Archivo de la etiqueta: Barack Obama

¿QUÉ HARÁ BARACK OBAMA AHORA QUE DEJÓ LA PRESIDENCIA DE ESTADOS UNIDOS?


_93350826_70ed3567-e8ec-47d2-bf7d-33f960afc6e6-1

El estadounidense tiene muchas opciones cuando acaben sus días en la Casa Blanca.

Dedicarse a escribir libros y dar conferencias, ser dueño de un equipo de la NBA, convertirse en un activista ambiental o aceptar la oferta de trabajo que le hizo Spotify.

El ex presidente de Estados Unidos, Barack Obama, tiene varias opciones para ocuparse o entretenerse ahora que ya entregó las llaves de la Casa Blanca a Donald Trump.

El propio Obama dio algunas pistas, pero lo que se sabe con más certeza hasta ahora es que no se irá muy lejos.

Apenas 20 cuadras separan la residencia presidencial de su nueva casa en Washington D.C.

Para que la menor de las hijas de la familia, Sasha, no deba cambiar de escuela secundaria, los Obama se quedarán en la capital estadounidense.

Al menos hasta 2018, cuando la adolescente de 14 años se gradúe de Sidwell Friends School, la familia vivirá en el elegante, exclusivo y caro barrio de Kalorama.

Se cruzará con los embajadores de la Unión Europea, Francia y Omán, entre muchos otros.

Antes de él, en Kalorama vivieron los expresidentes Woodrow Wilson, William Howard Taft, Warren Harding, Franklin D. Roosevelt y Herbert Hoover.

LOS NUEVOS VECINOS

Si sale a caminar al parque podrá encontrarse con figuras demócratas que también viven allí, como el excongresista Bart Gordon, o jueces de la Corte Suprema.

Esta será la nueva casa de los Obama, en un barrio lleno de embajadas y residencias de políticos y jueces.

_93350824_d2d69316-6182-4e00-9718-4aea4a9d2f00Creo que es un golpe brillante que se muevan aquí. Estarán rodeados por un montón de gente que sigue siendo políticamente activa“, afirmó Susan Harreld, una residente de Kalorama que vive cerca.

“Es un barrio muy familiar, que es ideal para Sasha, pero también un barrio muy privado”, señaló la futura vecina de los Obama.

La nueva residencia de Barack y Michelle tiene nueve cuartos, ocho baños y está cotizada en US$7 millones.

La alquilarán a Joe Lockhart, ex secretario de prensa de Bill Clinton, quien no la necesita por ahora dado que vive en Nueva York.

Un último pero no tan pequeño detalle respecto al nuevo barrio: una de las vecinas de Obama será nada menos que la hija de su reemplazante.

Ivanka Trump, compró una casa en Kalorama en diciembre, ante el inminente desembarco de la familia a Washington D.C.

Allí vivirá junto a su esposo, Jared Kushner, el futuro asesor presidencial del presidente Trump.

¿Y QUÉ MÁS?

Claro que la dirección postal no será el único cambio en la vida del presidente saliente.

Obama dio algunas pistas de lo puede ser su futuro. No quiere ser juez y dice que no volverá a ocupar un cargo electo.

Además de contar con una considerable cantidad de responsabilidades menos, Obama podrá seguir el camino de sus predecesores y dedicarse a escribir (y vender) libros y dar conferencias.

También está entre sus opciones abrir una fundación para impulsar causas de su interés o administrar su futura biblioteca presidencial, que será instalada en Chicago.

Obama todavía no dio detalles sobre lo que hará con todo el tiempo libre que tendrá desde el 20 de enero, pero ya hizo algunos adelantos.

Voy a volver a hacer el tipo de trabajo que estaba haciendo antes“, le dijo a un grupo de estudiantes de secundaria en 2015, cuando se refirió a su inminente fin de su periodo presidencial.

“Ayudar a los jóvenes a educarse, ayudar a las personas a conseguir trabajo y tratar de llevar negocios a los vecindarios que no tienen suficientes oportunidades de hacer negocios. Ese es el tipo de trabajo que realmente me encanta hacer”, afirmó.

Antes y durante su mandato, Obama tomó partido a favor de las minorías residentes en Estados Unidos, abogó por un mayor control para la posesión de armas, e impulsó el acuerdo global sobre cambio climático, entre varias otras causas.

Ahora que dejará la Casa Blanca puede convertir cualquiera de esos temas en su bandera de lucha como activista.

Como lo hizo Jimmy Carter, promoviendo causas relacionadas con la democracia y la paz, o Bill Clinton, que desde su fundación impulsa planes para prevenir las enfermedades de transmisión sexual y envía ayuda humanitaria a lugares donde se registraron desastres naturales.

El futuro expresidente tendrá asignada una renta vitalicia además de seguro de salud y protección.

ob Lo bueno de ser expresidente es que, mientras renuncias al poder formal, conservas el prestigio de la oficina“, explicó Mark Updegrove, autor del libro “Segundos actos: vidas presidenciales y legados después de la Casa Blanca” (2006) al portal de noticias USA Today.

“Y no tienes que reaccionar ante todos los eventos que llegan a tu escritorio. Puedes realmente perseguir una agenda propia”, señaló.

NO A LA ABOGACÍA, SÍ A LA NBA

En las varias entrevistas en las que se refirió a su vida post 20 de enero de 2017, Obama confesó que no le gustaría ejercer la abogacía en los tribunales, pero que sí le encantaría tener su propio equipo en la NBA.Suena a chiste, pero lo dijo en serio.

“No creo que tenga el temperamento de sentarme en una cámara y escribir opiniones, Creo que ser juez es un poco monástico para mí, especialmente después de haber pasado ocho años en esta burbuja. Creo que tengo que salir un poco más“, le dijo al semanario The New Yorker en 2014.

En cambio, la posibilidad de ser socio de un equipo de la NBA, así no sean sus amados Bulls de Chicago, le atrae.

He fantaseado acerca de poder formar un equipo y lo divertido que sería. Creo que sería genial“, señaló Obama en 2015, admitiendo que sería muy difícil que el dueño de los Bulls acepte venderle a su equipo.

 

Tener un equipo en la NBA es una de las posibilidades que le agrada a Obama.

Eso sí, al futuro expresidente le agrada mucho la idea de enseñar leyes.

Me encanta enseñar. Echo de menos el aula e interactuar con estudiantes“, admitió.

Y si prefiere una opción más extravagante, la oferta de trabajo de Spotify en el cargo de “presidente de listas de reproducción” también está en pie.

¿Y QUÉ SI DECIDE NO HACER NADA?

A Obama tampoco le iría nada mal si decide dedicarse a vivir de sus rentas y nada más.

En su condición de exmandatario de Estados Unidos, le toca una renta anual vitalicia de alrededor de US$200.000, más seguro de salud y protección del servicio secreto durante las 24 horas del día.

Por si eso fuera poco, Obama ya percibe unas muy lucrativas ganancias en concepto de regalías por las ventas de sus tres primeros libros.

De acuerdo a su declaración de impuestos, desde 2005 hasta la fecha, Obama ya ganó US$15 millones por sus obras.

Se estima que sus regalías se incrementen ahora que ya se convirtió en el flamante exinquilino de la Casa Blanca.

Además ya es público que tiene un contrato con la editorial Random House para escribir un nuevo libro de no ficción.

También le queda apelar a sus dotes de orador y dedicarse a dar conferencias por el mundo, algo que su colega Bill Clinton acostumbra a hacer cobrando muy bien por ello.

¿OBAMA 2021?

El 20 de enero concluyó la era Obama para EE.UU.

Al menos la era de Barack, porque el presidente ya se encargó de cerrar la puerta a un eventual regreso a las ligas mayores de la política estadounidense.

“Pienso que es correcto decir que ya realicé mi última campaña”, le dijo a la cadena ABC hace un par de años.

Algo similar ha repetido en otras intervenciones públicas.

 “No estaré en otro cargo electo. ¿Seguiré preocupándome profundamente por los problemas en los que hemos estado trabajando? Absolutamente”, dijo Obama.

Aunque, claro, si decide volver por la revancha demócrata, no sería para nada el primer arrepentimiento político en la historia.

En política nunca se sabe a ciencia cierta.

Y tampoco sabemos qué opina Michelle.

 

BARACK HUSSEIN OBAMA, “LUCES Y SOMBRAS”

barack obama74A Barack Hussein Obama, cuadragésimo cuarto presidente de Estados Unidos, se le recordará… ¿por? Hay quien estima que el segundo y último mandato del actual inquilino de la Casa Blanca ha pasado el Ecuador con más sombras que luces. El presidente busca desesperadamente el equilibrio entre sus derrotas y sus victorias para poder dejar huella en la historia estadunidense.

SOCIOS | 18 DE MAYO DE 2015 

Por Adrián Mac Liman. Analista político internacionaL/Centro de Colaboraciones Solidarias

obama yes-we-canObama empezó su carrera a la Presidencia de Estados Unidos con un persuasivo: “Yes, we can” (“Sí, nosotros podemos”). Una frase que llenaba de optimismo a los ciudadanos de un país humillado por los ataques del 11 de septiembre de 2001, una gigantesca operación castigo contra el régimen talibán de Kabul que acabó en un atolladero, el fracaso de la intervención armada de Irak, que engendró nuevos semblantes del radicalismo islámico. “Yes, we can”… Estados Unidos estaba deseoso de olvidar el sombrío pasado. Sus pobladores apostaron, por vez primera, por un candidato afroamericano.

Apenas 1 año después de su llegada a la Casa Blanca, el exsenador demócrata por Illinois fue galardonado con el Premio Nobel por la Paz por sus esfuerzos para fortalecer la diplomacia internacional y la cooperación entre los pueblos y su visión de un mundo sin armas nucleares. Algunos politólogos no dudaron en tildar de precipitada la decisión del Comité Nobel noruego. En efecto, durante la presidencia de Obama los conflictos internacionales se multiplicaron. Las turbulencias pusieron de manifiesto la fragilidad del hasta entonces incontestable poderío de Estados Unidos. Seis años después de aquel convincente “yes, we can”, algunos analistas políticos se dedican a poner en entredicho la gestión del presidente.

A la hora de evaluar los éxitos y los fracasos de la política de Obama, los medios de comunicación procuran hacer hincapié en los aspectos positivos de ésta: el acuerdo nuclear con Irán, que pretende evitar la proliferación de armas atómicas en una de las regiones más inestables del planeta, y la normalización de las relaciones con Cuba, interrumpidas desde la década de 1960, pírrica victoria del imperialismo yanqui sobre el socialismo revolucionario castrista.

En ambos casos conviene estudiar con detenimiento el alcance de las medidas. El acuerdo nuclear con Irán tendrá que contar con el visto bueno, y probable supervisión, de las cámaras, controladas por mayorías republicanas hostiles a la acción exterior del presidente y propensas a hacer suya la argumentación belicosa de los halcones de Tel Aviv. ¿Sobrevivirá el acuerdo nuclear? Los dinamiteros de Washington y de Teherán harán todo lo que esté en su poder para precipitar el naufragio.

La normalización de las relaciones Estados Unidos-Cuba ha tenido un gran impacto a nivel continental. Sin embargo, sus detractores aseguran que se trata de un mero intento de aislar al llamado grupo de países bolivarianos –Venezuela, Ecuador, Bolivia, ¿Argentina?–, cuyos gobernantes apuestan por la fuerte presencia rusa y china en el hemisferio Sur. Ficticia o real, la amenaza se ha convertido en la pesadilla de Washington.

Por su parte, los detractores del presidente, que son legión, prefieren destacar los errores cometidos por Barack Obama desde su llegada a la Casa Blanca. Aluden al fracaso de las mal llamadas primaveras árabes, el derrocamiento de Gadafi y el caos que se apoderó de Libia tras la intervención de la Organización del Tratado del Atlántico Norte; la caída de Hosni Mubarak, que dejó vía libre al gobierno liderado por los Hermanos Musulmanes; la crisis diplomática con Israel, el fiel aliado de Washington en la zona; el enfriamiento de las relaciones con Arabia Saudita, el otro incondicional de la política estadunidense; la incapacidad de apreciar en su justo valor el poderío y, por consiguiente, el peligro del Estado Islámico, el abandono prematuro de Irak y Afganistán, la incomprensible permisividad frente al talente poco democrático del presidente turco Erdogan…

Para Daniel Pipes, politólogo republicano que defendió en su momento la política exterior de George W Bush, la doctrina de Obama se resume en pocas palabras: buenas relaciones con los enemigos de Estados Unidos y frías con sus aliados.

Queda otra incógnita: la postura de Barack Obama ante un posible enfrentamiento con Rusia en el conflicto armado de Ucrania. En este caso concreto, las mayores reticencias provienen de las capitales europeas: París y Berlín. Los gobernantes del viejo continente prefieren la solución diplomática.

Exclusivo: El Congreso no bloqueará la decisión de Obama de sacar a Cuba de la lista del terrorismo

Capture d’écran 2011-05-25 à 18.31.06 (2)

 

 

 

 

 

 

 

Por John Hudson

Foreign Policy)

una importante victoria para la Casa Blanca, el Congreso controlado por los republicanos no propondrá un proyecto de ley destinado a bloquear la acción ejecutiva del presidente Barack Obama de eliminar a Cuba de la lista de estados patrocinadores del terrorismo.

Los republicanos no están echándose para atrás porque Obama haya brindado argumentos particularmente persuasivos para normalizar los lazos con la isla comunista, después de medio siglo de aislamiento, sino por razones mucho más prácticas: legalmente, el Congreso no puede impedir que el poder ejecutivo saque a Cuba de la lista, según republicanos.

  • No podemos deshacerlo”, dijo a Foreign Policy la representante Ileana Ros-Lehtinen (republicana por la Florida) en una entrevista el miércoles. “Acabamos de recibir la noticia de un parlamentario: es una situación sin salida”. Ros-Lehtinen había obtenido el apoyo de unos 35 copatrocinadores para un borrador de legislación destinada a bloquear la decisión de Obama acerca de Cuba y planeaba presentar el proyecto de ley esta semana. Funcionarios del Departamento de Estado y de la Casa Blanca –ya preparados a luchar en el Capitolio acerca del financiamiento para una embajada en La Habana– estaban esperando también una dura lucha con el Congreso acerca de la legislación.

“Todo el mundo esperaba que el Congreso pudiera hacer esto”, dijo un asesor congresional. “Hubiera significado semanas de re-redacción y audiencias en la Cámara de Representantes y del Senado dedicadas a atacar la política de Obama. Esto evita un gran dolor de cabeza para la administración”. Según Ros-Lehtinen, la confusión acerca de la autoridad del Congreso surgió de un malentendido de la Helms-Burton, la ley federal aprobada en 1998 que incrementó y fortaleció el embargo norteamericano contra Cuba.

“Cuando la redactamos, pusimos el embargo en la legislación, de manera que el embargo solo pueda ser eliminado por una ley del Congreso”, dijo ella. “Pero nunca pensamos ni por asomo en la lista de estados patrocinadores del terrorismo, porque no se hablaba mucho de eso. Así que no hubo ninguna fanfarria por eso”.

“Podemos eliminarla legislativamente”, agregó.

La semana pasada, Obama hizo una recomendación formal al Congreso de eliminar a Cuba de la lista, la cual incluye a adversarios tradicionales de Estados Unidos, como Irán y Siria, lo que inició un proceso de revisión de 45 días por parte del Congreso. Se reportó ampliamente que los legisladores podrían tomar medidas para bloquear la decisión durante el período de revisión –lo que plantearía un enfrentamiento entre los dos poderes.

La eliminación de la designación de terrorismo es un importante paso en la decisión de la Casa Blanca de normalizar las relaciones con Cuba; la certificación había sido un gran obstáculo en los esfuerzos por acercar aún más a ambas partes.

Sacar a Cuba de la lista eliminaría algunas sanciones al país, tales como las restricciones a la asistencia extranjera de EE.UU. y una prohibición de exportar artículos de defensa al país.

Ros-Lehtinen dijo que ella planea una legislación en las semanas siguientes destinada a ponerle freno a la política de Obama hacia Cuba, pero no tendría que ver con la salida de Cuba de la lista del terror “porque no podemos deshacerlo”, dijo

“Aunque lo hubiéramos aprobado, [el proyecto de ley] sería una victoria pírrica”, agregó.

Declinó brindar detalles adicionales acerca de su futuro proyecto legislativo.

Tomado de  Progreso Semanal.

 

HiSTORICO. Se reúnen Raúl y Obama en Cumbre de las Américas

estudios revoluvcion

 

 

 

 

 

 

 

 

raul y obama

 

 

46272-fotografia-g46271-fotografia-g

 

Los presidentes Raúl Castro y Barack Obama se reunieron finalmente este sábado, durante un intermedio de la última jornada de la VII Cumbre de las Américas, en Panamá. Fotos: Estudios Revolución

Por Leticia Martínez Hernández, desde Panamá

Tomado de Juventud Rebelde

Los presidentes Raúl Castro y Barack Obama se reunieron finalmente este sábado, durante un intermedio de la última jornada de la VII Cumbre de las Américas, un encuentro ampliamente esperado por todos aquí.

Luego del discurso pronunciado por cada uno e instantes después de posar para la acostumbrada Foto Oficial, los dos mandatarios ocuparon un pequeño salón acondicionado para el encuentro en el Centro de Convenciones ATLAPA.

Raúl dijo allí que lo fundamental es que estamos dispuestos a discutir de todo, incluso sobre derechos humanos y libertad de prensa. De esas y de otras cuestiones, de Cuba y también de Estados Unidos.

Pienso que de todo se puede discutir, si se hace con mutuo respeto, consideró el presidente cubano. «Puede ser que nos convenzamos de algunas cosas, pero de otras no».

No hay que hacerse ilusiones, advirtió, tenemos muchas diferencias y una historia compleja, pero estamos dispuestos a avanzar en las reuniones para establecer relaciones diplomáticas.

Raúl se refirió a la apertura de las embajadas, al aumento de las visitas entre los dos pueblos y a practicar todas las cuestiones propias de «vecinos tan cercanos».

Podemos hablar de todo con paciencia, aunque en estos tiempos  cuando la vida avanza tan rápido, apuntó. Esperamos que nuestros más cercanos colaboradores, sepan cumplir las instrucciones de los dos Presidentes.

Por su parte Obama, refirió que la historia entre Estados Unidos y Cuba era complicada, pues ha habido desconfianza durante mucho tiempo. Después de 50 años ha llegado el momento de algo nuevo, consideró.

Es importante mantener el contacto entre los gobiernos y pueblos, opinó. «Estamos en el camino hacia el futuro, dejaremos en la espalda las cosas que hicieron el pasado complicado».

Obama dijo que ambos pueblos han respaldado positivamente los cambios. A medida que haya más intercambio creo que habrá más contacto directo y mayor conexión entre nuestros pueblos, expresó.

Seguirán habiendo diferencias profundas y significativas, seguiremos intentando «levantar las preocupaciones sobre democracia y derechos humanos».

«Como dijo Raúl en su discurso apasionado ellos también intentan levantar esas preocupaciones». Ambos podemos dar vuelta a la página, entablando nuevas relaciones, agregó luego.

Queremos que nuestros diplomáticos tengan contactos más cotidianos, dijo, a tal punto de abrir las dos embajadas

«Gracias a Castro por el espíritu de apertura que ha demostrado hacia nosotros». Podemos seguir construyendo nuestra relación basándonos en el respeto mutuo, apuntó.

Castro habló en su discurso de las durezas que han tenido que aguantar los cubanos, mi política es ayudar a que sean másprósperos, «el pueblo cubano es un pueblo de personas iluminadas, inteligentes y brillantes», concluyó.

En el distendido encuentro participaron Susan Rice, asesora de Seguridad Nacional; Roberta Jacobson, secretaria asistente de Estado para los Asuntos del Hemisferio Occidental; Ben Rhodes, viceasesor de Seguridad Nacional; y Ricardo Zúñiga, director de Asuntos Hemisféricos del Consejo de Seguridad Nacional. Por Cuba, estuvieron presentes, el canciller Bruno Rodríguez Parrilla; Alejandro Castro Espín y Juan Francisco Arias Fernández, ambos de la Comisión de Defensa y Seguridad Nacional; así como la directora general de Estados Unidos del MINREX, Josefina Vidal Ferreiro.

En entrevista al NYT Barack Obama define sus posturas internacionales

obama entevista con nyt

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo en una entrevista al diario The New York Times, que sus políticas internacionales consisten en involucrar a su gobierno en negociaciones con países adversarios.

NOTIMEX

. El presidente Barack Obama definió en una entrevista su “doctrina” en política internacional, que consiste en involucrar a su gobierno en negociaciones con países considerados como adversarios sin por esto perder su capacidad de disuasión militar.

En la entrevista, concedida al diario The New York Times, el presidente indicó que esta doctrina es ejemplificada por sus acercamientos con gobiernos como el de Irán, Cuba y Myanmar a fin de lograr de manera más efectiva avanzar los intereses de Estados Unidos.

Apuntó en la entrevista, conducida por el columnista Thomas Friedman, que su política de involucrar a estos países en negociaciones puede ser más efectiva para Estados Unidos que décadas de sanciones y de aislamiento, pese a los riesgos que estos acercamientos puedan implicar.

“Somos lo suficientemente poderosos para poner a prueba estas propuestas sin colocarnos en situación de riesgo. Y eso es algo que la gente no parece entender”, explicó Obama.

Precisó que con un país como Cuba, donde el involucramiento de Estados Unidos podría conducir a mejores niveles de vida para la gente de la isla, había escasos riesgos para la seguridad estadunidense. Aclaró que de no haber resultados, las políticas estadunidenses podrían ser enmendadas.

La misma lógica tiene el acuerdo logrado con Irán la semana pasada para que este país no desarrolle armas nucleares. “La doctrina es: nos involucraremos, pero preservaremos nuestras capacidades”, afirmó el presidente.

“La verdad es que el presupuesto de defensa de Irán es de 30,000 millones (de dólares). Nuestro presupuesto es cercano a los 600,000 millones (de dólares). Irán entiende que no puede combatirnos”, explicó el mandatario.

Señaló que buscar un acuerdo con Irán por la vía diplomática protegería mejor a sus aliados y dejaría a Estados Unidos en una mejor posición para protegerlos. “Si eso no sucede, nuestras capacidades de disuasión, nuestra superioridad militar sigue en su lugar”, resaltó.

Aclaró que entiende las reservas sobre el acuerdo logrado con Irán de parte de Israel y su primer ministro, Benjamin Netanyahu, debido a que este país es más vulnerable por su localización y a la “trágica historia del pueblo judío”.

“Pero lo que quiero decirles a ellos es no sólo que estoy completamente comprometido con que mantengan su cualitativa ventaja militar, sino con que puedan detener cualquier potencial ataque futuro”, aseguró.

Puntualizó que estaba dispuesto a comprometerse para que todos los países de la región del Medio Oriente tuvieran la certeza de que si Israel “fuera atacado por cualquier Estado, nosotros lo respaldaríamos”.

Obama añadió que no existe ninguna fórmula u opción que sea más afectiva que la diplomacia y que el acuerdo marco logrado la semana pasada para evitar que Irán pudiera desarrollar armamento nuclear.

Distinguió asimismo que es importante que pese a los desacuerdos políticos que pueda tener con Netanyahu es importante que tanto Israel como Estados Unidos respeten los debates que suceden en cada país sin tomar partido y sin tratar de influir en las discusiones.

Sobre la repercusiones causadas sobre el acercamiento de Estados Unidos con Irán, manifestó su desaprobación a la misiva enviada por legisladores republicanos a los líderes de este país del Medio Oriente para advertir que la negociación presidencial dependía de la aprobación del Congreso.

“Sentí que la carta enviada al líder supremo de Irán era inapropiada”, dijo Obama. Agregó que pese a que muchos demócratas en Estados Unidos estaban en desacuerdo por la guerra iniciada por George Bush en Irak, ellos no hubieran enviado cartas a esté gobierno para socavar la autoridad presidencial.

“He sido muy claro en torno a que Irán no conseguirá un arma nuclear bajo mi vigilancia, y creo que ellos entienden que somos serios en este respecto”, enfatizó.

AQUÍ TIENEN LA ENTREVISTA COMPLETA SEGUN LA TRADUCCION DE GOOGLE (Y MAS ADELANTE ESTA EL ENLACE AL NYT)

Irán y la Doctrina Obama

Obama sobre Irán y su visión del mundo

friedman-circular-thumbLarge-v3

En una entrevista con Thomas L. Friedman, el presidente Obama dice que su política de compromiso en Irán y en otros lugares no quiere decir que Estados Unidos no está dispuesto a defender sus intereses o los de sus aliados. 

The New York Times.

En septiembre de 1996, fui a Irán. Uno de mis recuerdos más perdurables de ese viaje fue que en mi vestíbulo del hotel había un letrero sobre la puerta proclamando “Abajo con EE.UU.”. Pero no fue un banner o graffiti. Se estaba alicatado y enyesado en la pared.Pensé a mí mismo: “Wow – que es de baldosas de allí! Eso no va a salir con facilidad. “Casi 20 años después, a raíz de un proyecto de acuerdo entre el gobierno de Obama e Irán, tenemos lo que puede ser la mejor oportunidad para empezar a hacer palanca que firman suelto, para aliviar los EE.UU.-Irán la guerra fría / caliente que ha irritado a la región durante 36 años. Pero es una oportunidad llena de riesgos reales a los Estados Unidos, Israel y sus aliados árabes suníes: que Irán podría llegar a convertirse en un estado con armas nucleares.

http://www.nytimes.com/2015/04/06/opinion/thomas-friedman-the-obama-doctrine-and-iran-interview.html

El presidente Obama me invitó a la Oficina Oval sábado por la tarde para diseñar exactamente cómo él estaba tratando de equilibrar estos riesgos y oportunidades en el acuerdo marco alcanzado con Irán la semana pasada en Suiza. Lo que me llamó la atención fue lo que yo llamaría una “doctrina Obama” incrustado en las declaraciones del presidente. Surgió cuando le pregunté si había un denominador común para sus decisiones de liberarse de las antiguas políticas de los Estados Unidos de aislamiento Birmania, Cuba y ahora Irán. Obama dijo que su opinión era que el “compromiso”, combinado con las necesidades estratégicas fundamentales reunión, podría servir a los intereses norteamericanos vis-à-vis estos tres países mucho mejor que las sanciones sin fin y el aislamiento. Agregó que Estados Unidos, con su abrumador poder, necesita tener la confianza en sí mismo para tomar algunos riesgos calculados para abrir nuevas e importantes posibilidades – como tratar de forjar un acuerdo diplomático con Irán que, permitiendo al mismo tiempo a mantener parte de su infraestructura nuclear, se anticipa a su capacidad de construir una bomba nuclear durante al menos una década, si no más.

Presidente Obama expone su preferencia por el compromiso sobre el aislamiento en su acercamiento a la política exterior. Este es un extracto de una entrevista con Thomas L. Friedman.

Por AJ chavar, Quynhanh Do, David Frank, Abe Sater y Ben Werschkul en Publicado el5 de abril de 2015. Foto por Todd Heisler / The New York Times.

“Somos lo suficientemente potente como para ser capaz de probar estas proposiciones sin ponernos en peligro. Y esa es la cosa … la gente no parece entender “, dijo el presidente. “Uno toma un país como Cuba. Para poner a prueba la posibilidad de que la participación conduce a un mejor resultado para el pueblo cubano, no hay que muchos riesgos para nosotros. Es un pequeño país. No es uno que amenaza a nuestros intereses de seguridad básico, y así [que no hay razón para no] para probar la proposición. Y si resulta que no conduce a mejores resultados, podemos ajustar nuestras políticas. Lo mismo es cierto con respecto a Irán, un país más grande, un país peligroso, que ha participado en las actividades que resultaron en la muerte de ciudadanos de Estados Unidos, pero la verdad del asunto es: presupuesto de defensa de Irán es de $ 30 mil millones. Nuestro presupuesto de defensa es más cerca de $ 600 mil millones. Irán entiende que ellos no pueden luchar. … Usted preguntó por una doctrina Obama. La doctrina es: Vamos a participar, pero preservar todas nuestras capacidades “.

La idea de que Irán es imposibles de disuadir – “simplemente no es el caso”, agregó. “Y lo que nosotros decimos, ‘Vamos a intentarlo” – entendiendo que estamos preservando todas nuestras opciones, que no somos ingenuos – pero si de hecho podemos resolver estos problemas diplomáticamente, somos más propensos a ser seguro, más probable que sea seguro, en una mejor posición para proteger a nuestros aliados, y ¿quién sabe? Irán podría cambiar. Si no es así, nuestras capacidades de disuasión, nuestra superioridad militar se mantiene en su lugar. … No estamos renunciando a nuestra capacidad para defendernos o nuestros aliados. En esa situación, ¿por qué no íbamos a probarlo? ”

Seguir leyendo la historia principal

Obviamente, Israel se encuentra en una situación diferente, añadió.”Ahora, lo que se puede saber de primer ministro [Benjamin] Netanyahu, que yo respeto, es la idea: ‘Mira, Israel es más vulnerable.No tenemos el lujo de probar estas proposiciones de la forma que lo hace, “y yo entendemos completamente eso. Y aún más, yo entiendo completamente la creencia de Israel que, dada la trágica historia del pueblo judío, no pueden depender exclusivamente de nosotros para su propia seguridad. Pero lo que yo les diría es que no sólo estoy yo absolutamente comprometidos a asegurar que mantienen su ventaja militar cualitativa, y que pueden disuadir a los posibles ataques futuros, pero lo que estoy dispuesto a hacer es hacer el tipo de compromisos que darían a todos en el barrio, entre ellos Irán, una claridad que si Israel fuera a ser atacado por cualquier estado, que nos atenemos a ellos. Y eso, creo, debería ser suficiente … para tomar ventaja de esta oportunidad única en la vida para ver si al menos podemos tener el problema nuclear de la mesa “.

Y agregó: “Lo que yo diría al pueblo israelí es … que no existe una fórmula, no hay ninguna opción, para impedir que Irán obtenga un arma nuclear que será más eficaz que la iniciativa diplomática y el marco que hemos presentado – y eso es demostrable “.

El presidente dio la voz, aunque – de una manera más emocional y personal que nunca he oído – a su angustia por haber sido representado en Israel y entre los Judios de América como de alguna manera en contra de Israel, cuando sus puntos de vista sobre la paz son compartidos por muchos centro- izquierda israelíes y su administración ha sido reconocido por las autoridades israelíes de haber sido tan vigorosa como cualquiera en mantener la ventaja estratégica de Israel.

Con enormes cantidades de dinero para la campaña conservadora que ahora se destinan a los candidatos que exponen puntos de vista pro-Israel, qué partido es más de apoyo de Israel se está convirtiendo en un tema divisivo, la carrera de armamentos, con los candidatos republicanos que compiten sobre quién puede ser el apoyo sin reservas la mayor parte de Israel en cualquier desacuerdo con los Estados Unidos, y ordinarias, pro-Israel demócratas cada vez más sentirse marginado.

Presidente Obama explica por qué el acuerdo nuclear es la mejor y única opción para mantener a Israel a salvo de Irán. Este es un extracto de una entrevista con Thomas L. Friedman.

Por AJ chavar, Quynhanh Do, David Frank, Abe Sater y Ben Werschkul en Publicado el5 de abril de 2015. Foto por Todd Heisler / The New York Times.

“Esta es un área que he estado preocupado”, dijo el presidente. “Mira, Israel es un robusto, la democracia ruidoso. … Compartimos tanto.Compartimos la sangre, de la familia. … Y parte de lo que siempre ha hecho la relación EEUU-Israel tan especial es que ha trascendido partido, y yo creo que tiene que ser preservado. Tiene que ser la capacidad para mí estar en desacuerdo con una política en materia de asentamientos, por ejemplo, sin ser visto como … oponerse a Israel.Tiene que haber una forma de que el primer ministro Netanyahu no estar de acuerdo conmigo sobre la política sin ser visto como anti-demócrata, y creo que la manera correcta de hacerlo es reconocer que el mayor número de puntos en común como nosotros, no van a ser estratégico diferencias. Y creo que es importante para cada lado de respetar el debate que tiene lugar en el otro país y no trata de trabajar sólo con uno de los lados. … Pero esto ha sido tan duro como todo lo que hago por las profundas afinidades que siento por el pueblo de Israel y para el pueblo judío. Ha sido un período difícil “.

Seguir leyendo la historia principal

Se toma como algo personal? Yo pregunté.

“Ha sido personalmente difícil para mí escuchar … expresiones que de alguna manera … este gobierno no ha hecho todo lo posible para velar por los intereses de Israel – y la sugerencia de que cuando tenemos diferencias políticas muy graves, que eso no está en el contexto de una amistad y preocupación y comprensión de las amenazas que el pueblo judío ha enfrentado históricamente y continúan a cara profunda y duradera “.

En cuanto a la protección de nuestros aliados árabes sunitas, como Arabia Saudita, dijo el presidente, tienen algunas amenazas externas muy reales, pero también tienen algunas amenazas internas – “poblaciones que, en algunos casos, están alienados, jóvenes que están subempleados, una ideología que es destructivo y nihilista, y en algunos casos, sólo una creencia que no hay salidas políticas legítimas para quejas. Y por lo que parte de nuestro trabajo consiste en trabajar con estos estados y decir, ‘¿Cómo podemos construir sus capacidades de defensa contra amenazas externas, sino también, cómo podemos fortalecer el cuerpo político en estos países, para que los jóvenes sunitas sienten que han tiene algo que no sea [el Estado Islámico, o ISIS] para elegir. … Creo que las mayores amenazas que enfrentan no pueden venir de Irán invasor. Va a ser de insatisfacción dentro de sus propios países. … Esa es una conversación difícil tener, pero es uno que tenemos que tener “.

Dicho esto, el acuerdo Irán está lejos de haber terminado. Como el presidente advirtió: “No hemos terminado todavía. Hay un montón de detalles para ser resueltos, y se podía ver el retroceso y deslizamiento y reales dificultades políticas, tanto en Irán y, obviamente, aquí en el Congreso de los Estados Unidos “.

El papel del Congreso, Obama dijo que insiste en conservar la prerrogativa presidencial para celebrar acuerdos con las potencias extranjeras de unión sin la aprobación del Congreso. Sin embargo, agregó, “creo que [Tennessee republicano] senador Corker, el jefe de la Comisión de Relaciones Exteriores, es alguien que está sinceramente preocupado por este tema y es un hombre bueno y decente, y mi esperanza es que podemos encontrar algo que permite al Congreso de expresarse pero no invada las prerrogativas presidenciales tradicionales – y asegura que, si de hecho conseguimos una buena oferta, que podamos seguir adelante y ponerlo en práctica “.

Desde que el presidente Obama ha tenido relaciones más directas e indirectas con los líderes de Irán – incluyendo un intercambio de numerosas cartas con el líder supremo de Irán, el ayatolá Ali Jamenei – que cualquiera de sus predecesores desde la revolución iraní en 1979, le pregunté lo que ha aprendido de la espalda y sucesivamente.

“Creo que es importante reconocer que Irán es un país complicado – al igual que somos un país complicado”, dijo el presidente. “No hay duda de que, dada la historia entre nuestros dos países, que hay una profunda desconfianza que no va a desaparecer de inmediato. Las actividades que desarrollen en el ejercicio de, la retórica, tanto antiamericano, antisemita, anti-Israel, es profundamente inquietante.Hay tendencias profundas en el país que son contrarias a no sólo nuestros propios intereses y puntos de vista de la seguridad nacional, sino las de nuestros aliados y amigos en la región, y esas divisiones son reales “.

Seguir leyendo la historia principal

Sin embargo, agregó, “lo que también hemos visto es que hay una racha práctica al régimen iraní. Creo que están preocupados por el instinto de conservación. Creo que son sensibles, en cierta medida, a sus públicos. Creo que la elección de [el presidente Hassan] Rouhani indicó que había un apetito entre el pueblo iraní para una reincorporación con la comunidad internacional, el énfasis en los aspectos económicos y el deseo de vincularse con la economía global.Y así, lo que hemos visto en los últimos años, creo, es la oportunidad para que esas fuerzas dentro de Irán que quieren romper con el marco rígido que han estado durante mucho tiempo para moverse en una dirección diferente. No es una ruptura radical, pero es uno que creo que nos ofrece la oportunidad de un tipo diferente de relación, y este acuerdo nuclear, creo, es una expresión potencial de eso “.

¿Qué pasa con el líder supremo de Irán, que será el decisivo último existe o no Irán sigue adelante? ¿Qué ha aprendido de él?

Presidente Obama explica por qué Irán no necesita tener armas nucleares a ser una potencia regional. Este es un extracto de una entrevista con Thomas L. Friedman.

Por AJ chavar, Quynhanh Do, David Frank, Abe Sater y Ben Werschkul en Publicado el5 de abril de 2015. Foto por Todd Heisler / The New York Times.

“Él es una lectura bastante difícil”, dijo el presidente. “No he hablado con él directamente. En las cartas que envía, no [son] generalmente un montón de recuerdos de lo que él percibe como agravios pasados ​​contra Irán, pero lo que es, creo, el decir es que él dio sus negociadores en este frente la libertad de acción, la capacidad de hacer concesiones importantes, que permitirían a este acuerdo marco para llegar a buen término. Así que lo que me dice es que – a pesar de que es una profunda desconfianza de Occidente [y] muy insular en la forma en que piensa acerca de asuntos internacionales, así como los asuntos domésticos, y profundamente conservadora – él se da cuenta de que el régimen de sanciones que ponemos juntos fue debilitar a Irán en el largo plazo, y que si, de hecho, él quería ver a Irán volver a entrar en la comunidad de naciones, entonces no se va a tener que haber cambios. ”

Desde que ha reconocido las preocupaciones de Israel, y el hecho de que están ampliamente compartida allí, si el presidente tuvo la oportunidad de presentar su caso para este acuerdo marco directamente al pueblo de Israel, ¿qué diría?

“Bueno, lo que yo les digo es esto”, respondió el presidente. “Usted tiene todo el derecho a estar preocupados por Irán. Se trata de un régimen que en los más altos niveles ha expresado el deseo de destruir a Israel, que ha negado el Holocausto, que ha expresado las ideas antisemitas venenosas y es un gran país con una gran población y tiene un ejército sofisticado. Así que Israel tiene razón al estar preocupados por Irán, y que debe ser absolutamente preocupados de que Irán no consigue un arma nuclear “. Pero, insistió, esta iniciativa marco, si se puede implementar, puede satisfacer esa preocupación estratégica israelí con más eficacia ya menor costo a Israel que cualquier otro enfoque. “Sabemos que un ataque militar o una serie de ataques militares pueden frenar el programa nuclear de Irán por un período de tiempo – pero es casi seguro que le pedirá a Irán a precipitarse hacia una bomba, proporcionará una excusa para la línea dura dentro de Irán que decir ‘Esto es lo que sucede cuando usted no tiene un arma nuclear:. ataques de Estados Unidos

Seguir leyendo la historia principal

“Sabemos que si no hacemos nada, que no sea sólo a mantener las sanciones, que van a seguir con la construcción de su infraestructura nuclear y tendremos menos una idea de qué es exactamente lo que está sucediendo”, agregó Obama. “Así que esto puede no ser óptima.En un mundo perfecto, Irán decía: ‘No vamos a tener ninguna infraestructura nuclear en absoluto “, pero lo que sabemos es que este se ha convertido en una cuestión de orgullo y el nacionalismo para Irán. Incluso aquellos que consideramos los moderados y reformistas son de apoyo de algún programa nuclear dentro de Irán, y dado que no van a rendirse por completo, dado que no pueden cumplir con el umbral que el Primer Ministro Netanyahu presenta, no hay líderes iraníes que lo hará haz eso. Y teniendo en cuenta el hecho de que este es un país que soportó una guerra de ocho años y un millón de personas muertas, que han demostrado estar dispuestos, creo, para soportar las dificultades cuando consideraron un motivo de orgullo nacional o, en algunos casos, nacional supervivencia “.

El presidente continuó: “Para nosotros, para examinar esas opciones y decimos a nosotros mismos:” ¿Sabes qué, si podemos tener inspecciones vigorosas, sin precedentes, y sabemos que en todos los puntos a lo largo de su cadena nuclear exactamente lo que están haciendo y que tiene una duración de 20 años, y para los primeros 10 años de su programa es no sólo congela pero efectivamente revierte en mayor medida, y sabemos que aunque quisieran hacer trampa tendríamos al menos un año, que es cerca de tres veces más de lo que ‘d tener en este momento, y tendríamos penetraciones en sus programas que nosotros nunca hemos tenido antes “, en esa circunstancia, la noción de que no nos tomamos ese acuerdo en este momento y que eso no sería en interés de Israel es simplemente incorrecto “.

Porque, Obama argumentó, “la única cosa que cambia la ecuación es cuando estos países obtienen un arma nuclear. … Testigo Corea del Norte, que es un estado del problema que se vuelve mucho más peligrosos debido a su programa nuclear. Si podemos evitar que eso suceda en cualquier otro lugar en el mundo, eso es algo en lo que vale la pena tomar algunos riesgos “.

“Tengo que respetar los temores de que el pueblo israelí tienen”, añadió, “y entiendo que el primer ministro Netanyahu está expresando las preocupaciones muy arraigadas que gran parte de la población israelí se siente acerca de esto, pero lo que puedo decir a ellos es: Número uno, esta es nuestra mejor apuesta, con mucho, para asegurarse de que Irán no consigue un arma nuclear, y el número dos, lo que va a hacer, incluso a medida que entramos en este acuerdo está enviando un mensaje muy claro a los iraníes y a toda la región que si alguien se mete con Israel, Estados Unidos estará allí. Y creo que la combinación de un camino diplomático que pone la cuestión nuclear a un lado – y al mismo tiempo enviar un mensaje claro a los iraníes de que usted tiene que cambiar su comportamiento de manera más amplia y que nos va a proteger a nuestros aliados si usted Seguir trabajando en desestabilizar la actividad agresiva – Creo que es una combinación que al menos potencialmente, no sólo asegura a nuestros amigos, pero empieza a derribar la temperatura “.

Presidente Obama de la complejidad y “racha práctica” del régimen iraní. Este es un extracto de una entrevista con Thomas L. Friedman.

Por AJ chavar, Quynhanh Do, David Frank, Abe Sater y Ben Werschkul en Publicado el5 de abril de 2015. Foto por Todd Heisler / The New York Times.

Seguir leyendo la historia principal

Es evidente que existe un debate ocurriendo dentro de Irán en cuanto a si el país debe seguir adelante con este acuerdo marco, así que ¿cuál sería el presidente decir al pueblo iraní para persuadirlos de que este acuerdo es de su interés?

Si sus líderes realmente están diciendo la verdad que Irán no busca un arma nuclear, dijo el presidente, a continuación, “la idea de que querría gastar tanto en un programa simbólico en comparación con el aprovechamiento de los talentos increíbles y el ingenio y el espíritu empresarial de la pueblo iraní, y ser parte de la economía mundial y ver su nación sobresalir en esos términos, que debería ser una opción bastante sencillo para ellos. Irán no necesita armas nucleares para ser una potencia en la región. Por lo demás, lo que diría al pueblo iraní es: No es necesario ser antisemita o anti-Israel y anti-suní para ser una potencia en la región. Quiero decir, la verdad es que Irán tiene todos estos activos potenciales a su favor que, si era un actor internacional responsable, si no participó en la retórica agresiva contra sus vecinos, si no expresó anti-israelí y anti- sentimiento judío, si se mantiene una fuerza militar que fue suficiente para protegerse a sí misma, pero no estaba participando en un montón de guerras de poder en torno a la región, en virtud de su tamaño, sus recursos y su gente sería una potencia regional de gran éxito. Y por lo que mi esperanza es que el pueblo iraní comienzan a reconocer que “.

Es evidente que, añadió, “parte de la psicología de Irán tiene sus raíces en las experiencias del pasado, el sentido de que su país se vio socavada, que los Estados Unidos u Occidente entrometido en primera su democracia y en el apoyo al Shah y luego en el apoyo a Irak y Saddam durante la guerra extremadamente brutal. Así que parte de lo que le he dicho a mi equipo es que tenemos que distinguir entre la ideológica, ofensivo Irán y el Irán defensiva que se siente vulnerable y en ocasiones puede estar reaccionando porque perciben que a medida que la única manera que pueden evitar repeticiones del pasado . … Pero si somos capaces de hacer esto, entonces lo que puede suceder – y yo no cuento con ella – pero lo que puede suceder es que esas fuerzas dentro de Irán que dicen: ‘Nosotros no necesitan ver nosotros mismos por completo a través de la lente de nuestra máquina de guerra. Vamos a sobresalir en la ciencia y la tecnología y la creación de empleo y el desarrollo de nuestro pueblo “, que esas personas se hacen más fuertes. … Yo digo que haciendo hincapié en que el acuerdo nuclear que hemos elaborado no se basa en la idea de que de alguna manera los cambios de régimen.

Presidente Obama sobre el desglose de debate bipartidista sobre Israel y su afinidad personal con el pueblo israelí. Este es un extracto de una entrevista con Thomas L. Friedman.

Por AJ chavar, Quynhanh Do, David Frank, Abe Sater y Ben Werschkul en Publicado el5 de abril de 2015. Foto por Todd Heisler / The New York Times.

“Es un buen negocio, incluso si Irán no cambia en absoluto”, sostuvo Obama. “Incluso para alguien que cree, como sospecho que el primer ministro Netanyahu cree, que no hay diferencia entre Rouhani y el líder supremo y son todos mentirosos y tramposos inflexiblemente anti-occidental y anti-Israel y perennes – incluso si crees todo que, esto todavía sería lo correcto. Todavía sería la mejor opción para nosotros protegemos a nosotros mismos. De hecho, se podría argumentar que si se oponen implacablemente a nosotros, razón de más para que nosotros queremos tener un acuerdo en el que sabemos lo que están haciendo y que, durante un largo periodo de tiempo, se puede evitar que de tener un arma nuclear “.

Seguir leyendo la historia principal

Hay varios puntos muy sensibles en el acuerdo marco que no están claras para mí, y me preguntaron al presidente por su interpretación.Por ejemplo, si sospechamos que Irán está engañando, está albergando un programa nuclear encubierto fuera de las instalaciones nucleares declaradas cubiertos en este acuerdo – por ejemplo, en una base militar en el sureste de Irán – ¿tenemos derecho a insistir en que la instalación que está siendo examinado por los inspectores internacionales?

“En el primer caso, lo que hemos acordado es que vamos a ser capaces de inspeccionar y verificar lo que está sucediendo a lo largo de toda la cadena nuclear de las minas de uranio de todo el camino a través de las instalaciones definitivas como Natanz”, dijo el presidente. “Lo que esto significa es que no sólo vamos a tener un montón de gente publicados en dos o tres o cinco sitios. Vamos a ser capaces de ver lo que están haciendo en todos los ámbitos, y de hecho, si ahora querían iniciar un programa encubierto que fue diseñado para producir un arma nuclear, que tendríamos que crear una cadena de suministro totalmente diferente . Ese es el punto número uno. Punto número dos, estamos en realidad va a ser la creación de un comité de adquisiciones que examina lo que están importando, lo que están trayendo en que puedan reclamar como de doble uso, para determinar si es o no lo que están usando es algo que sería apropiado para un programa nuclear pacífico frente a un programa de armas. Y número tres, lo que vamos a estar haciendo es establecer un mecanismo por el cual, sí, del OIEA [Organismo Internacional de Energía Atómica] inspectores pueden ir a cualquier lugar “.

En cualquier parte de Irán? Yo pregunté.

“Eso sospechamos”, respondió el presidente. “Obviamente, una solicitud tendrá que ser hecho. Irán podría objetar, pero lo que hemos hecho es tratar de diseñar un mecanismo por el cual una vez que se escuchan esas objeciones, que no es un veto definitivo que Irán tiene, pero, de hecho, una especie de mecanismo internacional estará en el lugar que hace que una feria evaluación en cuanto a si debe haber una inspección, y si se determina que debe ser, esa es la desempate, no Irán diciendo: ‘No, usted no puede venir aquí. ” Así que en general, lo que estamos viendo es no sólo los protocolos adicionales que el OIEA ha impuesto a los países en los que se sospecha de los programas nucleares problemáticas en el pasado haber tenido, vamos más allá de eso, e Irán estarán sujetos a los tipos de las inspecciones y los mecanismos de verificación que nunca se han puesto en marcha antes “.

Mucha gente, incluido yo mismo, querrá ver la letra pequeña en eso.Otra cuestión que no parece haberse resuelto aún es: ¿Cuándo exactamente qué las sanciones económicas contra Irán pone a volar?Cuando se inicia la aplicación? Cuando Irán se ha considerado que se cumpla plenamente?

“Todavía hay detalles que elaborar”, dijo el presidente, “pero creo que el marco básico exige a Irán que tome las medidas que necesita para alrededor de [la planta de enriquecimiento de Fordow], las centrifugadoras, y así sucesivamente. En ese punto, entonces, las sanciones de la ONU están suspendidas; aunque las sanciones relacionadas con la proliferación, las sanciones relacionadas con misiles balísticos, hay un conjunto de sanciones que se mantienen en su lugar. En ese punto, entonces, conservamos la capacidad de cerrarse de nuevo esas sanciones, si hay una violación. Si no es así, sin embargo, Irán, en las afueras de las cuestiones de proliferación y de misiles balísticos que se quedan en su lugar, son capaces de salir de debajo de las sanciones, la comprensión de que la vigilancia constante potencialmente desencadenar algún tipo de acción si están en violación “.

Seguir leyendo la historia principal

Todavía hay Estados Unidos sanciones que están relacionados con el comportamiento de Irán en el terrorismo y los derechos humanos abuso, sin embargo, el presidente agregó: “Hay ciertas sanciones que tenemos que permanecería en su lugar porque no están relacionados con el programa nuclear de Irán, y esto, creo yo, se pone a un punto central que hemos hecho constantemente. Si, de hecho, estamos en condiciones de finalizar el acuerdo nuclear, y si Irán permanece en ella, eso es una gran parte del negocio que hemos conseguido hacer, pero que no termina de nuestros problemas con Irán, y todavía vamos a ser agresiva trabajar con nuestros aliados y amigos para reducir – y ojalá en algún punto de parada – las actividades desestabilizadoras que Irán se ha involucrado en el patrocinio de organizaciones terroristas. Y eso puede llevar algún tiempo. Pero es nuestra creencia, es mi creencia, de que vamos a estar en una posición más fuerte para hacerlo si la cuestión nuclear se ha puesto en una caja. Y si podemos hacer eso, es posible que Irán, al ver los beneficios del alivio de las sanciones, comienza a centrarse más en la economía y su gente. Y la inversión empieza a llegar, y el país se inicia la apertura. Si hemos hecho un buen trabajo en el fortalecimiento de la sensación de la cooperación en seguridad y defensa entre nosotros y los estados sunitas, si hemos hecho aún más cierto que el pueblo israelí están absolutamente protegidos no sólo por sus propias capacidades, sino también por nuestros compromisos , entonces lo que es posible es que comience a ver un equilibrio en la región, y sunitas y chiítas, Arabia e Irán inicia diciendo: “Tal vez deberíamos bajar las tensiones y centrarse en los extremistas como [ISIS] que incendiar toda la región si pudieran . ‘ ”

En cuanto a los aliados árabes sunitas de Estados Unidos, Obama reiteró que si bien está dispuesto a ayudar a aumentar sus capacidades militares también necesitan aumentar su disposición a cometer sus tropas de tierra a la solución de los problemas regionales.

“Las conversaciones que quieren tener con los países del Golfo es, en primer lugar, ¿cómo se construyen las capacidades de defensa más eficaces”, dijo el presidente. “Creo que cuando nos fijamos en lo que ocurre en Siria, por ejemplo, ha habido un gran deseo de los Estados Unidos para llegar allí y hacer algo. Pero la pregunta es: ¿Por qué es que no podemos tener árabes luchando [contra] los abusos contra los derechos humanos terribles que han sido perpetrados, o que luchan contra lo que Assad ha hecho? También creo que puedo enviar un mensaje a ellos acerca de los compromisos de los Estados Unidos para trabajar con ellos y asegurarse de que no son invadidas desde el exterior, y que quizá aliviará algunas de sus preocupaciones y les permiten tener una conversación más fructífero con el iraníes. Lo que no puedo hacer, sin embargo, se comprometan a hacer frente a algunos de estos problemas internos que tienen sin ellos hacer algunos cambios que son más sensibles a su gente “.

Una forma de pensar en ello, Obama continuó, “es [que] cuando se trata de una agresión exterior, creo que vamos a estar ahí para nuestros [árabes] amigos – y quiero ver cómo podemos formalizar que un poco poco más que hay actualmente disponibles, y también ayudar a construir su capacidad para que se sientan más confianza en su capacidad para protegerse de las agresiones externas. “Pero, repitió,” Las mayores amenazas que enfrentan no puede venir de Irán invasor.Va a ser de insatisfacción dentro de sus propios países. Ahora desenmarañar que a partir de la actividad terrorista real dentro de su país, cómo resolver eso, cómo nos involucramos en la cooperación contra el terrorismo que ha sido tan importante para nuestra propia seguridad – sin legitimar de forma automática o validar cualquier táctica represiva que pueden emplear – creo que eso es un duro conversación que tiene, pero es uno que tenemos que tener “.

Presidente Obama sobre los “peligros” que surgen cuando los legisladores violan los canales tradicionales de la política exterior. Este es un extracto de una entrevista con Thomas L. Friedman.

Por AJ chavar, Quynhanh Do, David Frank, Abe Sater y Ben Werschkul en Publicado el5 de abril de 2015. Foto por Todd Heisler / The New York Times.

Seguir leyendo la historia principal

Se siente últimamente como algunos límites tradicionales entre el Ejecutivo y el Legislativo, cuando se trata de la conducción de la política exterior de Estados Unidos, se han incumplido. Por ejemplo, no fue la carta de 47 senadores republicanos al líder supremo de Irán, le advirtió en el pulso de cualquier acuerdo con Obama no ha sido refrendado por ellos – que viene en la estela del primer ministro Netanyahu de ser invitado por el presidente de la Cámara, John Boehner, a la dirección una sesión conjunta del Congreso – sin consultar a la Casa Blanca. ¿Cómo está tomando este Obama?

“Me preocupa que algunos límites tradicionales en la forma en que pensamos acerca de la política exterior se han cruzado”, dijo el presidente. “Sentí que la carta enviada al líder supremo era inadecuado. Creo que usted recordará hubo algunos desacuerdos profundos con el presidente Bush sobre la guerra de Irak, pero la idea de que usted habría tenido un montón de demócratas envío de cartas a los líderes de la región o de los líderes europeos … tratando de socavar el las políticas del presidente creo que es preocupante.

CONTINUE READING THE MAIN STORYWRITE A COMMENT

“El resultado final”, añadió, “es que vamos a tener debates serios, serios desacuerdos, y la bienvenida a aquellos porque así es como se supone que nuestra democracia funcione, y en el entorno internacional actual, cualquier argumento que tenemos aquí, otras personas están escuchando y leyendo sobre ella. No es un secreto que los republicanos pueden sentir más afinidad con las opiniones del Primer Ministro Netanyahu del tema de Irán que lo hacen con la mía.Pero [necesitamos ser] manteniendo que dentro de unos límites formales, por lo que el Poder Ejecutivo, cuando se va al extranjero, cuando se está comunicando con líderes extranjeros, se entiende que se habló en nombre de los Estados Unidos de América, no un Reino dividido Unidos de América, asegurándose de que si ese presidente es un demócrata o un republicano que una vez que los debates se han tenido aquí, que él o ella es el portavoz en nombre de la política exterior estadounidense. Y eso es claro a todos los líderes de todo el mundo. Eso es importante porque sin eso, lo que comienza a recibir es de múltiples políticas exteriores, la confusión entre las potencias extranjeras en cuanto a quién habla por quién, y que termina siendo un muy peligrosas – circunstancias que podrían ser explotadas por nuestros enemigos y profundamente puedan molestar a nuestros amigos. ”

En cuanto a la doctrina de Obama – “vamos a participar, pero preservar todas nuestras capacidades” – el presidente concluyó: “He sido muy claro que Irán no conseguirá un arma nuclear en mi reloj, y creo que ellos deben entender que nosotros lo digo en serio. Pero yo digo que la esperanza de que podemos concluir este arreglo diplomático – y que los ujieres una nueva era en las relaciones entre EE.UU. e Irán – y, no menos importante, con el tiempo, una nueva era en las relaciones de Irán con sus vecinos “.

Lo que sucedió en el pasado, dijo, “en este momento, los intereses fundamentales de la de Estados Unidos en la región no son el petróleo, no son territoriales. … Nuestros intereses principales son que todo el mundo está viviendo en paz, que es ordenado, que nuestros aliados no están siendo atacados, que los niños no tienen bombas de cañón lanzadas sobre ellos, que los desplazamientos masivos no están llevando a cabo. Nuestros intereses en este sentido son realmente sólo asegurándose de que la región está trabajando. Y si está funcionando bien, entonces vamos a hacer bien. Y eso va a ser un gran proyecto, dado lo que ha tenido lugar, pero creo que este [acuerdo marco Irán] es al menos un punto de partida “.

 

CUMBRE DE LAS AMÉRICAS, UN DESAFÍO PARA OBAMA

barack obama74

“Barack Obama tratará de endulzar a
los dirigentes caribeños con promesas de préstamos generosos y así
ganarse su apoyo en la VII Cumbre, además quiere cambiar las recientes
críticas a su política hostil hacia Venezuela y a la guerra mediática
dirigida por EEUU contra Evo Morales, Cristina Fernández, Rafael
Correa, Dilma Rousseff, Daniel Ortega y en especial contra Nicolás
Maduro”.

vicky pelaez2 - Copy Por Vicky Peláez

Revista Sputnik

“Más temprano que tarde, de nuevo se abrirán las grandes alamedas por donde pase el hombre libre, para construir una sociedad mejor”.

— Salvador Allende

Washington y sus líderes llegan a la VII Cumbre de las Américas que se
celebrará en Panamá el próximo 10 de abril con mucho entusiasmo,
asistirá Barack Obama y otros 34 jefes de Estado y de Gobierno. Los
norteamericanos creen que el inicio de la apertura entre EEUU y Cuba
reforzará su posición de liderazgo en Latinoamérica y les aportará
nuevos aliados, siguen sin darse cuenta que el “cambio de la época en
América Latina y su proceso no lo para nadie…porque hemos trazado
nuestro destino unitario”, como lo afirmó Rafael Correa.

Parece que Washington está convencido ciegamente por la creencia casi
mítica de su “excepcionalidad”, que en su propia interpretación le
otorga el derecho de ser el único e indiscutible líder del planeta. No
se da cuenta que hasta en su propio ex “patio trasero”, ya no tiene la
autoridad de la que gozaba en el Siglo XX y que en Latinoamérica, la
mayoría de los países ya no aceptan sus imposiciones y están
cuestionando sus “intereses nacionales” en el continente. Ni siquiera
los asesores, tanto neoliberales como neoconservadores del presidente
estadounidense se han dado la molestia de analizar la evolución de las
cumbres y los cambios en su discurso político desde la celebración de
la I Cumbre de las Américas en 1994.

Estas reuniones en realidad habían estado destinadas a cumplir el
viejo sueño norteamericano de expandir su mercado, el comercio y
obtener un fácil acceso a los recursos naturales de Latinoamérica,
formulado durante la I Conferencia Interamericana que fue auspiciada
por Washington en 1890 y que duró cinco meses. Aquella vez, de los 10
representantes norteamericanos solamente uno era diplomático, William
H. Trescott y el resto eran prominentes hombres de negocio como el
magnate industrial, Andriew Carnegie o el futuro dueño de la IBM,
Charles R. Flint, mientras 63 representantes de América Latina y del
Caribe eran todos diplomáticos.

Por supuesto que los sabuesos delegados de EEUU impusieron su voluntad
debido a que todas las negociaciones se realizaron en nombre de EEUU y
así crearon la Oficina Comercial que se convirtió rápidamente en la
Oficina de Repúblicas Americanas con sede en Washington rebautizada en
1910 con el nombre de la Unión Panamericana. En vísperas de la Segunda
Guerra Mundial, Washington al darse cuenta del interés de Alemania
hacia los recursos naturales de Latinoamérica, decidió reforzar su
presencia y el dominio en el continente. A partir de 1940 y hasta
ahora, la política de EEUU hacia Latinoamérica ha sido influenciada
por el “padrino de la estrategia de contención”, el geoestratega
norteamericano, Nicholas Spykman (1893-1943).

En su libro “America’s Strategy in World Politics: The United States
and the Balance of Power” en la parte “United States in Western
Hemisphere”, Spykman habla de la importancia de “Latinoamérica
Mediterránea” (el litoral del Golfo de México y el Mar Caribe, México,
América Central, Colombia y Venezuela y el cinturón de islas que se
suceden desde Trinidad a la punta de la Florida y Cuba incluyendo)
para la seguridad nacional norteamericana y su economía. Según ese
geoestratega, la supremacía de EEUU en “América Mediterránea” debe ser
absoluta, especialmente en México, Colombia y Venezuela. El resto de
Sudamérica tienen que ser dependientes de Washington y en caso de
necesidad, su dependencia debía ser reforzada por la fuerza militar.

Si tomamos en cuenta que los actuales poderosos asesores “invisibles”
de la mega corporación, lo que en realidad es Estados Unidos y cuyo
gerente temporal es Barack Obama, son seguidores de Nicholas Spykman,
como Henry Kissinger y Zbigniew Brzezinski entre muchos otros, así
podremos tener una visión más clara y fría de la actual política de la
Casa Blanca hacia América Latina. Los tiempos cambian pero no la
política norteamericana. La idea del dominio absoluto de
“Latinoamérica Mediterránea” sigue vigente. Actualmente, México es un
satélite incondicional de Washington, Colombia es su brazo armado en
la región y la mayoría de los países del Caribe son aliados
norteamericanos o podrían ser presionados económicamente de serlo.
Faltan Cuba, Nicaragua y Venezuela para completar la hegemonía en esta
parte “mediterránea”.


El actual juego geoestratégico en esta región lo comenzó el
vicepresidente Joe Biden cuando en enero de este año se encontró con
los presidentes caribeños. Les advirtió que pronto se acabará el
petróleo barato que Venezuela suministra a los países de la región
(185,000 barriles al día) debido a la inminente caída del régimen de
Maduro. Entonces sería mejor terminar con Petrocaribe en que
participan 17 países de la zona y reorientarse energéticamente hacia
los EEUU a través de la inversión privada norteamericana.

Por eso no es de extrañar que un día antes de la inauguración de la
VII Cumbre de las Américas, Barack Obama estará en Jamaica para
reunirse con los líderes del Caricom (Comunidad del Caribe compuesta
por 15 naciones de la región y dependencias británicas). El propósito
es convencer a sus gobernantes que sería más rentable para sus países
salir del Petrocaribe y reorientarse al gas norteamericano creando un
sistema energético integral junto con los EEUU y posteriormente formar
una zona unificada del comercio y de la seguridad. Resaltará también
en este encuentro los planes para ayudar a Cuba y crear un “genuino
sector privado” presentando esta iniciativa como un “gesto bondadoso
de buena voluntad” de la Casa Blanca. En este punto, deberían
preguntar los cubanos a los rusos el verdadero significado del
“genuino sector privado” que los norteamericanos formaron en aquel
país.

No hay que ser mago para saber que Barack Obama tratará de endulzar a
los dirigentes caribeños con promesas de préstamos generosos y así
ganarse su apoyo en la VII Cumbre, además quiere cambiar las recientes
críticas a su política hostil hacia Venezuela y a la guerra mediática
dirigida por EEUU contra Evo Morales, Cristina Fernández, Rafael
Correa, Dilma Rousseff, Daniel Ortega y en especial contra Nicolás
Maduro.
Es cierto que el tema principal de la reunión será “El Desafío de
Cooperación en Américas” pero también será un foro donde Barack Obama
será advertido sobre el nuevo papel que ha comenzado a ocupar la
propia América Latina en la geopolítica, tanto regional como mundial y
ya no dispuesta a tolerar la injerencia de Washington en su vida
política, económica, social y cultural.

Basta observar la unanimidad con que los miembros de la Unasur (Unión
de Estados Suramericanos), de la Celac (Comunidad de Estados
Latinoamericanos y Caribeños) de la ALBA (Alianza Bolivariana para los
Pueblos de Nuestra América) rechazaron el Decreto Ejecutivo firmado
por Barack Obama el 9 de marzo de este año declarando a Venezuela un
“inminente peligro para la seguridad nacional de Norteamérica”, para
darse cuenta del “cambio de la época” en el continente. Será difícil
para Washington presentar en estas condiciones a Venezuela como su
primer adversario ideológico y su principal enemigo en el continente.

Según el Secretario General de la Unasur, Ernesto Samper, actualmente
cuando han sido impuestas reglas generales en la economía mientras se
mantienen las unilaterales para la política, ya es hora de terminar
con la injerencia porque “ningún país tiene derecho a juzgar la
conducta del otro, imponer sanciones o castigar por su propia cuenta”.
Los países de la Unasur están planificando inclusive replantear las
relaciones con EEUU en esta cumbre. Para Samper “un buen punto de
nueva agenda de relaciones sería que no haya bases militares
norteamericanas en Suramérica”.

Teniendo en cuenta que actualmente el sistema norteamericano y su
presidente gerente están bajo el dominio del sector militar y de la
seguridad, existen pocas posibilidades para la reducción de las bases
militares norteamericanas, que son 85 en Latinoamérica y el Caribe sin
contar las bases clandestinas. Para Noam Chomsky la política militar
norteamericana está orientada hacia el control de los recursos
energéticos bajo la premisa que, el que los controla estará a cargo de
la economía regional o mundial. Las reservas potenciales venezolanas
de petróleo solamente en la Faja de Orinoco son alrededor de 600 mil
millones de barriles, como lo afirmó hace poco el presidente de la
Comisión Permanente de la Energía y Petróleo de la Asamblea Nacional
de Venezuela, Fernando Soto Rojas. Esta riqueza no podría ser
desapercibida o no anhelada por Washington y de allí vienen las
acusaciones contra este país y la edificación de bases militares
alrededor.
También se discutirán en esta cumbre temas de inclusión social, de la
reducción de las asimetrías y de la pobreza ofreciendo Barack Obama
las recetas de neoliberalismo y las promesas de cooperación en estas
áreas. Pero todo quedará en frases porque ni el mismo Estados Unidos
puede salvar su economía con las recetas neoliberales, pues a pesar de
todos los pronósticos optimistas, de acuerdo a la publicación
“International Forecaster”, no hay recuperación económica en
Norteamérica ocho años después de desinflarse la burbuja inmobiliaria
y la bancarrota de Lehman Brothers. El optimismo es a base de la
manipulación de mercados y los datos de crecimiento del Producto
Interior Bruto.

El neoliberalismo económico que tanto propaga Washington ha sido
durante los últimos 30 años, un simple instrumento esencial de la
hegemonía de EEUU en la etapa de la globalización. Todo esto tendrían
que tomar en cuenta los líderes de Latinoamérica y del Caribe durante
la VII Cumbre de las Américas. El neoliberalismo es el principal
obstáculo para la integración y la prosperidad en el continente porque
es el sostén principal de la hegemonía norteamericana. Solamente
desprendiéndose de este modelo podrá salir adelante América Latina.

Como decía Bertolt Brecht (1898-1956), “cuando la hipocresía comienza
a ser de muy mala calidad, es hora de comenzar a decir la verdad”.
Fuente: http://mundo.sputniknews.com/firmas/20150402/1036005617.html#ixzz3WC1AAhGK

Declaración de la Cumbre Extraordinaria de Jefes de Estado y de Gobierno del ALBA-TCP

raul-castro-miraflores-2-580x348

Este martes, la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (Alba) reiteró su respaldo a Venezuela ante las recientes sanciones de EE UU contra el gobierno de Nicolás Maduro y la declaratoria de Barack Obama que señala a la nación sudamericana como una “amenaza” para su seguridad nacional. Foto: EFE

Declaración de la Cumbre Extraordinaria de Jefes de Estado y de Gobierno de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América – Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA – TCP)

Nosotros, los Jefes de Estado y de Gobierno, representantes de los países miembros del ALBA, reunidos el 17 de marzo de 2015 en Caracas, República Bolivariana de Venezuela, declaramos:

  1. Nuestro rechazo a la Orden Ejecutiva emitida el 9 de marzo de 2015 por el Gobierno de Estados Unidos de América, sobre la base de que esta Orden Ejecutiva es injustificada e injusta, que constituye una amenaza de interferencia contra el principio de soberanía y el principio de no intervención en los asuntos internos de los Estados.
    2. Nuestro compromiso con la aplicación del derecho internacional, resolución pacífica de los conflictos y los principios de no intervención y llaman a los gobiernos a actuar en el marco de los principios universales y la carta de las Naciones Unidas, en particular la necesidad y la disposición de los gobiernos de abstenerse del uso de recursos coercitivos unilaterales que violen el derecho internacional.
    3. Nuestra solicitud soberana y sincera al gobierno de Estados Unidos para acoger y establecer el diálogo con el gobierno de la República Bolivariana de Venezuela como alternativa al conflicto y a la confrontación, fundamentada en el respeto permanente de la soberanía y la autodeterminación de los pueblos y los estados-naciones independientes.
    4. Nuestra propuesta de conformar un Grupo de Facilitadores de nuestro hemisferio y sus instituciones (CELAC, UNASUR, ALBA-TCP y CARICOM) para facilitar una diplomacia de compromiso entre los gobiernos de Estados Unidos de América y de la República Bolivariana de Venezuela para aliviar las tensiones y garantizar la resolución amigable.
    En tal sentido, decidimos:
    1. Ratificar nuestro compromiso y apoyo irrestricto con la hermana República Bolivariana de Venezuela, en la búsqueda de los mecanismos de diálogo con el Gobierno de los Estados Unidos, para que cesen las agresiones de este gobierno contra Venezuela.
    2. Reafirmar que América Latina y el Caribe es una Zona de Paz, donde las naciones impulsan procesos de integración y relaciones de amistad, con el fin de seguir garantizando la mayor suma de felicidad para nuestros pueblos.
    3. Enfatizar que la hermana República Bolivariana de Venezuela no representa amenaza para ningún país, siendo una nación solidaria que ha demostrado su voluntad de cooperación con los Pueblos y Gobiernos de toda la región, convirtiéndose en garantía para la Paz Social y la estabilidad en nuestro continente.
    4. Exigir al Gobierno de los Estados Unidos que cese de inmediato el hostigamiento y agresión contra el Gobierno y pueblo venezolanos, por cuanto dicha política alienta la desestabilización y uso de la violencia por parte de sectores de la oposición venezolana.
    5. Resaltar que la Orden Ejecutiva aprobada por el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, desconoce flagrantemente la “Declaración de Solidaridad y Respaldo a la Institucionalidad Democrática, al Diálogo y la Paz en la República Bolivariana de Venezuela” aprobada por el Consejo Permanente de la OEA el 7 marzo de 2014.
    6. Denunciar la feroz campaña mediática internacional contra la hermana República Bolivariana de Venezuela y su gobierno, encaminada a desacreditar la Revolución Bolivariana, intentando crear las condiciones para una intervención de mayor escala y ajena a la solución pacífica de las diferencias.
    7. Reiterar el más firme respaldo al gobierno democráticamente electo y legítimo de la presidenta de la hermana República Federativa del Brasil, Dilma Rousseff, contribuyendo al fortalecimiento y consolidación de los valores y principios democráticos, de la libertad y solidaridad en Nuestra América.
    8. Manifestar las más profundas palabras de solidaridad y apoyo con la Presidenta de la República Argentina, Cristina Fernández de Kirchner y demás funcionarios de su gobierno, quienes están siendo sometidos a una campaña de desprestigio personal e institucional por parte de sectores de la derecha política y mediática de su país, a la vez de ser agredidos por los fondos buitres y el capital financiero internacional.
    9. Saludar el diálogo constructivo sostenido en la XX Reunión de la Asociación de Estados del Caribe (AEC), realizada en Antigua-Guatemala el pasado 10 de marzo de 2015, acerca de la desproporcionada Orden Ejecutiva firmada por el Presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, contra la República Bolivariana de Venezuela.
    10. Instruir a los Embajadores de los países miembros del ALBA – TCP en todo el Mundo, a desarrollar una campaña de información y difusión, acerca de la verdad sobre lo que ocurre en Venezuela, y las amenazas que sobre ella y la región se ciernen.
    11. Exhortar a los movimientos sociales, obreros, estudiantes, campesinos, indígenas, mujeres, a movilizarse de manera permanente y a mantenerse en vigilia para informar al Mundo entero y a los Pueblos de nuestra América, que Venezuela y el Gobierno legítimo del Presidente Constitucional, Nicolás Maduro, no están solos y que los Pueblos del Mundo rechazan de manera categórica esta nueva intervención imperial en la Patria grande, cuyas consecuencias pueden ser nefastas para la Paz y la estabilidad de la región.
    12. Reafirmar que el ALBA-TCP continuará promoviendo la unidad, integración, solidaridad, convivencia pacífica como expresión del ideal y compromiso latinoamericano y caribeño por la construcción de una región y un mundo de paz, como base fundamental para consolidar las relaciones entre los pueblos.
    Además, declaramos y reiteramos, en el contexto de un compromiso eficaz de no confrontación, nuestro respaldo a la “Carta al Pueblo de los Estados Unidos de América: Venezuela no es una amenaza”, emitida por el Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela, en particular en lo que se refiere a los siguientes aspectos:
    a) El compromiso de Venezuela con la libertad, la independencia y el multilateralismo.
    b) La creencia fundamental de Venezuela en la paz, la soberanía nacional y el derecho internacional.
    c) La realidad de Venezuela como una sociedad abierta y democrática de acuerdo a su Constitución y las aspiraciones de su pueblo.
    d) La amistad de larga data de Venezuela con el pueblo de Estados Unidos.
    e) La acción falsa e injusta, unilateral y desproporcionada en los términos de la Orden Ejecutiva del Gobierno de Estados Unidos de América mediante la cual se declara a Venezuela como una amenaza a la seguridad nacional de Estados Unidos de América.
    f) La declaración por parte de Venezuela del carácter sagrado de su soberanía.
    En consecuencia, nosotros, los líderes del ALBA-TCP, nos solidarizamos con Venezuela. Conocemos nuestras libertades fundamentales y hacemos valer nuestros derechos. Respaldamos inequívocamente a Venezuela en la defensa de su soberanía e independencia y el hecho de que lo haga de pie y no de rodillas.
    En este sentido, solicitamos al Gobierno de Estados Unidos de América, y específicamente al Presidente, Barack Obama, derogar la Orden Ejecutiva aprobada el 9 de marzo de 2015, por cuanto constituye una amenaza a la soberanía y una intervención en los asuntos internos de la República Bolivariana de Venezuela.
  2. Adoptada en la ciudad de Caracas, República Bolivariana de Venezuela, el 17 de marzo del 2015.

Así es Obama cuando se enoja

obama

En la intimidad del presidente. Su ex asistente personal revela un costado oculto del jefe de la Casa Blanca.

Tomado de Clarín, de Argentina

¿Qué pasa cuando el presidente de la primera potencia del mundo se enoja? Silencio inquietante, parece que todo va a explotar. Al menos así lo revela el hombre de más confianza de Barack Obama, esa persona que está siempre a su lado, atento a todo lo que él precisa día y noche. El que lo asistió desde que el presidente estadounidense era precandidato en 2007.

Se trata de Reggie Love, un ex basquetbolista de la Universidad de Duke que fue mano derecha de Obama por 5 años y ha cruzado el país con él como candidato, organizándole y sirviéndole las comidas, llevando su equipaje, comprándole ropa, desafiándolo al basquet o incluso cuidando a sus hijas Malia y Sasha. Love acaba de publicar sus memorias, “Power Forward: My Presidential Education”, donde describe un costado poco conocido del presidente: qué pasa cuando se enoja.

Muy pocas veces Obama se exaspera en público. Una vez se enojó con un periodista que lo interrumpió durante un mensaje en los jardines de la Casa Blanca para criticarlo por su política migratoria. “Espere que termine de hablar, no me gusta que me interrumpan”, le dijo con vehemencia. Pero luego, cuando finalizó, le respondió al reportero lo que quería saber.

Pero poco se sabe del Obama en la intimidad. Love, que acompañó al candidato en la campaña, “cuando nadie creía en él”, relata que una vez, en medio de un vuelo, se dio cuenta de que se había olvidado la valija de Obama. “Me agarró un ataque de pánico”, escribe Love. “Yo rezaba, quería tener tiempo para poder encontrar la valija y que por un milagro la pudiera traer de vuelta antes de que él se diera cuenta de que había desaparecido”. Love pudo contactar a un asesor de campaña que avisó al servicio secreto de la valija perdida. Con el mayor sigilo el equipo pudo finalmente hallarla y enviarla a la ciudad donde estaba el candidato que había ido a debatir con sus rivales de la campaña. “Cuando llegó la valija, yo estaba muy aliviado porque ya estaba a punto de resolver el problema, pero fue justo en ese momento cuando Obama se dio vuelta y me dijo: “¿Hey Reg, donde está mi valija?””.

“Está en camino”, respondió Love. “¿Qué significa que está en camino?”, replicó Obama. “Viene de Florida”. “Dejaste mi valija en Florida”, dijo lentamente Obama. Y luego vino lo que Love describe como lo peor de hacer enojar al presidente: el silencio.

“El silencio te hace sentir peor que si te hubieran reprendido”, escribe Love. Obama no le habló más en todo el viaje. “Pensé que estaba despedido, pensé que en cualquier momento él rompería la tensión y me gritaría”. Pero no: una vez que llegaron a la oficina del campaña, Obama pidió una habitación privada para poder hablar con él. Con voz “calma y firme”, Obama comenzó: “Escuchame Reggie, creo que sos un gran muchacho. Pero (hizo una larga pausa) si no podés hacer este trabajo puedo conseguir a otra persona que lo haga. Tu tienes un trabajo y si yo tengo que ocuparme de eso también, entonces no me estás facilitando que yo haga mi trabajo. Trabajemos juntos, Reggie. Ayudame a hacer mi trabajo”. Se levantó y se fue.

Otro día Love agendó demasiadas actividades de campaña juntas en pocas horas. “Obama se dio vuelta y entre dientes me dijo: “Reggie esto es un lío”. Y su mano derecha, en una jornada de gran cansancio y estrés, le replicó al candidato: “Bueno, si no te hubieras demorado tanto en el almuerzo, no hubieran habido problemas”.

“El aire se volvió denso”, cuenta Love en sus memorias. “Fue como una calma inquietante antes de que un tornado arrasara y levantara toda tu casa. Nadie decía nada”. Según Love, Obama ni lo miró, se dirigió a otro asesor y le dijo: “Marvin, hablá vos con Reggie porque yo no estoy teniendo esta conversación con él”.

Love también cuenta que Obama es muy meticuloso con su comida y prefiere alimentos lo más saludable posibles cuando está en el ajetreo de campaña. En general prefiere pollo o pescado grillado, sandwiches o ensaladas. “Pero a veces quiere algo específico” y cuenta que una vez pidió “taquitos” y se enojó porque no pudo conseguirlos. “Son los únicos 30 minutos que tengo para mí y ahora ni siquiera puedo disfrutar mi comida”, le dijo.

Agresividad de EE.UU pone en trance Cumbre de las Américas

83c9f78438500d6bf967a17ec0f4955b

Por Patricio Montesinos

Rebelión 

La actuación agresiva del régimen estadounidense del presidente Barack Obama hacia varios países latinoamericanos, y especialmente contra Venezuela, pone en trance la celebración de la Cumbre de las Américas, prevista para abril venidero en Panamá.

A juicio de analistas políticos, las nuevas sanciones anunciadas este lunes por Washington a Caracas, y el hecho de que Obama declaró que la situación venezolana “es un alto riesgo”, y constituye una “emergencia nacional” para Estados Unidos, disparó todas las alarmas en la Patria Grande.

Tales afirmaciones del inquilino de la Casa Blanca son verdaderamente amenazantes, y suben de tono la escalada que protagoniza contra el gobierno constitucional del presidente Nicolás Maduro.

Esa conducta bravucona de Washington ensombrece sin duda alguna la realización de la Cumbre de las Américas porque no es posible reunir a los mandatarios de Latinoamérica en Panamá en medio de tanta virulencia, acorde con los mismo expertos.

Los ataques de Estados Unidos contra Venezuela son cada vez más altisonantes, y es necesaria una respuesta contundente en bloque de las naciones soberanas, independientes e integradoras de la Patria Grande, para evitar a tiempo una eventual contienda bélica.

No es un secreto que el Pentágono quiere hacer de América Latina y el Caribe otro escenario de guerra con el propósito de impedir su anhelada unidad, y tratar de recuperar el dominio que ha perdido en la región que se extiende desde el Rio Bravo hasta la Patagonia.

Washington está enloquecido por su cada vez menos influencia en Latinoamérica, y ve en Venezuela la primera ficha que hay que tumbar para crear un efecto dominó que derrumbe o al menos debilite a varios gobiernos progresistas, como los de Ecuador, Bolivia, Argentina, Brasil, entre otros, a los que considera “desobedientes”.

En esos países, Estados Unidos protagoniza al mismo tiempo acciones subversivas con el apoyo de la prensa y la derecha conservadora, mientras incrementa su presencia militar en otros como Perú, al que califica de “aliado fiel”.

Es conocido que la Casa Blanca, por medio de algunos “aliados fieles”, ha estado presionando para que en la Cumbre de las Américas de Panamá no sea molestado el presidente Obama, y tiene todo un plan estructurado para esa cita con mercenarios integrados en organizaciones contrarrevolucionarias, según revelaciones hechas en las últimas horas.

Con esos truenos y la manifiesta agresividad de Washington las interrogantes entonces son: ¿Servirá de algo el cónclave de Panamá? ¿Hay necesidad de reunirse con un país que no ha dejado en toda su historia de intentar imponer su dominio en la Patria Grande?

Las respuestas se las dejo a los lectores.

 

El rearme de Obama

«ANTE NUESTRA MIRADA»

obama

El rearme de Obama

Por Thierry Meyssan

IMG_6899

Intelectual francés, presidente-fundador de la Red Voltaire y de la conferencia Axis for Peace. Sus análisis sobre política exterior se publican en la prensa árabe, latinoamericana y rusa. Última obra publicada en español: La gran impostura II. Manipulación y desinformación en los medios de comunicación (Monte Ávila Editores, 2008).

Red Voltaire

Mientras la prensa atlantista saluda la nueva Doctrina de Seguridad Nacional de Estados Unidos como una voluntad de recurrir primero a las vías no militares para la solución de conflictos, Thierry Meyssan ve en esa doctrina una profesión de fe imperialista así como una declaración de guerra al resto del mundo. Nuestros lectores podrán comprobar quién tiene la razón al consultar por sí mismos el documento original, disponible para su descarga al final de este artículo, en. http://www.voltairenet.org/article186682.html

El presidente Obama acaba de hacer pública su Doctrina de Seguridad Nacional (National Security Strategy), documento que expresa las ambiciones de su país y cuya publicación se hizo esperar por largo tiempo. Recurriendo a la jerga tradicional de los peores politiqueros, Obama define en esa doctrina su propia visión del imperialismo. ¿Cómo interpretarla?

A— Los 8 obstáculos que enfrenta la dominación imperial

El primer obstáculo es la reducción del gasto militar. «La fuerza no es la primera opción de Estados Unidos» pero a veces es necesario optar por ella, lo cual implicaría que ese país tiene que conservar su aplastante superioridad militar [el presupuesto militar de Estados Unidos es superior a la suma de los presupuestos militares de todos los demás países del mundo] y debe renunciar a tratar de economizar dinero en ese aspecto.

El segundo obstáculo es el peligro de rebelión armada interna. Desde los atentados del 11 de septiembre de 2001, el miedo al terrorismo permitió fortalecer la vigilancia sobre la ciudadanía. La «Patriot Act» ha «protegido a personas vulnerables de ciertas ideologías extremistas que hubiesen podido llevarlas a [realizar] acciones en suelo» estadounidense.

El tercero es el terrorismo transnacional que Estados Unidos creó y que ahora se ve constantemente obligado a tratar de controlar. Como medio de evitar que la lucha contra ese obstáculo sea utilizada como pretexto para ajustes de cuentas internos, ese combate tendrá que desarrollarse en el marco de un riguroso respeto de las leyes estadounidenses [no del derecho internacional que interpreta el hecho de orquestar el terrorismo como un crimen internacional].

El cuarto obstáculo es la recuperación del poderío ruso y adicionalmente las provocaciones de la República Popular Democrática de Corea, designada como Corea del Norte para que la gente recuerde que Estados Unidos no ha podido vencerla y que bien pudiera reanudar la guerra contra ese país.

El quinto es el posible acceso de nuevos Estados al rango de potencia nuclear, lo cual los pondría en condiciones de oponer resistencia a los designios de Washington. Cuando se aborda este tema, la opinión pública internacional piensa en Irán. Pero el presidente Obama está pensando en Corea. Y poco importa que el actual ocupante de la Casa Blanca nunca haya respetado sus promesas de desnuclearización, ni que la OTAN le sirva para violar el Tratado de No Proliferación Nuclear firmado por Estados Unidos.

El sexto obstáculo es el cambio climático, que está obligando las poblaciones a emigrar y que, por lo tanto, amenaza elstatu quo.

El séptimo es el hecho que Estados Unidos está perdiendo el control exclusivo que venía ejerciendo sobre los espacios comunes. 
Primeramente, el ciberespacio: por ser propietario de internet y disponer a la vez de un gigantesco sistema de escuchas ilegales, Estados Unidos no previó que alguien pudiera llegar a utilizar ese modo de comunicación para escapar al pago de patentes, derechos de autor y derechos sobre las marcas, que hoy constituyen su primera fuente de ingresos. 
Viene después el espacio exterior: Estados Unidos respalda el proyecto europeo de Código de Conducta sobre las Actividades Espaciales, lo cual es una vía para escapar al proyecto ruso-chino de Tratado de Prohibición de Instalación de Armas en el Espacio
Y, para terminar, el espacio aéreo y el mar: Desde la aprobación de la Carta del Atlántico, Estados Unidos y el Reino Unido se autoproclamaron policía del aire y de los mares, garantizando la libre circulación de las mercancías y extendiendo así su talasocracia.

El octavo obstáculo es el riesgo de aparición de una epidemia: Desde hace un año, Estados Unidos instauró, con una treintena de aliados, la Global Health Security Agenda que tiene como objetivos detectar y contener las epidemias así como responder al bioterrorismo.

B— Los objetivos económicos

El primero es garantizar trabajo a los estadounidenses, no para que gocen de un mejor nivel de vida sino para que garanticen el poderío económico del país.

En segundo lugar, Estados Unidos está ante un problema de seguridad energética, no porque tenga problemas de aprovisionamiento –hoy por hoy dispone de más petróleo del que necesita, gracias al petróleo mexicano cuyo control ha logrado discretamente– sino porque Rusia pretende seguir el ejemplo estadounidense haciéndose del control del mercado mundial del gas.

El tercer objetivo es que, en lo adelante, el liderazgo estadounidense en materia de ciencia y tecnología no debe depender de la inmigración de cerebros, que tiende a disminuir, sino del sistema escolar nacional estadounidense.

El cuarto objetivo es que el nuevo orden económico haga de Estados Unidos el primer destino de la inversión a nivel mundial. Eso significa que todos los llamados a estimular la inversión aquí y allá serán, en lo adelante, puramente formales.

Quinto y último, Estados Unidos debe utilizar la pobreza extrema existente en el mundo para imponer el consumo de sus propios productos.

C— La ideología

Estados Unidos es un país irreprochable en materia de «Derechos Humanos», que deben interpretarse en el sentido anglosajón, o sea como la protección del individuo ante la arbitrariedad de los Estados. Pero habrá que evitar que se imponga la concepción de la Revolución Francesa, donde los revolucionarios consideraban que el primer «Derecho del Hombre y del Ciudadano» no era el derecho a elegir sus dirigentes entre los miembros de las élites sino el derecho a ser su propio dirigente.

La administración Obama puso fin al uso de la tortura y garantizó los derechos de los prisioneros que tenía en su poder. Poco importa que los hombres de la CIA que utilizaron a los prisioneros como conejillos de Indias no hayan sido juzgados por sus crímenes, o que no se haya realizado ninguna investigación para determinar por qué 80 000 personas estuvieron ilegalmente detenidas en aguas internacionales a bordo de barcos de la marina de guerra estadounidense en tiempos de la administración Bush. También nos piden que creamos que la NSA [1] no recoge información para reprimir las opiniones políticas. También tendríamos que creer que la NSA no transmite esa información al Advocacy Center para favorecer a las empresas estadounidenses en los procesos de licitaciones internacionales.

Estados Unidos defiende principios universales, como la libertad de expresión (menos la de las televisiones de Serbia, Irak, Libia y Siria destruidas por órdenes de Washington), la libertad de culto (pero no la libertad de conciencia) y la libertad de reunión, la libertad de elegir a los líderes democráticamente (menos en el caso del 88% de electores sirios que votó por Bachar al-Assad) y el derecho a un juicio justo y a un sistema judicial imparcial (claro, únicamente en materia de derecho penal y en países que no sean Estados Unidos). También defiende las comunidades más vulnerables, como las minorías étnicas y religiosas (pero no a los yazidíes, ni a los católicos y cristianos ortodoxos del Medio Oriente), como los discapacitados, los homosexuales, lesbianas y transexuales (en definitiva eso no cuesta nada), las personas desplazadas (menos los mexicanos que tratan de cruzar la frontera estadounidense) y los trabajadores emigrantes.

Estados Unidos apoya las democracias emergentes, sobre todo desde que comenzaron las primaveras árabes. Por eso apoyó la revolución de al-Qaeda contra la Yamahiria Árabe Libia y sigue apoyando a esa nebulosa terrorista en contra de la República Árabe Siria.

Estados Unidos lucha también contra la corrupción seguro de que nadie puede criticarlo ya que los miembros del Congreso estadounidense no reciben dinero a escondidas para que voten a favor o en contra de tal o mas cual proyecto sino que declaran esas sumas en un registro.

Estados Unidos seguirá financiando asociaciones en el exterior y escogiendo sus interlocutores para poder maquillar los golpes de Estados que orquesta como «revoluciones de colores».

Estados Unidos se empeñará además en prevenir las masacres (pero no en evitar cometerlas, como sucedió con los 160 000 libios a los que bombardeó cuando recibió un mandato para protegerlos). Para ello apoyará la Corte Penal Internacional (a condición de que no persiga a ningún funcionario estadounidense).

D— El Nuevo Orden regional

Extremo Oriente: Aunque China está compitiendo con Estados Unidos, este último evitará el enfrentamiento y «tratará de desarrollar una relación constructiva» con Pekín. Sin embargo, como siempre hay que ser prudente, también seguirá desplazando sus tropas hacia el Extremo Oriente y preparándose para la guerra mundial.

Europa: Estados Unidos seguirá apoyando la Unión Europea que impuso a los pueblos europeos y que es su principal cliente. Tampoco dejará de utilizar a la Unión Europea, su «socio indispensable», en contra de Rusia.

Medio Oriente: Estados Unidos garantiza la supervivencia de la colonia judía en Palestina. Para ello seguirán dotándola de una importantísima ventaja tecnológica militar. Y sobre todo seguirá construyendo una alianza militar entre Israel, Jordania y las monarquías del Golfo encabezadas por Arabia Saudita, enterrando así definitivamente el mito del conflicto israelo-árabe.

África: Estados Unidos subvencionará «jóvenes líderes» y los ayudará a ser electos «democráticamente».

Latinoamérica: Estados Unidos luchara por la democracia en Venezuela y Cuba, países que se obstinan en resistirse a Washington.

E— Conclusión

Concluyendo su exposición, el presidente Obama subraya que ese programa sólo podrá cumplirse restaurando la cooperación entre republicanos y demócratas, lo cual es una manera de recordar su propio proyecto de aumento de los gastos militares.

Para entender la nueva Doctrina de Seguridad Nacional hay que situarla en su contexto. En 2010, el presidente Obama había abandonado la teoría de la «guerra preventiva», o sea el derecho del más fuerte a asesinar a quién mejor le parezca. Ahora abandona el proyecto de «rediseño del Medio Oriente ampliado». Teniendo en cuenta los objetivos anteriormente enunciados, podemos concluir que Estados Unidos empujará el Emirato Islámico hacia Rusia, que finalmente no reconocerá la independencia del Kurdistán iraquí y que pondrá la seguridad de Israel en manos de Jordania y Arabia Saudita en vez de confiarla a Rusia, como había proyectado hacerlo en 2012.

La Doctrina Obama pasará a la historia como el reconocimiento de un fracaso y el anuncio de una catástrofe: Washington abandona su proyecto de reorganización militar y opta nuevamente por el desarrollo de sus ejércitos. Durante los 70 últimos años, el presupuesto militar estadounidense ha estado en constante aumento, con excepción del periodo 1991-1995, cuando Washington creyó poder conquistar el mundo sólo a través de los mecanismos económicos, y en 2013-2014, cuando Estados Unidos tomó conciencia de su desorganización. En efecto, desde hace años, mientras más dinero dedican a sus fuerzas armadas peor funcionan estas. Pero nadie logra reformar el sistema. No pudo hacerlo Donald Rumsfeld ni tampoco lo ha logrado Chuck Hagel.

Así que habrá que seguir alimentando el monstruo, tanto en el plano presupuestario como inventando guerras para mantenerlo ocupado.