DEVUELTO UN CÓNDOR A LOS CIELOS.

f1f3916568dcf7d47618b18ab5c86234

Hace casi doce meses el ave, típica de las altas cumbres andinas, fue encontrada impactada por numerosos perdigones de escopeta que la dejaron al borde de la muerte. Curado y rehabilitado por una fundación ecologista, fue devuelto a los cielos y cumbres que solía habitar en la cordillera de Los Andes por la Fundación que preside Luis Jacome -también encargado del Programa argentino de Conservación del Cóndor Andino..
.  Son consideradas sagradas por los pueblos originarios. Bautizado Luracatao, nombre del pueblo donde fue hallado y atravesó un largo proceso de recuperación fue devuelto a su hábitat natural en el departamento Molinos, provincia de Salta, norte de Argentina, a unos 1.600 kilómetros de Buenos Aires, donde se realizó la emotiva ceremonia. Minutos después, otro cóndor se sumó al vuelo circular, ritual habitual de estas aves en el cielo.

En el lugar, escuelas de la zona realizaron números artísticos con danzas típicas andinas. Luego, referentes de pueblos originarios realizaron la tradicional ceremonia de la Pachamama, que culminó con la liberación del cóndor, que levantó su vuelo ante la mirada de un centenar de personas que se dieron cita en el lugar, según descripciones del diario La Gazeta de Salta.
¿Acaso era su pareja?, difícil,  ya que el cóndor es un animal monógamo.
“Es el cóndor 161 que liberamos de los 191 que fueron rescatados”, explicó Jacome “Algunos ejemplares no logran insertarse nuevamente en su ambiente natural porque fueron muy mal heridos y no se logran recuperar definitivamente”, agregó.
El cóndor andino es un ave carroñera que habita la cordillera de los Andes, cordilleras próximas a ella y las costas adyacentes de los océanos Pacífico y Atlántico.
Es un ave grande y negra, con plumas blancas alrededor del cuello y en partes de las alas que anida entre los 1.000 y 5.000 metros sobre el nivel del mar, generalmente en formaciones rocosas inaccesibles. Posee una tasa de reproducción muy baja, con un huevo cada dos años, aproximadamente, lo que la pone en amenaza. Es una de las aves más longevas, pudiendo alcanzar la edad de 75 años en cautiverio.
Es un símbolo nacional de Bolivia, Perú, Chile, Colombia, Ecuador y tiene un importante rol en el folclore y la mitología de las regiones andinas de Sudamérica.

Fuente: ANSA LATINA

 

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*