American Curios: Sexo, mentiras, corrupción y patriotismo

El autor de este delicioso comentario nos presenta con eficiencia y buenas dosis de ironía y humor una suerte de resumen de las curiosidades de la vida cotidiana de Gringolandia durante los últimos días. ¿Qué fue lo característico? Pues nada del otro jueves: corrupción, sexo, armas, religión y patriotismo. O sea, dice David Brooks, otra semana normal en Estados Unidos, donde en tres de sus estados –Arizona, Georgia y Virginia– se adoptaron leyes que permiten portar armas cargadas en bares, mientras otros  18 estados más permiten armas en restaurantes que sirven alcohol; un gran país en el cual también, según una pesquisa de la Universidad de Indiana, el 85 por ciento de los hombres encuestados afirmaron haber llevado al orgasmo a su pareja recientemente, pero sólo 64 por ciento de las mujeres reportó haber tenido un orgasmo en su más reciente experiencia sexual. ¿Mentirosillos los gringuitos, no? . Y pensar que hay quienes creen que en la serie Spartakus se exagera. Pero USA es la Roma del aquí y el ahora. En fin, que Dios los coja a ellos confesados, y a nosotros, en tanto, ojalá que no llegue a sorprendernos–ni Dios ni los gringos– con la guardia baja.

David Brooks

En diversas entidades estadounidenses se anunció el arresto de varios legisladores y otros altos funcionarios estatales por corrupción. En Nueva York, el ex contralor del estado, Alan Hevesi, se declaró culpable de corrupción por aceptar donaciones de contribuyentes que tenían negocios con el gobierno estatal.

En Alabama cuatro senadores estatales, junto con cabilderos y empresarios, fueron arrestados por agentes federales y acusados de una conspiración en la cual los políticos, a cambio de generosas contribuciones a sus campañas, ofrecieron votar a favor de casinos en su estado. En Puerto Rico, en lo que la FBI declaró la investigación más grande de corrupción policiaca en la historia de la agencia, más de 900 agentes arrestaron a 129 personas, incluidos unos 89 oficiales de policía, acusados de corrupción en servicio del narcotráfico.

Pero eso sí, la lealtad a la bandera es sagrada. Un juez en Misisipi ordenó a todos en su corte ponerse de pie y recitar el juramento de lealtad (pledge of allegiance) a la bandera. Cuando el abogado Danny Lampley, conocido por sus pugnas en favor de la libertad de expresión, rehusó y se mantuvo en silencio, el juez ordenó que fuera encarcelado. Y si jurar lealtad no es suficiente para defenderse de enemigos, siempre hay armas.

Cuatro estados aprobaron recientemente leyes que permiten portar armas ocultas en bares y restaurantes que sirven alcohol. En Tenesi hay 300 mil personas con licencia para portar armas de fuego, y ahora pueden emborracharse bien armadas. Todos los que apoyan las nuevas leyes dicen que son para protección personal, y que ir armado a cualquier lugar público ayuda a mantener la paz.

Meseros, cantineros y otros tienen otra opinión. Arizona, Georgia y Virginia adoptaron leyes que permiten portar armas cargadas en bares, mientras 18 estados más permiten armas en restaurantes que sirven alcohol. Eso sí, ocurren accidentes, como cuando un tipo que vendía cerveza en Virginia se hirió la pierna al descargar su pistola. Seguro habrá muchas ”últimas cenas” en un futuro próximo.

Mientras tanto, justo después de un reciente tiroteo en la Universidad de Texas, el gobernador texano Rick Perry ahora aboga por legalizar armas en las universidades con el argumento de que si otros están armados podrían actuar contra el delincuente. O sea, ahora uno puede ser baleado bebiendo o estudiando. Pero si uno no puede confiar en políticos o policías, y si el patriotismo también está en duda, y si una pistola con balas no es suficiente para salvarse, siempre hay Dios.

Desafortunadamente esta población, que se identifica como profundamente religiosa, resulta ser muy ignorante sobre la fe divina. En una encuesta a 3 mil 400 estadounidenses por investigadores del Foro Pew sobre Religión y Vida Pública un promedio respondió incorrectamente a una serie de preguntas sobre religión, incluyendo la suya. Aún más revelador resulta que quienes obtuvieron las mejores calificaciones sobre su conocimiento de temas religiosos fueron los ateos y agnósticos, seguidos por judíos y mormones.

Entre las preguntas del cuestionario: ¿dónde nació Jesús?, ¿qué es el ramadán?, ¿los escritos de quién provocaron la reforma protestante?, ¿cuál es la religión de la mayoría en Indonesia?, ¿qué figura bíblica encabezó el éxodo de Egipto?, ¿cuál era la fe religiosa de la Madre Teresa? Bueno, si todo lo demás falla, por lo menos existe el paraíso carnal.

Esta semana el país se enfocó en un estudio realizado por la Universidad de Indiana que revela las prácticas sexuales de los estadounidenses, en lo que es el sondeo más extenso sobre el tema desde 1994. Algunos medios resaltaron un solo dato: 85 por ciento de los hombres encuestados afirmaron haber llevado al orgasmo a su pareja recientemente, pero sólo 64 por ciento de las mujeres reportó haber tenido un orgasmo en su más reciente experiencia sexual. O sea, aun tomando en cuenta relaciones homosexuales, alguien está mintiendo, y se concluye que los hombres no son tan viriles como creen.

Entre otros resultados: 40 por ciento de hombres de 17 años reportó haber tenido coito en el último año; resulta que no los adolescentes, sino hombres y mujeres entre 25 y 29 años se masturban más; y la encuesta de casi 6 mil personas de entre 14 y 94 años revela que los estadounidenses emplean por lo menos 41 maneras de satisfacerse sexualmente. El 7 por ciento de mujeres adultas y 8 por ciento de hombres adultos se identificaron como lesbianas, gays o bisexuales (aunque 15 por ciento de hombres de edad media dijeron haber recibido sexo oral de otro hombre en algún momento).Y si en medio de todo esto llega el Apocalipsis, no hay por qué preocuparse.

Costco, el supra mercado (competencia de Wal-Mart) ofrece a la venta un gigantesco paquete de alimento suficiente para un año por sólo 800 dólares. Con 5 mil 11 platillos, uno puede quedarse en la comodidad de su casa para ver por televisión si el mundo se acabó o no. Así, mientras se nutre la desconfianza de políticos y policías, se obliga a jurar lealtad a la bandera, se arma la gente para protegerse entre sí, se busca salvación divina sin saber mucho de lo divino y la panza está satisfecha, por lo menos puede dedicarse a descubrir si hay más de 40 maneras de hacer el amor.

Tomado de TeleSur

Be Sociable, Share!

Un pensamiento en “American Curios: Sexo, mentiras, corrupción y patriotismo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

50 + = 60

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>