según confirmaron a Efe fuentes del aeropuerto “José Martí”, que dijeron desconocer su compañía o frecuencia.

Se trata del primer vuelo sin escalas procedente de la principal urbe del estado de Louisiana que viaja a Cuba desde 1958, y su arribo coincide con el escenario de reanudación de relaciones que viven La Habana y Washington desde que ambos Gobiernos anunciaron su deshielo diplomático en diciembre pasado.

La delegación de estadounidenses que viaja a la isla caribeña en este vuelo participará en”encuentros educacionales, culturales y empresariales”, según precisó Cubadebate, que cita a un medio de Nueva Orleans.

Además,la comitiva asistirá a conferencias ofrecidas por el Colegio Universitario San Gerónimo de La Habana, y la Facultad de Derecho y el Centro de Investigaciones Marinas de la Universidad de La Habana, indicó a Efe una fuente de ese centro de estudios.

Mas detalles tomados de la información previa a la llegada del vuelo

Es el primer vuelo a La Habana desde 1958

El sábado 14 de marzo de 2015, un grupo de cerca de 80 empresarios, líderes civiles y abogados partirán desde el Aeropuerto Internacional Louis Armstrong en el primer vuelo sin escalas desde Nueva Orleans a Cuba desde 1958. El grupo estará participando en la Conferencia “Cuba Hoy” en La Habana, desde el 14 al 21 de marzo, con el propósito de explorar potenciales nuevas oportunidades en Cuba.

A partir del nuevo diálogo entre Estados Unidos y Cuba, dos organizaciones con sede en Nueva Orleans – International Cuba Society y At the Threshold – se han unido con la Universidad de La Habana para organizar la Conferencia “Cuba Hoy”. El evento combinará encuentros educacionales, culturales y empresariales entre ciudadanos de Estados Unidos y Cuba. Está diseñado para que empresarios, líderes civiles y abogados de Louisiana se encuentren con contrapartes cubanas en varias industrias y explore el potencial de nuevas oportunidades de negocios.

“Restablecer los históricos lazos con Cuba tendrá un gran impacto economico en Louisiana, particularmente en Nueva Orleans,” dijo Joe Doss, presidente de At The Threshold. “Este viaje pondrá a Louisiana como líder en el proceso de las relaciones y establecerá el escenario para una relación mutuamente beneficiosa.”

“En anticipo al movimiento de Estados Unidos hacia una política de relaciones con Cuba, International Cuba Society ha ofrecido una mano conciliatoria a Cuba –como un pasado y futuro amigo y socio– y esto es un imperativo que nuestros líderes civiles y empresariales locales apoyan”, comentó Romualdo “Romi” González, presidente de International Cuba Society.

A través de conferencias y discusiones con expertos tanto de Cuba como de Estados Unidos, los participantes en la Conferencia tendrán la oportunidad de ganar en conocimiento y establecer beneficiosas relaciones para sus negocios y sus clientes, así como les será útil para analizar un grupo de temas y oportunidades. Los seminarios se enfocarán en informaciones prácticas, discusiones y desarrollos recientes en diferentes áreas de interés, incluyendo Propiedad e Inversión extranjera, Preservación Histórica y Revitalización Urbana, Desarrollo Energético y Consideraciones Ambientales y enfrentamiento a Desastres.

Las sesiones son patrocinadas por la Facultad de Derecho de la Universidad de La Habana y acreditadas por el Louisiana’s Continuing Legal Education committee.

Los participantes en la Conferencia disfrutarán además de un intercambio cultural y visitarán varios de los más interesantes e históricos sitios de Cuba. Todos los participantes viajarán legalmente con una licencia People-to-People del Departamento del Tesoro, conjuntamente con la Travel Service Provider Cuba Travel-USA (Lic. C-14963).

“Esta es una oportunidad cultural única, pero es también histórica, ya que este será el primer viaje sin escalas desde Nueva Orleans a La Habana desde 1958”, dijo Romualdo González.

Tomado de http://www.bizneworleans.com/ Versión al español de Cubadebate

¿A LA TERCERA VA LA VENCIDA?

cuba-usa-conversaciones

¿Acordarán en esta ocasión la fecha de apertura de las embajadas? ¿Habrá algo nuevo sobre la injusta permanencia de Cuba en la Lista de Países Promotores del Terrorismo? En la foto, las jefas de las respectivas delegaciones, en enero, en el Palacio de Convenciones de La Habana, durante un receso .

Cuba y Estados Unidos reanudarán

el diálogo mañana en La Habana

Declaración del director de Temas Bilaterales de la Dirección General de Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores:

 El 16 de marzo, tendrá lugar en La Habana, un encuentro entre delegaciones de Cuba y los Estados Unidos, presididas respectivamente por la directora general de Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores, Josefina Vidal Ferreiro y la secretaria asistente para los Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado, Roberta Jacobson.

Durante el encuentro, las delegaciones intercambiarán sobre temas relacionados con el proceso de restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Cuba y los Estados Unidos, en correspondencia con la comunicación que ambas partes acordaron mantener tras la celebración de la segunda ronda de conversaciones realizada el 27 de febrero de 2015, en Washington.

La Habana, 13 de marzo de 2015.

PRÓXIMOS A LLEGAR A CUBA, EL GOBERNADOR DE VIRGINIA Y SU HOMÓLOGO DE NUEVA YORK. SON PARTE DE UNA GENUINA OLA DE VISITANTES PROVENIENTES DE GRINGOLANDIA QUE ROMPE EN COSTAS Y PLAYAS DE LA ISLA, INDETENIBLE Y ESPUMOSA, COMO LAS VERDADERAS EN EL MAR

terry-mcauliffe gob de virginia

Terry McAuliffe, gobernador de Virginia

 

 

 

cuomo gob de NY

 

Andrew Cuomo, gobernador de New York

 

 

 

Tras el anuncio del viaje del gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, que planea liderar una delegación comercial de Estados Unidos que estará en Cuba en abril, llega ahora el de su colega de Virginia, Terry McAuliffe, quien ya visitó La Habana como parte de una delegación comercial en 2010.

McAuliffe anunció el martes que viajará a la Isla como parte de una delegación comercial que buscará desarrollar los vínculos iniciados mucho antes del anuncio del pasado 17 de diciembre, informó el diario The Washington Post.

Según el rotativo, el gobernador hizo el anuncio durante una conferencia de comercio agrícola en un hotel de Richmond, en la cual intervino el jefe de la Sección de Intereses de Cuba, José R. Cabañas. “Iremos a Cuba”, dijo McAuliffe respondiendo a una invitación del diplomático, quien ya había viajado en enero pasado a Virginia y hablado de comercio con el gobernador.

Virginia ha vendido al país caribeño por más de una década, desde que en 2000 una excepción al bloqueo permitiese la venta de alimentos y medicamentos a Cuba. Se convirtió -junto a Luisiana y Georgia- en uno de los estados norteamericanos con más exportaciones a la Isla, mayormente soya, manzanas y carne de ave y de cerdo. En 2013 las ventas alcanzaron 40 millones de dólares, luego de tener un pico en 2011, con 66 millones.

McAuliffe dijo esperar que el estado pueda seguir desarrollando esos vínculos mientras las relaciones entre Cuba y Estados Unidos avanzan en el proceso de restablecimiento y normalización.

The Washington Post recordó que los cuatro últimos gobernadores de Virginia se han acercado a Cuba, comenzando por el ahora senador Mark R. Warner (demócrata), quien envió a su secretario de comercio a la Isla en 2003 e impulsó ventas de manzanas y soya por casi un millón de dólares, las primeras exportaciones de ese estado a la nación antillana desde que en 1962 entrara en vigor el bloqueo bajo la presidencia de J. F. Kennedy.

Desde entonces, funcionarios de Virginia han realizado viajes anuales en misiones de comercio a Cuba, pero ningún gobernador en funciones visitó la Isla en ese tiempo. En febrero pasado, Warner hizo el viaje, pero como senador. McAuliffe, por su parte,lo había hecho en 2010, luego de fracasar en su primer intento para alcanzar la gubernatura.

Recientemente viajaron a La Habana cerca de un centenar de empresarios, miembros de la Coalición Agrícola de Estados Unidos para Cuba (USACC, en inglés).

  Gobernador de Nueva York planea liderar delegación comercial a Cuba en abril

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, anunció el jueves planes de encabezar una delegación comercial de Estados Unidos que visitará Cuba el 20 de abril próximo, con el objetivo de impulsar los negocios con la Isla en medio del actual proceso de conversaciones entre los gobiernos de ambos países.

“Esta misión será un importante punto de partida para las relaciones de nuestro estado con Cuba y contribuirá a abrir las puertas de un nuevo mercado al sector de negocios neoyorkino. Crear un entorno que apoye el crecimiento económico es una de las prioridades de nuestra administración”, dijo el demócrata Cuomo en un comunicado.

El gobernador de Nueva York será uno de los primeros políticos de alto perfil estadounidenses en viajar a Cuba desde que los presidentes Raúl Castro y Barack Obama anunciaron en diciembre último el inicio de un proceso hacia el restablecimiento de vínculos diplomáticos y la posterior normalización de relaciones.

En días recientes pasaron por La Habana una delegación de tres senadores -entre ellos Amy Klobuchar (Minnesota), impulsora de un proyecto para terminar con el bloqueo- y otra de nueve congresistas demócratas liderada por la líder de esa minoría en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi. Los legisladores se reunieron con altos funcionarios del gobierno, líderes de la Iglesia y representantes de sectores de la sociedad, y fueron enfáticos en la necesidad de poner fin al bloqueo.

La delegación que encabezará Cuomo, dirigida a buscar apoyos para los negocios en el nuevo escenario bilateral, estará integrada por funcionarios del gobierno y líderes del sector empresarial.

No es la primera comitiva anunciada en las últimas semanas. Este mismo mes de febrero, la nueva Coalición Agrícola de Estados Unidos para Cuba (U.S. Agriculture Coalition for Cuba, USACC) anunció que en marzo próximo viajarán a la Isla más de 75 líderes de la agricultura estadounidense en una visita para explorar el mercado y comenzar a establecer relaciones de negocios.

Además, el New Jersey Tech Council (NJTC), una asociación que reúne a más de 600 ejecutivos y empresas del sector tecnológico de Nueva Jersey, informó que prepara para abril el viaje de varios de sus miembros en una misión de exploración al país caribeño.

Tomados de Cubacontemporánea

DERRIBANDO MUROS

B70siAvCEAAsHnw

Amigas y amigos,

aquí va mi comentario sobre

EL TEMA, en la edición de hoy

de mi querido

Tribuna de La Habana

Por Maggie Marín

Contra los malos augurios de ciertas fuerzas opuestas a lo que viene ocurriendo desde el 17D, en sectores reaccionarios de Miami y Europa y también en la golpeada derecha latinoamericana, la segunda ronda de las históricas conversaciones entre Cuba y Estados Unidos transcurrió con normalidad, respeto, y hubo progresos en el camino de formalizar el restablecimiento de relaciones diplomáticas. Las cuales, al tratarse de dos vecinos que se conocen de toda la vida, deberían concretarse en beneficios mutuos, a pesar de las grandes diferencias ideológicas, políticas y económicas, y de que, lógico, el coloso norteño no va a dejar de ser lo que es.

De hecho, a la par de las pláticas en Washington, en La Habana una delegación de casi cien empresarios agrícolas estadounidenses admitieron trabajar duramente para que el Congreso elimine las restricciones que impiden el intercambio comercial entre ambos países, y abogaron por el cese del bloqueo. Por cierto, desde hace un tiempo, grupos empresariales y corporaciones de renombre cabildean con energía en procura de romper el cerco y negociar. Y no solo vender, también comprar.

Los rostros de las carismáticas jefas de las respectivas delegaciones, sosegados y sonrientes, dieron el tono que primó en los diálogos e intercambios, esta vez con asiento en el Departamento de Estado. Josefina Vidal, la Directora General de la Dirección de Estados Unidos en la cancillería cubana, confirmó: la atmosfera fue respetuosa y se lograron avances.

Sin duda, lo relativo a la eliminación de la lista de países promotores del terrorismo fue abordado por Cuba con fuerza. “Para nosotros se trata de una cuestión de ajustarse a la realidad y de hacer justicia”, aseveró Vidal. Cuba, dijo, nunca debió formar parte de esa nómina y su permanencia en ella “no se sostiene”.

¿A qué obedece el énfasis en dirimir la cuestión de la aludida lista si las conversaciones del 27 de febrero eran para debatir asuntos sobre al restablecimiento de las relaciones y la apertura de embajadas? Se trata de una cuestión de justicia, explicó a posteriori la directiva cubana: Además, mientras ello no se corrija, Cuba sufre un recrudecimiento adicional del bloqueo.

Por ejemplo, aseguró Josefina Vidal, los bancos se niegan a prestar servicios financieros no solo por temor a represalias, sino por el engorro de tener que fiscalizar y comprobar cada una de las operaciones que efectúa la misión cubana en Washington, por lo cual hace más de un año carece de este vital servicio.

El asunto, ya motivo de atención por los estadounidenses, pudiera lograr una solución en las próximas semanas.

Centro también de las conversaciones fue precisar que las embajadas se rijan por las Convenciones de Viena sobre Relaciones Diplomáticas y Consulares, y por los principios del derecho internacional refrendados en la Carta de las Naciones Unidas. ¿Una precisión innecesaria? Pues no, la historia de la relación del imperio con los países de Latinoamérica y con Cuba, es toda una advertencia.

Así las cosas, de nuevo Cuba demandó que ambas partes se relacionen sobre la base del respeto a la autodeterminación, la igualdad soberana y la reciprocidad, y asimismo llevó a la mesa otros principios inviolables como la no injerencia en asuntos internos, y su apego innegociable a la solución pacífica de los conflictos.

Aunque de momento no se ha fijado fecha para abrir las misiones diplomáticas, se conoce el interés del propio presidente Barack Obama para que las embajadas en La Habana y Washington estén listas antes de la Cumbre de las Américas del 10 de abril en Panamá, donde es sabido que los gobiernos hermanos esperan acciones positivas del vecino poderoso respecto a la Isla valerosa.

Sentadas las bases y ratificada nuestra postura, mientras en el plano mayor de las conversaciones se logran entendimientos, y en otro nivel equipos de expertos siguen dilucidando asuntos de interés mutuo (entre otros, la seguridad aérea, la preservación de las aéreas marinas, la trata de personas, las telecomunicaciones, la prevención de fraude migratorio), muchos se preguntan, ¿Y del bloqueo que?.

Pues sigue intacto. Pero debe cesar. Tarde o temprano. El propio Obama, con dos años de vecindad en la Casa Blanca por delante, tiene en sus manos herramientas para ir demoliendo muros

25 VERDADES DE ROBERT KENNEDY JR. SOBRE CUBA Y ESTADOS UNIDOS

robert-kennedy-jr

El sobrino del presidente John F. Kennedy e hijo de su ministro de JusticiaRobert F. Kennedy recuerda algunas verdades sobre el conflicto entre Cuba y Estados Unidos.

Salim-Lamrani2

Por Salim Lamrani

Doctor en Estudios Ibéricos y Latinoamericanos de la Universidad Paris Sorbonne-Paris IV. Es profesor titular de la Universidad de La Reunión y periodista, especialista en relaciones entre Cuba y EE. UU. Su último libro se titula Cuba, the Media, and the Challenge of Impartiality, New York, Monthly Review Press, 2014, con prólogo de Eduardo Galeano.

  1. El presidenteObama decidió restablecer las relaciones diplomáticas con Cuba “tras cinco décadas de una política errada de la cual mi tío John F. Kennedy y mi padre Robert F. Kennedy son responsables y que reforzaron después del establecimiento de un embargo americano por la administración Eisenhower en 1960”.
  2. El pretexto de la democracia y de los derechos humanos para justificar la hostilidad hacia Cuba no es creíble. En efecto, “hay verdaderos tiranos en el mundo y numerosos países con una situación de los derechos humanos peor que la de Cuba […] donde la tortura, las desapariciones forzadas, la intolerancia religiosa, la supresión de la libertad de expresión y de asamblea, la opresión medieval de las mujeres, las elecciones fraudulentas y las ejecuciones extrajudiciales son prácticas gubernamentales, y que sin embargo son aliados de Estados Unidos”.
  3. “Mientras acusamos a Cuba de encarcelar y maltratar a presos políticos, hemos sometido a la tortura a presos –muchos de los cuales eran inocentes según las propias confesiones del Pentágono–, incluidos el ‘submarino’, las detenciones ilegales y el encarcelamiento sin juicio en las celdas de Guantánamo”.
  4. “Resulta irónico ver que los responsables políticos que pretenden que debemos castigar aCastro por violaciones de los derechos humanos y malos tratos en las prisiones cubanas afirman por otra parte que Estados Unidos tiene razón para maltratar a nuestros propios presos en las cárceles cubanas”, en Guantánamo.
  5. “Mientras acusamos a Cuba de no permitir que sus ciudadanos viajen libremente a Estados Unidos, impedimos que nuestros propios ciudadanos viajen libremente a Cuba”.
  6. “Parece absurdo perseguir una política exterior repitiendo una estrategia que ha sido un fracaso monumental durante seis décadas”.
  7. “La definición de la locura es repetir la misma acción una y otra vez y esperar resultados diferentes. En este sentido, el embargo es una locura”.
  8. “Resulta claro para todo el mundo que el embargo […] castiga injustamente a los cubanos ordinarios”.
  9. Las sanciones contra Cuba constituyen el principal obstáculo “al desarrollo económico al hacer que toda mercancía y todo tipo de equipamiento son a la vez astronómicamente caros y difíciles de conseguir”.
  10. Las sanciones económicas son responsables de la situación actual en Cuba.
  11. Las sanciones económicas “recuerdan constantemente al valiente pueblo cubano que nuestra nación poderosa, que organizó una invasión de su isla, que conspiró durante décadas para asesinar a sus líderes, que saboteó su industria, mantiene su campaña agresiva para arruinar su economía”.
  12. La política de sanciones, cuyo objetivo es derrocar el orden establecido en Cuba, es un fracaso total. Se trata de “la más larga de la historia y el régimen de Castro aún está en el poder”.
  13. “El embargo desprestigia claramente la política exterior de Estados Unidos, no sólo en América Latina, sino también en Europa y en otras regiones”.
  14. La comunidad internacional condenó unánimemente el estado de sitio contra Cuba, como lo hizo la Comisión Interamericano de Derechos Humanos y la Unión Africana.
  15. Las sanciones contra Cuba dañan “nuestro prestigio mundial y nuestra autoridad moral” y hacen que “el resto del mundo considere hipócrita a Estados Unidos”.
  16. Si el Presidente Kennedy no hubiera sido asesinado, habría acabado con las sanciones contra Cuba.
  17. “El Presidente Kennedy dijo a Castro, a través de intermediarios, que Estados Unidos pondría fin al embargo” si Cuba dejaba de exportar la revolución en América Latina.
  18. Los soviéticos abandonaron Cuba en 1991 “pero el embargo americano sigue golpeando todavía la economía cubana”.
  19. “Si el objetivo de nuestra política exterior en Cuba es promover la libertad para los ciudadanos oprimidos, deberíamos abrirnos a ellos y no encerrarlos”.
  20. Las sanciones económicas contra el pueblo cubano están condenadas a “desaparecer”.
  21. “Imagínense que un presidente de Estados Unidos, como fue el caso de Castro, hubiera tenido que afrontar más de 400 intentos de asesinato, miles de actos de sabotaje organizados por una potencia extranjera contra nuestro pueblo, nuestras fábricas, nuestros puentes, una invasión armada apoyada por el extranjero y cincuenta años de guerra económica que hubieran privado a nuestros ciudadanos de los suministros más básicos y hubiera estrangulado nuestra economía”.
  22. A pesar de sus recursos limitados y del estado de sitio económico que impone Washington, Cuba ha conseguido “resultados impresionantes” con la tasa de alfabetización más elevada del continente, acceso universal y gratuito a la salud y “más doctores por habitantes que cualquier otra nación de las Américas”.
  23. Los médicos cubanos poseen un excelente nivel de formación.

24 24. “Contrariamente a las demás islas del Caribe donde la pobreza es sinónimo de hambruna, todos los cubanos reciben una libreta alimentaria que les permite cubrir sus necesidades”.

  1. “Tenemos tanto que aprender de Cuba”.

NI GARROTES NI ZANAHORIAS

barnet

Miguel Barnet opina sobre la posibilidad de una convivencia civilizada entre Estados Unidos y Cuba. “El diálogo requiere más tiempo y más pensamiento”, asegura. 

El pueblo cubano está preparado porque ha vivido siempre en tensión y eso lo ha fortalecido en sus principios y le ha dado la madurez necesaria para ese diálogo”.

De no haber triunfado la Revolución en 1959, Miguel Barnet sería hoy probablemente profesor en una universidad norteamericana o investigador en alguno de los recintos académicos de ese país. Ese era el destino más seguro para un muchacho de la clase media, con inclinaciones literarias, que cursó estudios secundarios en una escuela norteamericana radicada en La Habana. “Llegué a conocer de memoria todos los estados de la Unión y sus capitales, y sin embargo desconocía donde quedaba el río Zaza”, cuenta quien es uno de los escritores cubanos más reconocidos y de mayor prestigio dentro y fuera del país.

La raigal cubanía de la obra de Barnet y su profunda comprensión de lo que históricamente ha representado nuestra vecindad con los Estados Unidos fueron elementos decisivos para pactar esta entrevista en la que el autor de La vida real expresa sus consideraciones sobre el capítulo abierto el pasado 17 de diciembre con el anuncio del restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Washington y La Habana.

—Cuba y Estados Unidos, ¿cuán cerca y cuán lejos han estado nuestras culturas, cuántos vasos comunicantes y cuántas divergencias?

—Geográficamente, ya se sabe. Pero nunca he creído en el determinismo geográfico, una escuela antropológica ya superada. Vasos comunicantes muchos. Ha sido un toma y daca permanente, sobre todo en la música y en las artes plásticas. En la música, con los ritmos cubanos que llevaron a Estados Unidos, Machito, Mario Bauzá, Chano Pozo, Miguelito Valdés y otros muchos en las décadas del cuarenta y el cincuenta. Hoy con Chucho Valdés, Omara Portuondo y Juan Formell ha ocurrido lo mismo, por solo mencionar tres casos emblemáticos. Y Cuba ha recibido también la influencia de los ritmos norteamericanos, desde el blues, el rock y por supuesto el jazz.

“Es una historia larga y de gran fertilidad. En la plástica fuimos vanguardia siempre, entre otras razones, por la influencia del abstraccionismo en toda su gama, el pop, el arte cinético y ahora mismo las tendencias actuales del conceptualismo e instalacionismo, muchas veces venidas desde el Norte. En fin, que vasos comunicantes siempre han existido a pesar del bloqueo y las divergencias ideológicas.

“¿Qué escritor cubano no ha leído a Walt Whitman, a Emerson, William Faulkner o Emily Dickinson, para no hablar de Ernest Hemingway, o John Dos Pasos, o Charles Bukowsky?

“El cubano tiene un olfato privilegiado y casi por ósmosis ha asimilado siempre las vanguardias, aún en periodo de aislamiento. Podría hablar del cine, del teatro, de la arquitectura, pero eso amerita un en­sayo”.

-—El bloqueo ha impuesto graves privaciones a nuestro pueblo e impedido nuestro normal desarrollo económico, pero en términos culturales, ¿no cree que el pueblo norteamericano también ha sido víctima de esa política hostil?

—Claro que sí, el pueblo norteamericano, que tanto proclama su libertad individual ha estado limitado de viajar a Cuba por una prohibición que lo único que ha logrado es convertir a la Isla en la Tierra Prometida, y nada hay más tentador.

Pocos norteamericanos conocen la riqueza de la vida cultural cubana. Y eso es un crimen de lesa cultura, valga la redundancia. Tenemos que conjurar ese estigma y recuperar la energía del intercambio, ya que el diálogo requiere más tiempo y más pensamiento.

-— ¿Cómo podríamos entender, en el campo cultural, la normalización de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos?

—Como único concibo la normalización es justamente con el salto cualitativo del intercambio al diálogo ra­cional, objetivo, y civilizado. El pueblo cubano está preparado porque ha vivido siempre en tensión y eso lo ha fortalecido en sus principios y le ha dado la madurez necesaria para ese diálogo. La mayoría de los norteamericanos vive en la desinformación sobre la realidad cubana. Pero cuando se acercan a ella su pers­pectiva cambia porque es un pueblo inteligente y receptivo.

—En su experiencia personal, ¿es posible una convivencia civi­lizada entre nuestras dos naciones?

—Mi experiencia personal me dice que una convivencia civilizada es posible entre los pueblos. Conozco algo a ese país y su gente. Saben escuchar y detrás de su aparente ingenuidad hay sabiduría. No todos los norteamericanos son retrógrados, al contrario, muchos tienen un pensamiento avanzado y lúcido. Y saben muy bien que este no es un país promotor del terrorismo, ni una selva.

“He recorrido decenas de universidades en los Estados Unidos, he vivido temporadas allá y conservo buenos amigos norteamericanos que quieren a Cuba y abogan porque se levante el absurdo bloqueo que por absurdo es anacrónico y estéril. Ya lo han reconocido algunos senadores y congresistas. Y un apreciable porcentaje de la población.

“Esa convivencia que deseamos implica condiciones. En primer lugar, el respeto a los principios humanistas de nuestro socialismo. La época de la zanahoria y el garrote pasó. La guerra fría, bueno, bien caliente para nosotros, hoy no tiene sentido porque aislaría más a la Patria de Lincoln del resto del mundo y especialmente de Latinoamérica. La zanahoria no la queremos convoyada con sumisión y el garrote en Cuba, no ha lugar, como diría un jurista.

“La historia nos ofrendó la Protesta de Baraguá encabezada por el General Antonio Maceo y la Victoria de Playa Girón con Fidel Castro encaramado en un tanque, como símbolo quijotesco de la hidalguía cubana. Conversemos de tú a tú, en igualdad de condiciones y veremos qué pasa. Los cubanos nunca hemos tenido miedo y queremos la paz”.

Entrevisto Pedro de la Hoz. 

Juventud Rebelde, 3 de marzo de 2015